Se encuentra usted aquí

.

5 emociones que vivimos al escuchar René, la nueva canción de Residente

El músico boricua mostró su lado más vulnerable.
Por
Redacción Shock

René, la nueva canción de René Pérez, mejor conocido como Residente, ha sido un éxito rotundo y a menos de un día de su lanzamiento ya cuenta con más de 4 millones de reproducciones en YouTube. Según él, es la canción más importante de su vida a nivel personal. El músico expresó que la canción le ayudó a sobrellevar un momento difícil emocionalmente.

"Esta canción me ayudó a salir de un lugar en donde no quería estar. Necesitaba volver a mi pueblo, a mi casa, a encontrarme con mis amigos, necesitaba volver a ser yo", declaró. Tras su exitoso Residente en 2017, el músico se encuentra trabajando en su segundo álbum como solista. Aún no se conoce la fecha de publicación.

El video de la canción fue dirigido por el mismo Residente y se muestra en una faceta emotiva, genuina y muy honesta. En el clip regresa a su natal Trujillo y a todos los lugares determinantes de su vida. También es posible ver a su hijo Milo, hoy con 5 años.

¿Qué emociones les despertó este video? Miles de usuarios en redes comentaron que les dejó un nudo en la garganta. Aquí una parte del recorrido de emociones y sentimientos que experimentamos con René.

Alegría

El primer el momento de la canción nos da mucha felicidad y la frase “Escribo bien sobrio, pero escribo mejor borracho” nos hace reír. Pensamos que va a hacer una canción divertida y positiva con el toque de humor que lo caracteriza, pero…  

Preocupación

… la cosa cambia cuando René habla de cómo en ocasiones puede llegar a sentirse deprimido y vacío. También menciona cómo todo en la industria musical es mentira y sigue de gira para alimentar a su familia. “El concierto está lleno, pero yo estoy vacío” es una de las frases más significativas de la canción.

Nostalgia

Luego René empieza hablar de su infancia con su amigo Christopher y a recordar los momentos felices con él: “No sé pa' dónde voy, pero sé de dónde vengo. Me críe con Christopher, mi pana. Tiramos piedra' juntos, rompimo' un par de ventana”. Eso hasta que…

Tristeza

René cuenta que su amigo Christopher fue asesinado por la Policía. “Mi alegría sigue rota, se apagaron las luce' en el parque de pelota”.  

Angustia

René habla de su camino para lograr el éxito y de los obstáculos que enfrentó para convertirse en el artista que es hoy, como cuando fue vetado en Puerto Rico por cuatro años, tras insultar al entonces gobernador Luis Fortuño. “Empecé a rapear de nuevo, empecé a creer de nuevo. Volví, saqué un disco, me comí el mundo de un mordisco”.  Es angustia con algo de esperanza, porque hoy sabemos que René logró sobreponerse a todo eso.

La frase final de la canción nos hizo sentir todas las anteriores (y muchas más): “Yo quiero volver a ser yo”.

Más contenido sobre: