Se encuentra usted aquí

Bosé, Juanes y Yatra: un concierto arriesgado que terminó siendo un golazo

Fueron más de cuatro horas en honor a la música en vivo
Fotos: Daniel Álvarez
Fotos: Daniel Álvarez
Por
Sebastián Peña

Jamás me hubiese imaginado un concierto en el que sonaran en la misma noche Traicionera, La Camisa Negra y Amante Bandido. Eso sucedió en el primer concierto abierto al público de la Arena Movistar en Bogotá el pasado 3 de octubre y al que asistieron más de 12.000 personas y al que algunos no le tenían mucha fe.

Fotos: Daniel Álvarez - @daniel.alvarez9

Cuando anunciaron la gira en conjunto que Miguel Bosé y Juanes tenían preparada por tres ciudades de Colombia me imaginé un concierto íntimo, formato desconectado y con los dos artistas interactuando. Pasado el tiempo vi que no estaba planeado para ser algo íntimo, sino multitudinario y que los lugares escogidos eran La Macarena en Medellín, la plaza de toros Cañaveralejo y el nuevo Movistar Arena de Bogotá. Hablando con muchas personas concluimos que era una gira con muchos riesgos y en gran medida fue así, por lo menos para la ciudad de Cali donde el concierto se aplazó a sólo unas horas antes, posiblemente por la baja venta de boletería. En Medellín el evento se llevó a cabo con total normalidad y con un show muy emotivo por tratarse de la ciudad que vio nacer y crecer al paisa.

Aterrizando en Bogotá, días antes del show, se especulaba que la venta de boletería estaba complicada pues el aforo del Movistar Arena es para 14.000 personas. Sin embargo, al llegar al lugar todo parecía diferente y cada uno de los asientos disponibles se ocuparon por completo al inicio del show. Este concierto en Bogotá tenía como invitado especial a Sebastián Yatra quien funcionó como enganche para llevar público más joven al antiguo Coliseo El Campin. Durante su show demostró que está pegado y listo para darle a su carrera un aire internacional, de hecho, un día después del show empezó su primera gira de conciertos por Estados Unidos.

juanes_bose_yatra_1.jpg
juanes_bose_yatra_2.jpg
juanes_bose_yatra_8.jpg
juanes_bose_yatra_6.jpg

La diversidad de edades fue lo que más llamó la atención del público; varios matrimonios, parejas de señores, jóvenes, parche de amigos y algunos que compraron su boleta y fueron solos como yo. Prácticamente había tres generaciones en el lugar; los más pelados con Yatra, los más adultos con Bosé y los del medio con Juanes. Los conciertos del español y del paisa no tenían algo novedoso para algunos; el show de Bosé es el mismo de la gira Estaré, basado en su MTV Unplugged de 2016, y que presentó en Bogotá en 2017, y el de Juanes es el show del tour Mis Planes Son Amarte que presentó en febrero de este año en el evento privado de la Revista Rolling Stone.

Me parece que muchos de los asistentes desconocen la importancia de Miguel Bosé para la música latina y no se portaron a la altura de un músico como él. En pocas palabras siento que una gran parte del público, en su mayoría jóvenes, no quisieron conectarse con el show del español y lo único que hicieron fue grabar historias con sus celulares para su Instagram. Ahí me llega la teoría que fueron al Movistar Arena por moda y no a celebrar la música de estas estrellas de la canción. Bosé es un nombre tan grande que no tiene nada que demostrar y sin embargo a muchos logró sorprender con su voz al cantar, su espectáculo coreografiado y el constante coqueteo con los músicos de su banda. Quedé muy sorprendido que en el concierto de Bosé el año pasado en Bogotá los gritos y aplausos para él fueron ensordecedores, mientras que en su show en la Arena Movistar fueron más bien calmados y tímidos. Miguel durante su show no hizo nada novedoso, agradeció al país y usó las mismas frases a favor de la paz, el amor y la vida que dice en cada uno de sus conciertos. Eso no le quita que, para mí, fue tremendo concierto, aunque tibio en sus mensajes, considerando que Bosé tiene la nacionalidad colombiana.

juanes_bose_yatra_10.jpg
juanes_bose_yatra_11.jpg
juanes_bose_yatra_17.jpg
juanes_bose_yatra_16.jpg
juanes_bose_yatra_21.jpg

Muchos podrán decir que J Balvin es el artista masculino más grande que ha dado Colombia, sus razones tendrán, pero dudo que un concierto de Balvin tenga canciones tan icónicas para el país como A Dios Le Pido, La Tierra o Me Enamora, que fácilmente pueden ser considerados como himnos alternativos de Colombia. Juanes demostró que ya es considerado un artista de culto y que, aunque sus nuevas canciones y álbumes no vendan como antes, la gente de su país le guarda un lugar muy especial en su corazón. Sorprende mucho que la última vez que Juanes tocó en un concierto propio en Bogotá haya sido para la gira de su álbum Unplugged con MTV en 2012.

El paisa, que empezó su show con un “Hijueputa que emoción tan grande”, habló poco y cantó mucho. En sus pequeñas intervenciones agradeció al público, dijo que Bogotá es la ciudad más importante para su carrera y vida familiar e invitó a que los colombianos sean personas más optimistas. Cabe resaltar que entre el público se encontraba el Presidente Ivan Duque acompañado de varias personas de su equipo de trabajo. Juanes nunca lo mencionó. El paisa sabe que se está presentando un cambio generacional en Colombia y, por eso, invitó a su concierto a artistas como los Trapical Minds que están escribiendo la nueva historia de la música nacional.

juanes_bose_yatra_31.jpg
juanes_bose_yatra_28.jpg
juanes_bose_yatra_30.jpg
juanes_bose_yatra_32.jpg

En definitiva, tanto Juanes como Bosé tuvieron discursos tibios, no sentaron algún precedente fuerte sobre algún tema en específico y se dejaron llevar por la emoción de estrenar con casi 14.000 personas el Arena Movistar. Una noche llena de mucha energía, gente saltando y coreando algunas canciones y, sobretodo, disfrutando la experiencia de ver arte en vivo.

Ojalá en ese nuevo escenario que tiene la capital cada semana haya conciertos y actividades culturales que motiven a los habitantes de Bogotá a invertir en entretenimiento y que este sea un lugar que los llene de orgullo, porque representa un avance significativo para la ciudad y para el país.

El concierto debía empezar a las 7 PM y finalizar a las 11 de la noche, pero se extendió hasta la media noche y mucha gente, por el incumplimiento en el horario, abandono la Arena antes de que sonara la última canción,

juanes_bose_yatra_27.jpg
juanes_bose_yatra_23.jpg
juanes_bose_yatra_9.jpg