Se encuentra usted aquí

Shock desde los MTV Video Music Awards 2013 en Brooklyn

Por
Redacción Shock
Lo que pasó en el Puente de Brooklyn, perfectamente ambientado en el Barclays Center, se veía venir desde el tapete rojo. 

Gaga llegó con la peluca negra, mal puesta, entró por donde no tocaba y le dio dos vueltas a la alfombra, se veía nerviosa; aunque su primer sencillo suena bien y la apuesta creativa es valida, el opening se vio forzado y sus atributos rítmicos la pusieron en aprietos restandole fluidez al show. 

Aunque las camaras cerraban los planos, se fue quedando entre el acelere de cambiar de look y hacer perfecta la coreografía. 

Y el pie siguió a fondo en el acelerador por quien la relevó en el escenario. Miley Cyrus caminaba ansiosa por los pasillos del lugar, sonreía, saludaba pero no hizo pausas; iba y venía como con algo entre manos y ¡Claro! reventó en tarima; armó fiesta en una especie de juguetería colmada de osos, osos mal disfrazados por cierto. Hizo un tipo de  improvisación basada en una mano de goma y en su poder de seducción descontrolada con la que se recibió a Robin Thicke y la canción por excelencia del verano 2013 "Blurred lines", que aunque lleva 18 semanas en el hot 100 de la revista Billboard y lidera en los listados de radio y ventas en Itunes, el premio fue para los britanicos de One Direction por "Best song ever". 

Pasemos al número mas largo en la historia de los VMA. Justin tuvo 4 ensayos el sabado y durante el momento estelar de las "celebrities" en su ingreso al lugar, él seguía repasando para no fallar en el intento de hacer memorable su regreso a la ceremonia.  Lo que pasó con él es el resultado de una buena suma de horas volando y perfeccionando su arte. Chequeó una a una las tareas que se impuso y cumplió la cuota de baile, piano, canto y éxitos. Le dio gusto a las chicas, a las fans mas antiguas, invitando sus amigos de NSYNC para compartir el buen momento por el que esta pasando. Luego de recoger el primero de sus premios entró por unos segundos a la sala de prensa, reaccionó como si algo se le hubiera quedado en el camino, se dio la vuelta y en cuestión de minutos regreso con la banda completa, con los 4 amigos con los que empezó su historia.
 
De las seis categorías en las que aparecía, Justin se llevó el premio a mejor video del año con "Mirrors" , con el que también ganó a mejor edición, ademas de mejor dirección que se llevó por su dueto con Jay-Z en "Suite & Tie" .

Otro que se llevó su "hombre de la luna" fue Bruno Mars que ganó el premio a mejor video masculino por "Locked out Heaven" y mejor coreografía para "Treasure". Entre premio y premio bajaba del escenario entonando notas cortas, alisando su camisa de leopardo y enderezandose su característico sombrero con el que salió para lanzar "Gorilla", el cuarto sencillo de su album "Unorthodox junkbox".
 
Por las chicas, entre las ganadoras estuvieron las princesas intachables Taylor Swift quien movió fuertemente sus redes sociales para recibir votos y quedarse con el mejor video femenino por "I Knew You Were Trouble" y  Selena Gomez ganadora por mejor video con "Come & Get it".
 
Uno de los momentos mas emotivos y coyunturales con respecto al tema de los matrimonios gay lo protagonizaron los raperos Macklemore & Ryan Lewis, para ellos fue el premio a mejor video con mensaje social por "Same Love" en el que trabajaron junto a Mary Lambert. También se llevaron otros dos premios por "Can't Hold Us"  en mejor video hip-hop y mejor fotografía.

Para el cierre hubo cuadrilatero y estreno, Katy Perry y "Roar",  un rugido que no sonó tan fuerte en los 30 años de premios, mezcla de las generaciones y su música, conceptos y tendencias que chocan para unos y son vanguardia para otros, pero que siguen teniendo la firma MTV.