Se encuentra usted aquí

¿Hay 'ropa de pobres'? La estúpida y preocupante polémica por un tweet

Una tuitera con el teclado descarrilado ‘acusó’ a una popular marca de ‘ser para pobres’. El chiste, en Colombia, se cuenta solo.
Película The Devil Wears Prada
Película The Devil Wears Prada
Por

Hace unos días, una ‘filósofa’ de a pie se refirió en redes a la ropa de Koaj como ropa “para los pobres que no se quieren ver tan pobres”, hiriendo todas las susceptibilidades, abriendo sin querer lo que para mí podría considerarse un buen tema de conversación y debate: ¿Qué tiene que ver la ropa con el estrato?

Por: María Cometa // @MariaCometa   

Definitivamente nos falta mucho por entender de lo que hay detrás de la moda. Pero más grave que eso: parece que seguimos en las cavernas, pensando que la clase tiene que ver con la plata y que, además, eso nos hace más o menos personas, como quien dice, seguimos pensando como traquetos. Déjenme decirles algo: eso sí que es de pobres (de mente).
 



En primer lugar y sin querer entrar a hacer juicios moralistas frente a lo que no deja de ser un simple tuit de una persona muy desocupada que disfruta la polémica (Por lo que pude ver en su timeline), creo que más que un insulto, esto podríamos considerarlo no solo un halago, sino también un caso exitoso de exposición de marca en redes, que surgió de manera orgánica. Sí, pues creo que lo que @Nicoleox__ quiso decir de manera grosera y pasada de tono, es que Koaj es una marca con precios accesibles, pero con mucho estilo. Como dice la Epa Colombia, que hablen bien o que hablen mal, pero que hablen, no me quiero imaginar la cara del CM cuando se dio cuenta que era tendencia.

Volviendo a la ropa de pobres, es importante resaltar que a lo largo de la historia la moda se ha considerado un lujo al que no todas las personas pueden acceder, algo propio de las élites, pero ya estamos en otro siglo, y con toda la democratización ocasionada con la llegada de la moda rápida, que permitió a todas las clases acceder a propuestas estéticas, todos tenemos la opción de “vernos menos pobres”, como dio a entender nuestra tuitera estrella de la semana. Por eso, a veces, incluso hasta se nos olvida que vivimos en el tercer mundo, en un país mayoritariamente pobre en bienestar y devastadoramente desigual.  

Para mí, sin duda, la apertura en el acceso a nuevas propuestas estéticas es un avance histórico a favor de la moda como fenómeno cultural, lo que sí me parece un gran retroceso es que detrás de las ropas no veamos personas o seres humanos, sino ricos o pobres. ¿Así o más corronchos?

Que existan propuestas de moda actualizadas hechas en Colombia, que generan empleo, impulsan la industria nacional y además ofrecen productos que todos puedan comprar, es para mi un motivo de celebración. Así que más bien démonos la oportunidad de descubrir más lo local y bajémosle al clasismo, ya tenemos suficiente con ser quizás el único país estratificado del mundo y con sufrir las consecuencias de vivir en esta desigualdad angustiante.

Tal vez no sea para tanto, seguramente esto no fue más que un chiste pesado de esos que nos alegraban la vida en la época dorada de twitter por allá en el 2012, cuando todo era risas y diversión, pero de todas formas se refleja una realidad, la forma de pensar de muchos de nosotros, que tal vez no tenemos la osadía de decirlo, pero lo pensamos. O si no, hablemos de las respuestas que recibió Nicole, más clasistas aún. Aquí están mis favoritas:

Como tuitera vieja escuela a la que le encanta montarla por pura y física mamadera de gallo, le manifiesto toda mi solidaridad a @Nicoleox__, quien solo está siendo sincera con lo que piensa y totalmente coherente con la descripción de su bio: “Perra aguardientera”. Creo que tampoco hay que tirarla en una hoguera ni eso nos da derecho a insultarla, mejor pongamos en práctica nuestro modo mas zen, ya que estamos en épocas de paz y cambio, sigamos el ejemplo de cibernautas ejemplares como Astrid:

En conclusión y como buena ñoña fashionista que predica sobre el sentido de la moda que a muy pocos le importa, por favor que de este episodio no resulte otra persona famosa, no sigamos premiando la estupidez y más bien quedémonos al menos con un mensaje: no insistamos en usar la ropa para poner más etiquetas que discriminen en lugar de aprovecharla para deshacernos de ellas, no seamos tan tercermundistas.  

Temas relacionados: