Se encuentra usted aquí

'In Utero', el último disco de estudio de Nirvana, cumple hoy 20 años

Por
Redacción Shock
Tras coronarse como uno de los grupos de referencia de comienzos de la década de 1990 gracias al célebre "Nevermind" (1991), Kurt Cobain, Krist Novoselic y Dave Grohl, convertidos en reyes del grunge, decidieron distanciarse de la pulcritud de aquel éxito y decantarse por unos derroteros mas crudos con una vuelta a sus inicios punk.

Las adicciones de Cobain y su tormentoso matrimonio con Courtney Love acaparaban las portadas mundiales, así que los integrantes del grupo, disgustados con esos niveles de popularidad, miraron de nuevo a sus raíces, algo que agradecieron los fans originales de "Bleach" (1989) -su disco debut-, desconcertados tras la conversión de sus ídolos en "héroes de la MTV".

La grabación del disco, que desde el 13 de septiembre de 1993 ha vendido mas de 5 millones de copias en EEUU, se llevó a cabo durante dos semanas en los aislados estudios Pachyderm de Cannon Falls (Minnesota), con el productor Steve Albini al frente.

Las sesiones fueron productivas y las grabaciones se desarrollaron practicamente sin problemas, si bien el drama llegó después, cuando la discografica no se mostró conforme con el resultado y convenció a Cobain para que otro productor, Scott Litt, remezclara en Seattle "Heart-Shaped Box" y "All Apologies", los sencillos del album.

El disco, a pesar de la incertidumbre inicial, obtuvo el número uno en las listas de ventas del país y convenció a la crítica hasta el punto de que aparece en algunas listas de los mejores discos de la historia.

Ahora, para celebrar su 20 aniversario, sale a la venta el próximo día 24 una versión remasterizada del disco que incluye una remezcla, un DVD, una serie de grabaciones en directo, unas maquetas nunca antes publicadas así como fotografías y anotaciones hechas por los miembros de la banda.

"Grabar 'Nevermind' con (el productor) Butch Vig fue muy diferente a hacerlo con Steve", rememoró Grohl a la cadena de radio pública NPR.

"Con Butch hacíamos varias tomas e intentabamos conseguir que sonara como nos habíamos propuesto prestando mucha atención a los detalles, mientras que con Steve juro que hacíamos una sola toma, le daba al botón de parar y preguntaba: "Vale, ¿qué viene ahora?", agregó el batería del grupo y actual líder de Foo Fighters.

Novoselic admitió que el reto que afrontaba Nirvana era "demostrar su valía" frente a Albini, conocido por su forma meticulosa de trabajar.

"Empezamos con 'Serve the Servant's' y no paramos hasta el final, aunque la canción se nos fuera de las manos, como todas en ese disco. Terminamos, nos miramos todos y estuvimos de acuerdo en que aquello había sonado bastante bien. Steve nos miró y estaba de acuerdo, así que seguimos así", manifestó el bajista del grupo.

Ambos coincidieron en que la intención original era desconcertar a los fans, tanto a los "mainstream" como a los mas apegados a su vena independiente, a lo que trató de contribuir Cobain incluyendo imagenes de fetos y partes del cuerpo humano en la parte posterior de la portada.

Para alejarse aún mas del éxito que les había precedido, Cobain pensó en titular el album "I Hate Myself and Want to Die" ("Me odio y quiero morir"). Al final, se contentó con incluir una canción llamada "Rape Me" ("Viólame") y a una niña vestida como si formara parte del Ku Kux Klan para el tétrico videoclip del primer sencillo, "Heart-Shaped Box".

"In Utero" estaba compuesto por las canciones "Serve the Servants", "Scentless Apprentice", "Heart-Shaped Box", "Rape Me", "Frances Farmer Will Have Her Revenge on Seattle", "Dumb", "Very Ape", "Milk It", "Pennyroyal Tea", "Radio Friendly Unit Shifter", "tourette's" y "All Apologies".

Cobain fue encontrado muerto meses después, en abril de 1994, oficialmente por suicidio.