Se encuentra usted aquí

Cali no es solo salsa. Así es la escena electrónica de la capital del Valle

Una breve mirada a la electrónica en la sucursal del cielo.
Sonido Central
Sonido Central
Por

Hace más de treinta años se escuchaban los primeros beats de la música electrónica en la capital salsera del Valle del Cauca. Aunque muchos vaticinaron un pronto fracaso este nuevo género, logró sobrevivir.  Pero de esto hace ya mucho tiempo, ha corrido mucha agua bajo el puente y nuevos sonidos se han filtrado en los oídos de los caleños, ¿Qué tan viva está la escena de la música electrónica en Cali?

A principios de los 80 “algunos de los DJs viejos de la ciudad como Dernando Castro, Carlos Correa y Luis Muñoz, viajaban a Estados Unidos y compraban los vinilos; ellos fueron los primeros que empezaron a traer la música electrónica a Cali” comenta DJ Diablo, fundador de la academia de DJs Mix Masters.

Durante los 90, la música electrónica floreció de forma alocada en la ciudad, pero muchos de los empresarios que se la jugaban por este género tenían vínculos con el narcotráfico. Así las cosas, un cambio en los vientos políticos desestabilizó a estos empresarios, lo que condujo al declive del género, dando espacio a un nuevo sonido: el reggaetón.

Al presente, la música electrónica ha reiniciado su proceso de consolidación y reivindicación dentro de la cultura caleña. Para entender mejor el fenómeno de la escena electrónica en Cali es necesario establecer dos caras de la misma: la escena urderground y la escena comercial.

“En la parte urderground es excelente, todos los eventos son un éxito y tienen una gran acogida. La comercial no tiene tanta fuerza, aunque ahora se está recuperando. Lo que reina en Cali es la cultura de la mala música, la guaracha” afirma Moska, uno de los productores caleños más conocidos dentro y fuera del país quien hace poco se convirtió en artista exclusivo del sello musical Freedom de Tiesto. 

Electrónica underground y comercial en Cali

En el caso particular de la electrónica caleña cuando se habla de underground se refiere a una escena que está al margen de la cultura popular no por voluntad propia, sino como consecuencia de la inconstancia que la caracterizó durante algunos años, lo que la relegó a una música de nicho y la debilitó.

“No solo la hacen underground los espacios sino el involucramiento del oyente en el momento en que está expuesto a este tipo de música” afirma Andrés Orozco. director de mercadeo de Sonido Central, uno de los establecimientos más particulares del circulo electrónico de la ciudad que ofrece espacio a los nuevos artistas.

Por fortuna para los amantes de la música son muchos los que con pasión están trabajando desde el underground para producir buenos sonidos y mantener vivos los latidos de esta manifestación cultural en la ciudad.

David Noreña, Julián Giraldo, M. A. D, Cassano, Kamilo Sanclemente y Giovanny Aparicio, por nombrar solo algunos de los cientos que se mueven detrás de los instrumentos musicales electrónicos de Cali, son los encargados de darle vida a la música que acompaña el día a día de incontables amantes de la electrónica y encender las noches con sonidos de otro planeta. “El underground está moviendo 2000, 3000 y 5000 personas en eventos y fiestas”, comenta DJ Diablo. 

“La escena electrónica en Cali es creciente, crítica y cada vez más fuerte y demandante de nuevos artistas y shows de calidad. Un poco quedada en apoyo al artista local”, dice Andrés Macías, DJ y productor de eventos caleño.

Si bien uno de los géneros más sonados por estas fechas dentro de la escena caleña es el Techno y todos sus derivados, hay opciones para todos los gustos, pues algunos DJs y colectivos le apuestan a otros géneros, subgéneros y estilos como el Tech House, el Electro Funk y el Groove, sonidos que recorren desde el underground hasta lo comercial.

“La verdad hay que decirla, en Cali no es muy fuerte la escena (comercial)” afirma Blader, uno de los pocos representantes de este segmento de la electrónica. Tal vez una de las razones por las que, al echarle una ojeada a la escena de la electrónica caleña en general, sin profundizar mucho parece agonizante; sea porque su lado comercial, que es la cara del género frente al mundo está muy débil.  

Son pocos los DJs que integran el campo comercial de la electrónica en la ciudad. Sunministers, Blader y Fronter son algunos de los que sostienen la bandera del género en medio del mainstream caleño a esperas de que la escena underground que está en un enriquecedor proceso de consolidación y transición les eche una mano y se pueda crear una industria, algo que cada vez se ve más cerca.

“Yo pienso que la música está en uno de sus mejores momentos en la historia en Cali. Hay una gran oferta desde lo comercial hasta lo underground” Andrés Orozco

Los espacios para tocar en Cali, ¿un asunto de rosca?

Al aproximarse la noche los DJs y productores quieren poner a prueba sus creaciones y el público está sediento de nuevas experiencias musicales, pero “es difícil encontrar espacios que te permitan presentarte”, “En los eventos ya está hecha la rosca”. Los establecimientos y eventos que permiten la exposición de la música son fundamentales en la creación de una industria alrededor en un género y aunque Cali tiene espacios que cumplen con esta función, algunos heredados de la época dorada de la electrónica en la ciudad y otros algo más recientes esta es una queja constante de muchos nuevos artistas: son pocos los lugares en los que se les da espacio para exponer su música.

“Desde mi punto de vista la oferta está creciendo mucho más rápido que la demanda y esto simplemente hace que el mismo mercado vaya a tener que equilibrarse de manera natural y orgánica. Debido a esto bastantes promotores y espacios han venido haciendo alianzas con el fin de disminuir el riesgo por la amplia oferta y eso hace precisamente que surjan más escenarios y más oportunidades para tocar. Lo que sucede desafortunadamente es que siempre terminan siendo los mismos tocando en los diferentes lugares y eventos” comenta Andrés Orozco.

No se trata de la escasez de espacios, sino de la escasez de oportunidades para los nuevos talentos. Pero no todas son noticias tristes, existen varios establecimientos y eventos como el Viva Fest, The zoo, The Closing/the opening y Bumbayé en los que los nuevos talentos se han hecho un lugar y han compartidos su música con los grandes de este género.

“Muchos no están interesados en ser grandes estrellas, sino en hacer su música y tener un lugar donde mostrarla” afirma Jorge Rosero, uno de los encargados de hacer vibrar la noche con el sonido alternativo de Convulxion Parties, fiestas que se han convertido en una excelente alternativa para quienes van en busca de total libertad al momento de darle play a sus discos y acogen a todo el que asiste con intención de disfrutar, propagando cada vez más la electrónica en la ciudad.

Pero… para el público o es guaracha o no es nada

La escena electrónica caleña en general, tanto la comercial como la underground, se ha visto enfrentada a múltiples desafíos, entre ellos la preferencia del público por los sonidos tropicales que corren por las venas de la ciudad “Somos latinos y nuestras influencias musicales no son la electrónica. Nosotros venimos de la salsa, de la música tropical” afirma Blader. Muchos se quedan en el famoso Tribal o Guaracha, que para algunos ofrece una imagen poco favorable frente al público ocasional. Pero hay quienes lo ven de otra manera “Yo creo que el sonido especifico de la guaracha es el primer contacto que tiene una persona ajena a la música electrónica y que a partir de ese espacio es que se vienen a involucrar con ella”, afirma Andrés Orozco.

El público

Hay quienes solo la escuchan al momento de asistir a una fiesta a un club, pero para un número cada vez más grande la música electrónica suena a los mismos RPMs que los latidos de su corazón.

En palabras de Andrés Macías “es un público creciente todavía muy movido por la parafernalia del evento y artista grande”. Esto se convierte en otro desafío a superar, pues es fundamental la madurez del público en este camino de consolidación de la electrónica en Cali. Este es un público en formación que debe ser consciente de la importancia de su apoyo a pequeños y medianos proyectos

La escena electrónica en Cali está viva, ¡y de qué manera! hay quienes se la catalogan como una de las mejores del país. Si desea comprobar esta afirmación péguese una pasada por la sucursal del cielo a ver qué tal han crecido los beats electrónicos y cuales son los desafíos a los que se enfrenta con entusiasmo.