Se encuentra usted aquí

Amazonas: Una zona llena de riqueza musical y experiencias sonoras

El Festival Pirarucú de Oro nos demostró que los amazonenses están comprometidos por mantener sus ritmos tradicionales.
Alejandra Mar// Shock
Alejandra Mar// Shock
Por
Sebastián Peña

Leticia, Amazonas, al sur del país, tiene la fortuna de reunir tres culturas en una misma región. En esta parte del mundo se puede ver cómo peruanos, brasileños y colombianos comparten su idioma, acentos y costumbres haciendo que se genere una cultura interamazónica que se reconoce en gran parte por su música.

Texto: Sebastiàn Peña // @SebasNews. Fotos: Aleja Mar // @Alejandra.Mar

Para mantener vivos los sonidos de los amazonenses se creó hace 30 años el festival Pirarucú de Oro, un concurso musical con el nombre del segundo pescado de agua dulce más grande del mundo. Este evento musical, que se celebra anualmente en el mes de noviembre, busca que las nuevas generaciones logren mantener viva la esencia de la música que se hace en el Amazonas y que es llamativa para el turista colombiano y extranjero. En el Pirarucú de oro se puede ver cómo se mezclan varias generaciones alrededor de la música amazonense. Se puede ver cómo los pequeños le cantan a su tierra y como los adultos resaltan la importancia que tiene el Amazonas para el mundo.

Muchos de los intérpretes usan su espacio en el festival para cantarle a la diversidad de fauna y flora que tiene el Amazonas. La mayoría encuentra inspirador el intenso y extenso Rio Amazonas para crear composiciones únicas que sirven como homenaje para sus territorios.

El Festival se realiza en Leticia, es gratuito y es la excusa perfecta de cientos de familias para pasar varias noches llenas de música y talento amazonense. Las categorías del Pirarucú de Oro premian con dinero las interpretaciones vocales infantiles y juveniles, las murgas y las experiencias sonoras. Además, el trofeo del ganador logra honrar a los indígenas que les invierten su tiempo y talento a las obras artesanales. 

Los artistas que se suben al escenario del Festival Pirarucú tienen una misión más allá de entretener; buscan que los asistentes entiendan la importancia de la música popular amazonense y que por medio de sus shows se reafirmen las costumbres, valores y tradiciones culturales de los colombianos, brasileños y peruanos.

Rock, balada y ranchera se unen con los sonidos típicos del amazonas para llevar una nueva experiencia sonora al público y demostrar que la música amazonense se puede mezclar con otro tipo de géneros musicales. Diferentes agrupaciones que participaron en el festival llevan varios años dedicados a la música y girando a nivel local, nacional e internacional. Eso sí, siempre llevándole al mundo el mensaje de que en el Amazonas peruano, brasileño y colombiano hay artistas comprometidos con los sonidos de su tierra.

En el marco del evento, también se busca potencializar la gastronomía del Amazonas y, por ello, se hacen ferias para que turistas y habitantes de Leticia se deleiten con los sabores de esta parte del mundo conocida como “el pulmón del mundo”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Food Hunter Colombia (@foodhunterco) on

El mojojoy es uno de los principales atractivos del Amazonas. ¿Se atreve a probarlo?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Food Hunter Colombia (@foodhunterco) on


Si hay una canción que es himno de la triple cultura amazonense es la obra Todo El Mundo y que resalta el orgullo que sus habitantes tienen por haber tenido el privilegio de nacer en una región llena de tanta riqueza y que es destino obligado para los mochileros del mundo. 
 

¿Qué música suena en el Amazonas colombiano? 

Al caminar por las calles de Leticia se puede observar que, al ser una ciudad húmeda y con temperaturas altas, se siente una tranquilidad inmensa. Por ello, vemos cómo la música a todo volumen se apodera de esta población que no supera los 40.000 habitantes. Es normal ir de una cuadra a otra y que en los parlantes de diferentes lugares suene a todo volumen los vallenatos de Rafael Orozco, la champeta de Mr Black y el reggaetón de Daddy Yankee. 

De hecho, al ir a un resguardo indígena pudimos ser testigos que esta comunidad no escucha su música propia, sino que son amantes de las rancheras mexicanas y de la música popular de El Charrito Negro, John Alex Castaño o Paola Jara. Ahí radica la importancia de que el Pirarucú de Oro siga vigente y le muestre a las personas lo necesario que es mantener viva la música amazonense llena de canticos a favor de la fauna y flora y con los sonidos propios de esa región donde la armónica y las flautas son protagonistas. 

Estas fueron las mejores imágenes que dejó el Festival Pirarucú de Oro en Leticia, Amazonas, y en el que participaron cerca de 30 artistas de Perú, Brasil y Colombia.


amazonas_musica_1.jpg

amazonas_musica_2.jpg

amazonas_musica_4.jpg

amazonas_musica_3.jpg

amazonas_musica_5.jpg

amazonas_musica_6.jpg

amazonas_musica_7.jpg

amazonas_musica_8.jpg

amazonas_musica_9.jpg

amazonas_musica_10.jpg

amazonas_musica_11.jpg

amazonas_musica_12.jpg

amazonas_musica_13.jpg

amazonas_musica_14.jpg

amazonas_musica_15.jpg

amazonas_musica_17.jpg

amazonas_musica_18.jpg

amazonas_musica_19.jpg

amazonas_musica_20.jpg

amazonas_musica_21.jpg

amazonas_musica_22.jpg

amazonas_musica_23.jpg

amazonas_musica_24.jpg

Temas relacionados: