Se encuentra usted aquí

Chancha Vía Circuito: Bienaventuranza del continente para el mundo

Cuatro años después de Amansara, el argentino Pedro Canale regresa al mercado musical con un nuevo disco llamado Bienaventuranza. Hablamos con él
Chancha Vía Circuito
Chancha Vía Circuito
Por
José "Pepe" Plata

Desde Buenos Aires tuvimos la oportunidad de charlar con Canale, la cabeza de Chancha Vía Circuito  para conocer los detalles de este disco y sus planes próximos.

Por: José "Pepe" Plata @Owai 

Esta es electrónica hecha en Argentina, pero con un ánimo global. Es música que contiene colaboraciones de diversos artistas y que además está lista para ser escuchada por un buen tiempo. Canale no es desconocido para nosotros. En el 2015 estuvo en Rock al Parque en la carpa electrónica que el festival montó y el año pasado estuvo invitado al Estéreo Picnic.

Su inquietud musical y su talento le permitieron ser recomendado por la NPR de Estados Unidos en una lista dedicada al talento latinoamericano alternativo y en el 2013 una de sus piezas sonó en la serie Breaking Bad. A través de su carrera, las fronteras se han dispersado. Su interés artístico por el continente se ha dispersado y su inquietud y curiosidad por él, menos mal no se han acabado.

Hoy nos da a conocer un disco de doce temas nuevos. Un disco que se lanza con todo el ánimo y se escucha y anhela como un nuevo amanecer. Un disco sobre el cual hay una expectativa grande porque se hizo pensando en grande.

Ya este es tu cuarto disco, ¿cómo describes el ambiente creativo que se generó a través de él?

Fue un proceso un tanto distinto a los otros álbumes porque muchas de las ideas que fueron a parar al disco y terminaron siendo canciones, nacieron de las improvisaciones en la sala de ensayo junto a mis compañeros Heidi y Federico. Con ellos vengo trabajando hace más de cuatro años.

Hubo bastante alquimia grupal. Ellos participaron de muchas decisiones estéticas. Eso no había sucedido antes. Yo mismo era el dictador de mi propia música. Se abrió un poquito más el juego.

¿Emocionalmente, qué significa Bienaventuranza para ti?

Es un disco que refleja un momento especial para mí. Hay una madurez emocional, como salir de una oscuridad. Es un momento en el que me encuentro muy bien, conmigo mismo y con la gente que me rodea. Hay algo de la inquietud que tenía años anteriores y que decantó. Por ejemplo la necesidad de estar corriendo y empujando el proyecto, ahora me hace sentir tranquilo. Las cosas van sobre rieles y las puedo disfrutar distinto.

Hay algo rescatable en esta movida de electrónica y sonidos orgánicos y es la colaboración. En esta ocasión en tu disco aparece el ecuatoriano Mateo Kingman, la colombiana Lido Pimiento, la argentina Miriam García, entre otros. ¿Buscas esos procesos, ellos se acercan a tí? ¿Cómo describes esa situación?

En general soy yo el que se acerca y el que propone las colaboraciones. En el caso de Lido Pimienta, la canción ya estaba compuesta. Lido la había hecho con una amiga argentina llamada Victoria Fabrice. Lo que hice fue proponer producir esa canción que ya tenía como ocho o nueve años de estar en un demo. En los demás casos, fueron amigos o personas con las que siento que hay una búsqueda. Como Mateo Kingman, a quien siento como alguien muy cercano. Es una persona que ama mucho la naturaleza. Cuando hay una afinidad en común, fluye naturalmente.

Formaste parte de esa camada artística que apareció hace diez años con la llamada cumbia digital las fiestas Zizek y luego el sello ZZK. ¿Qué queda de ánimo y música en de ese momento en este disco?

Queda un poco esa curiosidad por seguir investigando ritmos latinoamericanos, aún si no está tan presente la cumbia. Siguen estando presentes los ritmos carnavaleros y los ritmos andinos. Hay canciones como Sierra Nevada o Indios Tilcara son un poco inspiradas en los carnavales andinos. La inquietud por seguir investigando es algo que no me dejó de acompañar.

Al escuchar Bienaventuranza hay una gran presencia de sonidos ambientales naturales, algo como un despertar consciente y natural del continente. ¿Cómo te relacionas con la naturaleza y la tierra como persona y como artista?

Tengo una relación cercana por suerte. Desde chico mis padres nos llevaban a mis hermanos y a mi, a pasear por algunos bosques. Íbamos a parques grandes y nos perdíamos. Ya cuando crecí me interesé por viajar y por conocer mi país, conocer un poco latinoamérica también. Estuve en Colombia, Perú, Bolivia y Chile.

Me ocupé de tener una relación con la naturaleza. De observarla cada vez que podía. Por eso me siento tan a gusto en la naturaleza. Y eso se transmite en el arte también.

Ya tienes un disco, que suena sólido y definitivamente tiene tu sello. ¿Pensarías que si vienen remixes de algunos temas, tendrían que mantener este ánimo o sería ya un asunto propio de los que remezclen?

Eso es asunto propio del que remezcla. Imagino que cada persona que remezcle canciones de este disco, va a ponerle su ánimo y su humor. Nicola Cruz ya hizo un remix y después vendrán los amigos lo harán espontáneamente. Me gustaría que Captain Planet hiciera uno. Rafa Caivano de Frikstailers,o El Buho también serían buenos haciendo remezclas.

¿Cuál es el ambiente propicio para ver este disco en vivo? ¿Un festival,una presentación al aire libre, un teatro?

Dependiendo de lo que sean las circunstancias y de lo que le guste a la gente. Si es en el ámbito nocturno, tenemos unas visuales hechas para la ocasión. Son animaciones de tejidos indígenas.

Si es en un entorno de naturaleza, al no tener el rebote de las paredes, y al poder mirar las caras, eso lo hace muy distinto.

¿Qué fue lo más fácil y lo más difícil de hacer Bienaventuranza?

Lo más fácil, la verdad es que nada fue fácil. Fue bastante difícil hacerlo. Fue un proceso nuevo, distinto a como lo hacía. Las ideas empezaron siendo acústicas y luego se intervinieron con la electrónica. Fue un abordaje distinto. Son cuatro años después de Amansara y es bastante tiempo el que me tomó para terminarlo.

Si algo fue fácil, tener el sí de artistas que admiro mucho como Mateo, Lido, Miriam y los demás que siempre están dispuestos a colaborar.

¿Qué te emociona musicalmente en la actualidad?

Creo que es un momento creativo interesante para músicos y grupos latinoamericanos. Me gusta mucho Mateo y su banda EVHA. Me gusta la banda Los Espíritus. Tienen un sonido fresco. El disco del productor El Búho está bueno o el de Barrio Lindo.

La escena está presentando buenos discos últimamente.

¿Cuáles son los planes con este disco?  ¿Hay plan de paso por Colombia?

Todavía no hay un plan concreto de pasar por Colombia. Pero toca girar bastante este año.  Todo Julio estaremos girando por Europa. Todo Agosto será por Estados Unidos. En Octubre estaremos en Asia, India y Australia. Y estamos definiendo qué será lo que hagamos en Noviembre y Diciembre.

 

Publicidad