Se encuentra usted aquí

Aquí está el primer hijo del proyecto que une a Cuba y Jamaica

Havana meets Kingston, el proyecto que une a las dos islas empieza a dar frutos y lo hace con un primer sencillo: Carnival.
Por

Power caribeño en un proyecto sin precedentes. Aquí la primera entrega de esta joya.

Cuba y Jamaica son hermanas caribeñas, dos islas que comparten más cosas en común que el mar, a las dos las atan conexiones inimaginables que van más allá de una barrera lingüística.  Mista Savona, el productor de reggae y dancehall australiano olfateo ese nexo y decidió darle cuerda a un proyecto ambicioso culturalmente.

Se trata de Havana meets Kingston, el disco donde los sonidos de las islas se conectan a través de sus músicos. Savona empalmó la cultura del sound system con el peso de la tradición cubana y juntó en canciones a músicos tradicionales y otros emergentes de ambos países para saltarse por encima de las fronteras. 

El Egrem Studio en La Habana fue la base de las operaciones y el templo en donde albergaron por varios días músicos de legendarias agrupaciones como Buena Vista Social Club, Los Van Van, Omara Portuondo, Chucho Valdés y leyendas como Sly and Robbie, Randy Valentine, Bongo Herman o Changuito por nombrar algunos de ese gruesa nómina; el resto del disco se terminó de producir en Jamaica e Inglaterra. 

La primera canción de este experimento sonoro que además estará acompañada por un documental es Carnival, un track que tiene el protagonismo del cubano Solis y el jamaiquino Randy Valentine, un amasijo sonoro de reggae y sabor cubano que se mete por las venas para generar una descarga bailable. 

Este es solo el comienzo del álbum/documental (dirigido por Rick Mereki)  y aquí la primera canción: 

 

Havana Meets Kingston
Havana Meets Kingston
Havana Meets Kingston
Havana Meets Kingston

Fotos tomadas de: facebook.com/havanameetskingston

Temas relacionados: