Se encuentra usted aquí

COLOR: la nueva voz del perreo minimalista, fino y elegante

La argentina COLOR debutó este año con un trap filtrado de calidez futurista y un algodón de azúcar envenenado con perreo.
Cortesía COLOR
Cortesía COLOR
Por
Redacción Shock

Su segundo tema acaba de salir. Se llama Dos de la mañana y es un trap atravesado por la finura de una diva pop y la vigencia del género musical del que todos hablan en Latinoamérica. COLOR es la nueva joya del perreo minimalista.

Por Fabián Páez López @Davidchaka

COLOR, cuyo nombre de pila es María Hoffman, recién debutó con su primer sencillo hace tres meses. Lo tituló Fuego y, sin duda, fue el grato nacimiento de una nueva pieza en la consolidación de una estética femenina, y feminista, entre los ritmos “urbanos”, todavía hipermasculinizados.

Una epifanía que incluía un dj set de Björk tronando la pista a punta de dancehall y varios días de viaje por Miami, Nueva York y Barcelona, con sus respectivas zambullidas en una que otra fiesta de reggaetón, hicieron que COLOR emergiera como protagonista en la vida de María. Hace menos de dos años renunció a su empresa de mercadeo en redes sociales y se estableció en Buenos Aires como dj y organizadora de una de las fiestas más intensas y calientes de Argentina: Sudan, un evento periódico que tiene como lema “Perreo intenso, fino y elegante”.

(El nuevo video de Palmistry es dancehall minimalista para huir del caos) 

Según me cuenta por teléfono, luego de su primera reunión con Spotify, a la que no sabe si llegó más feliz por el menú de lanzamientos que está cocinando para 2019 o porque llevaba al trabajo una camiseta que decía Reggaetón (sí, por la canción de J Balvin), cuando empezó Sudán “la mayoría de implicados en los eventos de géneros urbanos eran chavones [hombres] y era muy difícil entrar. Ahora, en Sudan la mayoría del equipo son mujeres, incluso la jefa de seguridad es mujer. Es un espacio seguro. En un comienzo la asistencia era de un 30% hombres y el resto mujeres, y feministas. Todos saben que puedo mostrar el culo, lo puedo mover y no tienes porqué tocarme”.

Luego de consolidar el evento como una de las más grandes fiestas de reggaetón en Buenos Aires, y de consagrarse como la conductora de esas extensas jornadas de perreo sudoroso, sacó al aire su proyecto más ambicioso. Se conectó con el productor del argentino Louta (que aparece entre nuestros discos iberoamericanos favoritos del año), Tomás Susevich y puso a rodar su primer tema: un reggaetón en downtempo, o un dancehall minimalista del corte de los temas más fiesteros de Teeklef, French Montana, Kali Uchis, Palmistry o Girl Ultra: Fuego. Para su segundo track, un trap que también empezó a producir Tomás, fichó en la producción a Cítrico, que le dio la estocada final.

Con ese algodón de azúcar envenenado con perreo que fue Fuego. Y con ese trap con un filtro de calidez futurista que fue Dos de la mañana, se presentó ante el público como cantante.  

(Vea también: Una charla con Chocolate Remix, la pionera del reggaetón lésbico) 

Pero detrás de esos finos golpes de trap y de reggaetón también hay una cuidadosa propuesta visual que no hay que pasar por alto. Los videos que acompañan los primeros tracks de COLOR fueron pensados por ella misma y elaborados en conjunto con sus amigas artistas. Cada imagen es como un viaje urbano entre tonos vivos y pastelosos con mucho brillo, todo muy instagrameable.

Naturalmente, esto es solo lo primero que vamos a escuchar de COLOR. Ya vendrá más.

(Vea también: Lo sandunguera no me quita lo feminista: reflexiones desde Suelta Como Gabete)

Temas relacionados: