Se encuentra usted aquí

Bienvenidos al Infierno: Si$ha presenta su nuevo y oscuro videoclip

La banda bogotana de “crack house” estrena video y sencillo, y está ardiente.
Por
Juan Pablo Castiblanco Ricaurte

Los de Si$ha son unos viejos nuevos conocidos de la escena musical bogotana. Surgieron de las cenizas de la banda de “punk visual postnuclear” Resina Lalá, que entre el 2007 y el 2013, se convirtió en uno de los actos más controvertidos de la ciudad por su propuesta cuidadosa y meticulosamente desprolija y visceral. El año pasado cuatro de sus cinco miembros volvieron a salir a la luz con una banda de “crack house” (no lo busque como un género porque no es nada, sino un chiste interno que surgió del lugar de donde ensayaban y se expandió para hablar de los rincones decadentes de nuestra sociedad), que parte del electro pop para lanzar duras preguntas sobre el desgaste y la autodestrucción corporal.

A finales del 2016  Si$ha apareció en el panorama musical con un sonido que recordaba a Crystal Castles, pero con la crudeza y honestidad necesarias para hablar de la noche y sus excesos. Estrenaron seis canciones que han tocado en vivo en varios escenarios alternativos de la ciudad, y ahora vuelven en una etapa en la que irán soltando sencillos de manera improvisada y aleatoria, dejando que su proyecto respire.

Su nuevo lanzamiento es Infierno, una canción que muy bien representa el espíritu de la banda a nivel sonoro y visual. “Para el video pensamos en quemar a alguien y luego en quemar estatuas en la ciudad. Pero lo estudiamos y salía caro”, explica Archi, uno de los integrantes de Si$ha, para explicar de dónde surge la idea de la llama ardiente que protagoniza el video y se monta sobre versos que dicen “nuestro infierno, es perfecto, y no le queda fuego / si caigo, déjame caer / si pierdo, déjame perder”.  La productora Timeless Entertainment se encargó de traducir el concepto de destrucción en estas poéticas imágenes –inspirada en la búsqueda de videos de YouTube de personas quemándose–:

 

Atrás quedaron los días de Resina Lalá. Mientras que Resina era la forma de gritarle al mundo odios, resentimientos y la euforia por el fin del mundo, de lo que hubiera pasado luego de una guerra nuclear; Si$ha es algo más introspectivo, es un cúmulo de preguntas sobre el cuerpo en la noche, sobre los excesos, sobre el desgaste, y sobre los límites de las experiencias sensoriales.

Hablamos con ellos a propósito de este nuevo lanzamiento:

 

Temas relacionados: 
Publicidad