Se encuentra usted aquí

.

Bandalos chinos: “Vivimos en la era de los subgéneros”

La banda argentina se ha convertido en una de las representantes de los nuevos sonidos del rock y el pop en Latinoamérica.
Foto Cortesía Bandalos Chinos
Foto Cortesía Bandalos Chinos
Por
Redacción Shock

Bandalos chinos son la nueva sangre del rock indie argentino, su sonido es una mezcla clara de sus predecesores y de todas las influencias musicales que han heredado. Reconocidos en Argentina han logrado también llegar a México, participando en festivales. Gregorio ‘Goyo’, Salvador, Tomás, Matías, Iñaki, y Nicolás, decidieron hace más de una década unirse para hacer música. Debutaron con un álbum homónimo en el 2012, y dos EPs, Nunca estuve acá en el 2014 y Al aire en el 2017. Bach, su álbum del 2018, les mereció dos nominaciones al Grammy Latino en la categoría de Mejor álbum de música alternativa y Mejor ingeniería de grabación. Goyo tiene claro sus referentes: Fito Paéz, Luis Alberto Espineta, y Cerati a quien, según él, lo descubrió tarde. “Era como tener un cancionero nacional muy de la vieja escuela, no teníamos referentes actuales, porque no conocíamos mucho a las bandas de nuestra generación, fue más mirar hacia atrás y revisar esos artistas tremendos que hay” – Goyo.

Hablamos con Goyo de las nuevas canciones de su próximo álbum que saldrá a finales de septiembre y de la música latinoamericana.

¿Por qué cree que ‘Bach’ logró consagrarlos?

Estábamos conviviendo en esa época y sentíamos una sinergia como banda y como amigos. Pasábamos mucho tiempo de viaje juntos, giramos por el país y por fuera, creo que nos empezaron a pasar cosas y experimentamos situaciones nuevas que las vivimos en simultánea y de algún modo lo pudimos contar en las canciones. Estar lejos de un ser querido o perderlo en la distancia, situaciones del día a día, pero que nos estaban sucediendo por primera vez. Fue sacarles una foto a nuestras emociones y ponerles música.  A nivel sonoro fue hacer un homenaje a la música de los 70 y principio de los 80. Estábamos escuchando mucha música de Prince, entre otros, y fue como modernizar un poco los sonidos de algún modo.

¿Cómo clasificaría la música de Bandalos?

Yo digo que vivimos en la era de los subgéneros. Es muy difícil agarrarse de uno solo, pero a la vez son tantas las influencias y los inputs de géneros que también es muy difícil ponerle un nombre. La realidad, si me preguntan, ¿qué música hacemos con Bandalos chicos? voy a decir que hacemos pop, pero sin duda nos entra música de otros géneros como el funk, el jazz, el rock, el reggae, el folclore, en mi caso, donde me he criado escuchando muchísima chacarera y samba en el norte de Argentina.

¿Cuándo hay nueva música?

El próximo disco va a salir a finales de septiembre o principios de octubre. Nos animamos a jugar un poco con nuevos géneros, a explorar texturas que quizá en otro tiempo le temíamos un poco y no nos animábamos, era esa cuestión de ir soltando esas cadenas que tenemos y esos purismos propios de otra época. Ahora vivimos en una era más tolerante, podemos escuchar una canción en una playlist de un género y cambiar a otro y otro sin que tengamos que seguir por la misma línea. 

¿Continúan siendo independientes?

Mantenemos una estructura de trabajo independiente, de algún modo llevamos esa bandera hoy en día, trabajamos con un sello en México, y en otros lugares mantenemos esa idea de estar en todos los sectores aportando no solamente arriba del escenario.

Estrenaron hace poco un adelanto del nuevo álbum, ¿de qué se trata este sencillo?

Mi manera de ser, y AYNMG, tienen que ver un poco con el contexto, con la situación mundial. Tuvimos que suspender todo el tour y decidimos modificar la idea original que teníamos de lanzamiento de sencillos, decidimos hacer un lanzamiento a la vieja usanza, un Lado A y un Lado B. La idea fue mostrar en esos lados un poco los dos extremos de lo que va a ser este disco. Mi manera de ser representaba un extremo, esa búsqueda de representar el rock de estadio, incluso de una manera muy burda y exagerada con gritos al comienza como si fuera en vivo. Creo que un poco queríamos, eso mostrar todo el espectro que tendrá el próximo disco, mostrando los dos extremos.

¿Qué nos pueden adelantar de esta nueva placa discográfica?

El álbum tiene 10 canciones donde aplicamos la misma forma de trabajar desde hace años, intentamos ser objetivos, uno aporta una idea a la banda, y lleva una canción que no en todos los casos está terminada, son gérmenes de canciones, el génesis. Es un trabajo muy difícil de ponerse un poco al lado y saber que estamos en la búsqueda de la mejor canción que podemos hacer en conjunto. En general lo que vinimos haciendo en los últimos dos discos es juntarnos, en este caso en Córdoba, Argentina, en una casa en el medio de la nada, sin señal de celular y ahí poner las ideas que cada uno viene trabajando. Esto fue en julio de 2019, teníamos más o menos 20, 30 ideas, ninguna canción terminada. En septiembre hicimos una gira por México y ahí hicimos una sentada de producción con Adán Jodorosky (ha trabajado en los dos discos en solitario de León Laguerri, Solstis y Voluma), el productor del disco. Él terminó de decir de esas 20, 30 canciones, las 15 en las que finalmente íbamos a trabajar.  Y cuando llegamos al estudio teníamos 13 que nos convencían y Adrian decidió las 10.

¿De qué querían hablar en las canciones?

No había una línea previa de los temas que queríamos tratar, se fueron dando. Seguimos en la búsqueda de escribir desde nuestra honestidad y desde la simpleza de lo que vivimos, pero ahora que el disco está terminado siento que recorre el camino de alguna especie de ídolo, al que destacamos y al cuál quisiéramos tener, que es una persona normal. La idea de que el arte ha pasado a la mano de la gente, nosotros no somos más que gente haciendo arte, entonces es la idea de humanizar al ídolo.

¿Cómo ven el panorama musical latinoamericano?

Hemos tenido la oportunidad de estar en Festivales en México, Ecuador y Argentina, y vemos una escena latinoamericana prendida a fuego, tuvimos la oportunidad de descubrir proyectos de todo Latinoamérica con una búsqueda muy honesta y profunda, con shows en vivo muy trabajados. Ha sido muy grato e inspirador para nuestro aprendizaje. 

Más contenido sobre: