Se encuentra usted aquí

Chalekera: perreo apocaliptico pa’ bailar como si no hubiera mañana

Dele play y prenda la fiesta sin importar dónde esté metido.
Cortesía artistas
Cortesía artistas
Por
Redacción Shock

“Somos el sello que cura y suena la grasa, el sebo, la raspa. Ráfaga sin veto, sonido precario y auténtico, sin filtro y sin miedo. Vatio vulgar y explícito. Música pa’l coleto, pa’l tiguere, pa’l guizo, pa’l cafre, pa’l ñero. Don barrial, de favela, de comuna y de invasión. El gueto en pleno a lo mal hecho, pa’ quel chopo suene y el culo brinque. Legado sonoro de culto, para nunca y para siempre”.

Así se define Paria, el sello discográfico que hoy lanza Chalekera, una canción de esas que lo obligan a mover la cintura con su ritmo pegajoso. Nace del sonido de neoperreo postapocaliptico de Boom Full Meke. Más allá de su sonido esta canción tiene una historia detrás y una misión importante: “combatir la apropiación cultural foránea, ya que muchas veces quienes muestran la cultura musical colombiana al mundo no provienen del origen de dichas culturas”.

chalekera.png

En el universo  creativo de Chalekera está Bclip y Monosononiko, sumado a los guaraperos originales, es decir artistas que hacen parte de la escena de guaraperos y que ahora proponen junto a Boom Full Meke un nuevo sonido llamado Warapo. En esta entrega participaron: Dj pantera, quien escribió y cantó algunos de los coros, Tsunami Muai Thai, artista del dancehall ex integrante de Dub Killer, Monosoniko, Victor Bala y Luchin Perreo.

Paria es un sello de música marginal y segregada que empieza su creación en 2016 y lanza en firme en 2018 el nuevo género a través de canciones urbanas interpretadas con un flow de 6/8, representantando a los contextos menos favorecidos y su estética sin ningún tipo de veto o blanqueamiento, la misión es que el sonido crudo y precario de los ghettos de los contextos menos favorecidos y de las clases vulnerables conquisten nuevos espacios sin tener que cambiar su visión del mundo su cosmogonia, su forma de ver el mundo, los ñeros, los coletos, los paria, pueden acceder a tocar en festivales y a figurar en revistas de cultura y hacer giras en club sin cambiar su contexto , su realidad y su sonido.