Se encuentra usted aquí

Así se preparó Morat para los dos conciertos más importantes de su vida

Dos conciertos, 25.000 personas, cuatro invitados de lujo
Por
Sebastián Peña

Cada cierto tiempo hay fenómenos musicales que logran captar una audiencia leal, firme y que demuestra con su euforia el agradecimiento por canciones que hacen parte de su historia personal. Morat lleva dos discos y era impresionante el ver que cada uno de los temas era coreado por casi el 98% del lugar. No había una silla vacía, ni una sola persona que no se haya conectado con el concierto. Cuatro bogotanos hicieron lo que pocos han logrado: congregar 25.000 personas y hacer que la gente pague por un show en vivo de calidad.

Es el momento de creer en el pop colombiano. La banda bogotana demostró que se pueden lograr grandes cosas en su tierra natal

Luego de girar por Estados Unidos, Morat tenía en su agenda de compromisos dos conciertos en el Movistar Arena, siendo la primera banda bogotana en congregar tal cantidad de público en este lugar. Los chicos, la disquera y el equipo de trabajo llevaban meses planeando todo para que los conciertos del 1y 2 de junio fueran inolvidables para Simón, Isaza, Villa, Martín y los fans.

Juan Pablo Vega, Juanes, Andrés Cepeda y Nabález fueron los artistas invitados a cantar junto con la banda. Cada una de estas sorpresas musicales hicieron que el Movistar Arena temblara y que cada persona vibrara con las interpretaciones de los cantantes mencionados. Morat hace que el pop bogotano sea grande y, aunque no suenan en todas las emisoras, tiene un público amplio que está dispuesto a pagar por un show en el que lo más importante es la música en vivo, la voz y el sentimiento de interpretación. Al concierto asistieron menores, adultos, familias y parejas que lograron conectarse con la propuesta musical de Morat; una propuesta honesta, real y llena de pasión. Solo había buena vibra en estas dos fechas e indudablemente la banda cumplió el sueño de hacer historia en la ciudad que los vio nacer y crecer como artistas.

Balas Perdidas es el nombre del más reciente álbum de estudio de Morat, pero en este concierto cada una de las balas usadas fueron un acierto. Disparos musicales que, seguramente, ninguno de los que estaba en el lugar podrá olvidar jamás.

Un concierto así "no se olvida y no se va, no se va, no se va".

Vea este contenido en IGTV

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock  (@shock) on

#LaMúsicaNosUne

 

Temas relacionados: