Se encuentra usted aquí

Los secretos de PlayGround para ganarse la fidelidad de sus seguidores

En la lucha encarnizada por las audiencias digitales en un universo en el que reinan las redes sociales, Playground ha logrado construir su propio camino.
Movimiento Clic.
Movimiento Clic.
Por
Luis Fernando Mayolo

En la lucha encarnizada por las audiencias digitales, en un universo en el que reinan a sus anchas las redes sociales y en el que todos los días los productores de contenido evalúan cómo aprovecharlas sin vender el alma al Diablo, hay casos como los de Playground que logran hacer conexión con el público siendo fieles a su propio estilo de contar las historias y con una rigurosidad mucho más profunda que la miles de entusiastas que han encontrado un espacio debido a la democratización de la información.

Gracias a ello Playground se ha posicionado como el primer medio en español en video multiplataforma y uno de los 15 más importantes del planeta.

Hablamos con Antonio Rodriguez, editor de Playground, justo antes de su visita a Colombia para sumarse a las charlas de Movimiento Clic, el Congreso Latinoamericano de Innovación y Creatividad, que se realizará en Bogotá el 1 y 2 de junio. 

Shock (S): Las redes sociales son en este momento la manera más efectiva de llevarle sus contenidos a su audiencia ¿Cómo condiciona su estrategia periodística? ¿Cuáles son las limitaciones y bondades y cómo replantea el oficio?
 
Antonio Rodriguez (A): La mala noticia del contexto actual es que el grueso de la publicidad digital está en manos de dos grandes marcas: Facebook y Google, lo que fácilmente puede condicionar e incluso comprometer la estrategia periodística de muchos medios. La buena noticia es que en ese contexto hemos visto muchos casos de medios interesantes que han podido llegar a una gran audiencia sirviéndose de esas herramientas. Creo que es el caso de PlayGround. En el fondo, las redes sociales son el río por el que fluye el grueso de la información hoy: nuestro objetivo es saber leer las corrientes para poder navegar hacia donde verdaderamente queremos. 
 
S: Ustedes han logrado posicionar en redes sociales una forma de contar historias, ¿Cuál era el propósito en los inicios y cómo ha sido su evolución?
 
A: El video, como el texto, se trata de una herramienta a través de la cual difundir historias. Ocurre que Facebook apostó mucho por este formato y nosotros vimos ahí una posibilidad para llegar a grandes audiencias. Si al principio trabajábamos mucho a partir del material suministrado por agencias, con el tiempo hemos conseguido aumentar la producción propia de los contenidos y la extensión de los mismos. Digamos que ahora podemos hacer obras más elaboradas y más propias. 
 
S: ¿Quiénes son las mentes detrás de Playground? ¿Cómo está organizado el equipo creativo?
 
A: Actualmente en PlayGround  trabajamos alrededor de 150 personas procedentes de distintos sitios, sensibilidades y formaciones: en PG hay escritores, publicistas, perfiles procedentes del mundo digital, realizadores, periodistas, etc.
 
S: El mundo del entretenimiento por momentos parece consumir todo lo que hacemos ¿Cuál es la estrategia para que otros tipos de contenido tengan éxito en su plataforma?
 
A: Conseguir buenas historias: hacerlo no siempre es fácil, pero una cosa que tenemos clara es que si una historia es buena, permeará a mucha gente. 
 
S: ¿Cuáles son los contenidos más vistos de PlayGround? ¿A qué sienten que le responde más su audiencia?
 
A: En ocasiones vienen dados por la actualidad diaria y en otras por la singularidad de la propuesta. Lo que sí está muy presente en casi todos esos contenidos es la mezcla de ideas y emociones, ya que se trata de relatos que consiguen incentivar la parte intelectual y emocional de la audiencia.  
 
S: En el mundo digital todo es medible, pero hay que hacer un trabajo juicioso para ganarse la fidelidad de los seguidores y uno más complejo para identificar sus intereses ¿Cuál es su estrategia?

A: Prescindir de un modelo comunicativo vertical, en el que el medio habla a la audiencia sin esperar respuesta, y establecer una comunicación compartida, en la que el medio escucha la audiencia.  

Temas relacionados: