Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Bhavi hace trap con efectos especiales en ‘Cinema’

Hablamos con el cantante argentino-belga Bhavi sobre su primer álbum, 'Cinema', y sobre la distancia entre la movida en Europa y en América Latina.

Cinema de Bhavi - Portada
CINEMA (2021) - Bhavi (Portada)
// Cortesía prensa Sony Music Colombia

En su pasaporte figuran el nombre de Indra Bhalavan y una nacionalidad dividida entre Bélgica y Argentina, pero la personalidad de Bhavi, su alter ego musical, está más del lado del cono sur: es tan argentino como El Diego , Caminito o La Boca. Se le nota. También su carácter inquieto en la vida y en la música.

Por Fabián Páez López @DavidChaka

Cambia de casa cada seis meses. No le gusta que lo metan en el costal del trap . Pinta, viaja cada vez que puede y quiere escribir un libro. Su madre, cuenta, lo ha formado en la espiritualidad, lo ha enseñado a conocerse y a creer en sí mismo. Es tan argentino no solo porque los últimos años de su carrera los ha pasado instalado en Buenos Aires, sino porque tiene la confianza canchera de los argentinos.

“Mi disco es una obra maestra. Es increíble y estoy muy contento”.

Así nos describe Bhavi (una hora antes de ir a trastearse, de nuevo), mientras come un lenguado en un restaurante del barrio Recoleta, la placa de 11 cortes que estrenó a principios de 2021: CINEMA.

Aunque Bhavi prefiere evadir las clasificaciones, en CINEMA chorrean de la caja, como palomitas de maíz, los elementos comunes del trap: hi hats en ráfagas, autotune, juegos electrónicos e intuiciones convertidas en canción. A excepción, claro está, de la colaboración con Louta (LA MIRADA). También, como las palomitas, suena adictivo.

Publicidad

CINEMA fue grabado en su mayoría por lo menos dos años antes de que se esparciera el virus por el mundo y nos tuviéramos que encerrar en casa.

De hecho, para febrero de 2020, Bhavi ya tenía lista una primera versión del disco. Pero lo soltó al mundo un año después. Durante la cuarentena pulió el concepto del álbum, grabó los interludios y concretó los feats con sus amigos Pi’erre Bourne (CINEMA) y Neo Pistea e YSY A (YA NO SABEN).

Esa lista ya la había llenado de figuras épicas de la nueva ola del rap, el trap y el R&B en español: Cazzu, Alemán, Ca7riel y DrefQuila. Y para rematar, el rapero de Washington Goldlink.

***

Bhavi, que no ha cumplido los 25 años y creció rodeado de rap gracias a su papá, empezó a grabar hace más de cinco años experimentando con un estilo oscuro como el de $uicideboy$. Antes de irse a Bélgica y volver a Argentina, donde engrosa una lista de nombres que hoy están a la cabeza de un fenómeno musical y digital masivo.

Publicidad

Muchos de esos nombres son, de hecho, los que lo acompañan en las canciones y en la portada de CINEMA. Y muchos comparten también el discurso de la “búsqueda interna” que atraviesa su música:

“Así de la nada, yo definiría mi música como honesta. Yo trabajo mucho con Halpe, que es mi productor (y, bueno, con muchos productores) y soy honesto. Le digo: ‘vos mándame bases y yo me subo a la que yo sienta’. Las letras me salen solas. Yo ya no escribo hace un tiempo. Escucho algo y me tiene que dar una idea. Es honesto. Cuando una base me toca le meto. No importa el ritmo, el género, porque al final son notas, tempos y acordes lo que define un género. Si a mí me toca yo la letra se la puedo meter. Agarro el micrófono y sí me gusta la voy a romper.

Es sincera, lo que sienta en el momento. Por ahora es y va a seguir siendo eso. Yo soy feliz haciendo música. Yo hago muchas cosas, pinto, hago productos con marca, me gusta hacer diferentes cosas, pero la música me gusta de esa manera”.

**

Publicidad

La movida del trap y el R&B en el cono sur, aunque masiva entre los jóvenes del continente y con números en Internet que los han puesto en la mira de las grandes disqueras, sin embargo, no se compara con la organización de la industria europea, a pesar de su alcance. Bhavi tiene bien rastreada esa distancia:

…en Bélgica no hay un impacto social, una locura, un movimiento local como hay acá.

“Son realidades muy distintas. En Europa esto va en serio. Son otras realidades. Allá con un alcance mucho menor puedes ganar más dinero. Artistas con 100.000 seguidores tienen casas. Se compraron su casa de eso, sus autos, negocios. Acá tenemos millones y no nos da para estar completamente estables económicamente.

La inestabilidad económica impacta todos los aspectos. También a la nueva industria de la música. Hay muchas cosas muy distintas allá. La movida del hip hop viene de hace muchos años y hay toda una red de artistas, managers, etc.

Por ejemplo, acá todos los traperos, la mayoría, no están en las asociaciones de derechos de autor. Ahí es todo dinero que no es retroactivo. Se pierde. Y eso es un ejemplito en muchas cosas. Es una industria más nueva que acá en Argentina acaba de brotar, pero en Europa está hace mucho. Pero bueno, en Bélgica no hay un impacto social, una locura, un movimiento local como hay acá. Hay más un culto. Allá hay artistas buenos, los escucha gente y viven de eso. Hay una movida, pero es mucho más chica.

Publicidad


Los artistas más grandes de Bélgica son los que hablan en francés y están firmados también en Francia como Damso, Hamza, Romeo Elvis, Caballero & Jeanjass. Todos ellos hablan en francés.

Los que hablan en neerlandés o en inglés son una movida más chica, pero viven, comen. En Holanda hay afrotrap muy fuerte, que, aunque sea en neerlandés tienen 50, 100 millones de visitas. Y es un idioma que solo hablan en dos países en el mundo. Es muy loco. Pero son movidas distintas”.

Aunque no ha podido presentar su álbum en vivo, Bhavi se presentó en la versión virtual del Festival Marvin Gateaway. Además, tiene pendiente un viaje a Colombia que las restricciones por la pandemia no le han permitido hacer.

Escuchen acá CINEMA de Bhavi:

Publicidad

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.