Se encuentra usted aquí

Llegó Papi Boys: moda colombiana que pondrá incómodos a los “machos”

No, no es un nuevo canal de porno gay. Es la nueva marca QUEER colombiana.
Cortesía Papi Boys.
Cortesía Papi Boys.
Por
María Cometa

Entre líneas que se desdibujan cada vez más y nuevas propuestas de moda que buscan deshacerse de las etiquetas, nace en Colombia PAPI BOYS, una marca QUEER que protesta frente a los convencionalismos de género definiendo un punto de encuentro para quienes no creemos en rótulos.

Por: María Cometa // @MariaCometa         

Primero entendamos el término queer porque lo más probable es que aún no tenga idea del significado detrás del sticker más popular de los Instagram Stories por estos días. Básicamente, las letras LGTBI ya no alcanzan para agrupar a todas  aquellas personas que exploran nuevas formas de identidad sexual, por eso el término queer, que nació en el XVI como un insulto hacia los gays, reaparece en nuestra generación para romper con todo tipo de convencionalismos ligados a temas de géneros y como una forma de referirse a todas estas minorías cansadas de tanta discriminación. Cada vez se despierta una conciencia mayor en el mundo sobre la tolerancia y el respeto hacia las minorías, como una reacción ante el surgimiento de tantos grupos extremistas y el despertar del racismo, las supremacías.

Antes de hablar de esta nueva marca de moda colombiana, es justo algo de contexto. Aunque lo queer sea un tema del momento, no se trata de algo nuevo. Entre los 80 y los 90 ya se había explotado el término por organizaciones activistas como Queer Nation que protestaba contra la problemática latente de la epidemia de SIDA; y el movimiento Queercore, fundado por Bruce LaBruce y G.B Jones, que criticaba al movimiento gay y la problemática política sexual del punk para darle un espacio de expresión a otros artistas inconformes.

 

A post shared by P A P I (@papi.boys) on

La misma historia nos dice que queer es algo mucho más grande que una simple tendencia; ahora es el nuevo tema de conversación de Gustavo y Viviana Lozano, los creadores de la marca de ropa PAPI, quienes sirvieron en la mesa a todos aquellos que no le tenemos miedo a la diversidad y estamos listos para desvestirnos de alguna manera. Esta es la moda colombiana, dando un paso adelante.

La realidad es que, con la sociedad de este país que aún es muy machista y retrógrada en muchos aspectos, las voces de la diversidad que se manifiestan al otro lado del mundo apenas hacen eco. Hasta ahora se escucha un “nuevo” discurso de identidades que empieza a retumbar aclamando libertad, en medio del movimiento feminista, la belleza real y otros temas importantes que marcan la tendencia. Es como si la comunidad gay estuviera más decidida que nunca a luchar por un mundo donde quepamos todos y entonces encuentran una nueva bandera más potente que todos los colores del arcoíris juntos: un término para que nadie se quede por fuera.

 

A post shared by P A P I (@papi.boys) on

PAPI se inspira en los Club Kids, aquél grupo famoso por alterar las noches de Nueva York con sus trajes excéntricos y su actitud extravagante, que propuso un estilo osado y fantasioso con sus prendas. El “sexyness”, la lujuria y el humor son otros requisitos para que una prenda sea PAPI. La autoburla que busca incomodar también hace de esta nueva propuesta de moda algo verdaderamente auténtico y, aunque está especialmente dirigida a hombres, es una marca abierta e incluyente que nos invita a todas las personas a ser libres y a expresarnos sin prejuicios. La marca se lanzó al agua con su tienda online papiboys.com con envíos a todo el país y una tienda física en Bogotá debajo de Armando Records (calle 85 arriba de la 15).

A nivel local ya se notan posturas y grupos de club kids, y hay todo un surgimiento de nuevos personajes, parches y marcas como Mis amigas drag que se autodenominan como una hermandad de hombres en pelucas; el fascinante performance de Hellvira y las diabólicas que, al igual que PAPI, también protesta y se toma la vida nocturna bogotana; la puesta en escena de Daniel Mecklar, vocalista de la banda paisa Popstitute, con un performance muy queer; marcas de ropa haciendo colecciones sin género como KTTN que colabora junto a PAPI; y nuevos modelos andróginos como Dave Castiblanco tomándose los escenarios. Esto es sencillamente genial porque no existe algo más maravilloso que un grupo de seres humanos empezando cualquier tipo de revolución.  

¿Qué sigue? Ver qué tan preparados estamos para abrirle un espacio en nuestros closets a prendas de vestir tan poderosas. Se nos está haciendo tarde para disfrutar la moda como una respuesta cultural frente a tanto dramatismo innecesario (la homofobia). Muero de ganas por ver a todos los hombres creativos y a los no tan creativos, bien seguros de su sexualidad y con los pantalones bien puestos para atreverse a usar ropa divertida como la de PAPI. Mientras tanto celebramos el nacimiento de marcas retadoras como esta en la moda colombiana y esperamos con ansias a que llegue una de nuestras prendas favoritas de esta primera colección, la camiseta “Gaycci”, para vestirla con orgullo como miembro de este nuevo club de fashionistas empoderados que se cansaron de tantas etiquetas que sobran.

 

A post shared by P A P I (@papi.boys) on

Ya pueden pasar a manteles en @Papi.boys, la cena está servida.

 

 

Temas relacionados: