Se encuentra usted aquí

.

‘Colores’ de J Balvin: Así reaccionó la crítica musical en Colombia

Personajes de la industria de la música reaccionan, canción por canción, al nuevo disco de J Balvin: Colores. 
Portada Colores, cortesía prensa J Balvin
Portada Colores, cortesía prensa J Balvin
Por
Redacción Shock

El artista japonés Takashi Murakami fue el encargado de diseñar las imágenes que acompañan el nuevo álbum del paisa J Balvin: Colores. La placa incluye diez canciones. Cada una lleva el nombre de un color y viene acompañada con la pieza de una flor diseñada por Murakami. Ambos personajes, Balvin y Murakami, forman un engranaje que no hay que pasar por alto en este lanzamiento. Murakami es bien conocido en el mundo porque sus trazos circulan por los más reconocidos hipermercados de la moda; se venden y se consumen en masa. Balvin, hoy por hoy, comparte ese mismo modelo de producción y consumo: su música ha desbordado los números de las plataformas de streaming y ha llegado hasta los rincones más inesperados del planeta; su nombre es uno de los más codiciados en los escenarios más importantes del mundo. Y el match entre ambos es más intenso si tenemos en cuenta el tránsito que ha tenido la imagen del cantante desde sus primeros pasos, desbaratando la estética asociada a lo “urbano” y adaptándose a la paleta brillante y multicolor del arte pop, la misma que tanto fascinó a Murakami. 

Colores, que sucede a los -cada uno más popular que el anterior- Energía (2016), Vibras (2018) y Oasis (ft. Bad Bunny, 2019), apareció en el mundo en plena época de pandemia, mientras todos pasamos tiempo en casa. Y, como cada vez que Balvin estrena un álbum, pinta como un tema de opinión multitudinario. 

Por eso, para masticar el disco canción por canción, convocamos a varios personajes involucrados en diferentes sectores de la industria de la música (críticos, periodistas, radiodifusores, etc.) para que nos compartieran sus impresiones. 

Amarillo - Por Sylvana Gómez, locutora en La 92.9 

Es la canción con la que abre Colores. Es muy interesante ver cómo Balvin decide abrir el disco con los tres colores de la bandera colombiana, obviamente haciendole un tributo a su país, y cómo agarra el color amarillo, que es un color cálido, y lo demuestra con el beat, con las trompetas; mostrando ese lado latino que ha sido su carta de presentación hacia el mundo. Me parece chévere cómo habla de Jose y de J Balvin. En el video se ve esa doble cara y cómo juega con ambos planos: él diciendo ‘Hola, este es J Balvin; Hola,  este es Jose’. Es algo que él ha dejado claro siempre, que el Balvin que vemos en el escenario es un personaje que él ha creado y que Jose es el tipo que está en su casa, con su familia y sus amigos. Es una canción que invita a la fiesta, muy alegre. Es una canción que viene con un beat bien particular. Es una nueva propuesta para mostrar que el reggaetón tiene varias caras. El reggaetón no es solo este beat que él ha usado en canciones como Reggaetón, sino que es innovación. Creo que de eso se trata Colores. Él lo ha dicho desde el principio, para los gustos los colores. Él ve la vida así, a través de los colores. Uno puede oír canciones tristes y sentirse un poco Azul; en Rojo juega con el dolor, el amor y la sangre; en Blanco con el lienzo sobre el que uno puede pintar y eso me parece interesante de Amarillo, la calidez y la propuesta latina con la que entra y arranca colores. 

Azul - Por Jaime Andrés Monsalve, jefe musical de Radio Nacional de Colombia

Hay un asunto en la producción discográfica del cual normalmente no se habla. Se le tiene como un sobreentendido, pero resulta que es algo muy importante del concepto de un trabajo discográfico: el orden de los temas. Estoy convencido de que un disco que esté llamado a funcionar comercialmente hablando no debería arrancar pegando un gancho de derecha desde el corte uno, sino desde el dos. Normalmente el corte uno lo podemos revisar más en tono de introducción. Sobre todo, cuando se trata de un trabajo conceptual, como parece que es este disco. En ese sentido, este track está inteligentemente bien ubicado dentro del desarrollo del disco. Me parece que es un gancho de derecha. Tiene todos los elementos tópicos del reggaetón y no defrauda al amante del género. Por lo demás, sin haber escuchado el resto del disco, parece que hay una conexión un poco etérea entre el disco y la letra. No sé si se repite en los demás cortes, con lo cual  el tema de lo conceptual vendría siendo una cosa mucho más onírica o caprichosa, no necesariamente ligada a los temas de las letras del disco. Está, en particular, es una letra que apela al tópico del reggaetonero por excelencia: el hedonismo; gozarla, pasarla bien, la nena, el vestido de baño, el perreo, etc. Hay un asunto con este tema y es que no va a decepcionar al amante del reggaetón tradicional. Yo no percibo una suerte de vuelta de tuerca ni un interés experimental. Noto un reggaetón duro y puro y en ese sentido que lo hayan puesto como segundo corte es inteligente y algo que va a lograr capturar a su público, que no soy yo directamente, pero creo que es lo que puedo aportar al respecto. 

Rojo - Por Alejandro Villalobos, director La Mega /La FM

José siempre fue muy inquieto por presentar sus canciones no solo desde lo musical. Entendió que la canción debía venir acompañada de una cantidad de elementos decorativos o de marketing. La imagen fue muy importante. Pero no solo eso, sino el concepto. Desde que lo vi por primera vez en un estadio de fútbol, aunque de manera básica, era uno de los pocos que hacía de los shows algo más llamativos. Y en esta oportunidad no fue la diferencia.  Su álbum de colores quiere desmarcarse e imponer un estilo de marketing, de presentar las canciones. Rojo, en especial, es una canción chévere que sentimentalmente refleja lo que él ha venido viviendo: la necesidad de estar con una persona. Creo entender que hay algo más allá y es el sentimiento de José por buscar y encontrar quién lo acompañe. Bien por Rojo y las grandes ideas de José. 

Rosa - Por Chucky García, programador Rock al Parque

Después de escuchar varias veces Rosa, y después de escuchar un par de veces el álbum completo, con todos los demás colores, me hubiera gustado que me hubieran dado otro color, porque siento que en el álbum hay canciones mucho más cabronas realmente. Rosa es una canción como de mitad de álbum. Es una canción más como de transición; digamos que son ese tipo de temas que a veces son supernecesarios en los discos. Más que nada como por una curva emocional. Yo sé que la idea, o esa vieja costumbre, de escuchar los discos en orden pues se rompió con todo el tema de la revolución digital de la música, pero yo soy un vieja escuela y siempre me gusta escuchar los álbumes en el orden que los artistas colocan las canciones, porque finalmente los artistas lo hacen por algo. Para nada es una mala canción, pero siento que hay otros colores con mucho más picante y, además, con mucha más contundencia en el resto del disco. 

Morado - Por Diego Sáenz, director de radio y músico

De las canciones que el señor J Balvin había sacado hasta ahora, esta es la que más me gusta. Me parece que J Balvin, como músico y como artista, siempre ha estado un paso adelante del resto. Aunque actualmente la música urbana está en un momento en el que todo suena igual, desde cuando se encierran en un estudio a grabar, hasta el momento en el que sale, hay muchas cosas parecidas, pero J Balvin, no solamente con Morado, sino con todas sus canciones en general, ha sido siempre un vanguardista. Tanto así que ha sabido colarse dentro de festivales donde antes no había ningún artista urbano como Tomorrowland o Coachella. Es, además, un momento al que él le ha sacado todo  el jugo, el mayor provecho. Y ya hablando del video, a mí personalmente me gustan mucho más los videos que cuentan una historia, como es el de la canción Rojo. El video de Morado es ostentoso, pero no por eso deja de ser eficaz. En él se muestran lujo, mujeres bailando, pintas extravagantes y demás, pero es un gran video. Muy bien dirigido, muy bien producido. 

La historia de la canción Morado es lo que más me gusta. Estoy hablando de la letra, porque no hay nada que le guste más a un hombre, a alguien como Jose, o a J Balvin, o a mí, y es que si uno pide un trago, pues la mujer pida la botella. ¡Eso es algo hermoso! La canción Morado de Balvin es, sin duda, una canción eficaz.

Verde - Por Willy Vergara, locutor en Radio Nacional de Colombia

Me parece lo más simple, falta de todo. Es como para juegos de niñitos en un jardín. Es una mamadera de gallo, es como un juego para hacer “música” para niños de 0 a 3 años. No maduró. Se pasmó. Quedó verde.

Negro - Por Nadia Orozco, periodista Radiónica  

A los 19 años José Álvaro Osorio vivía en Estados Unidos y fue precisamente ahí donde empezó a escarbar en el hip hop y a encontrar ídolos y referentes como Jay Z. De regreso a Medellín hizo lo propio, crear MDL Crew, su propia agrupación de hip hop. Escuchar Negro, la séptima canción de Colores, es de alguna manera retornar a esos cimientos de J Balvin. En este track su figura como un artista más pop que urbano se diluye y le vuelve a dar paso a esa estampa con raíces amarradas a la calle. En buena parte, porque se trata de una canción minimalista, sin círculos armónicos y con el rapeo de Balvin ensamblando los tres minutos de duración. Por otra parte, porque después de un buen tiempo, vuelve el ingenio de Mosty a la producción. Con referencias que van desde Tego Calderón hasta Rikarena, sin dejar el culto por Medellín y retomando su placa “el negocio socio”, pareciera que, al menos en este sencillo, el mensaje es claro y conciso: evolucionar el reggaetón clásico.

Gris - Por Pablito Wilson, periodista musical y autor de Reggaetón: entre el General y Despacito 

Parece una apuesta sencilla, situada en el otro extremo del disco si la comparamos con Amarillo o Arcoíris, que están en el costado más experimental. En esta primera escucha tiene leves reminiscencias a canciones como Ambiente, pero también a ese reggaetón más clásico –ese que Farruko homenajea parcialmente en su experimento de covers En letra de otro (HBO). Es un tanto cíclica, pero también una apuesta lover asegurada… y precisamente de eso es que se trata. No le podemos pedir a uno de los principales artistas del pop contemporáneo mundial que todas sus canciones sean transgresoras y mucho menos después haber lanzado Colores con un sencillo tan arriesgado como Blanco. Precisamente, parte del éxito de Balvin radica ahí, en que sabe leer a su público. Y en que es un hit maker tan efectivo, que aún en esas pocas ocasiones en que no ha cumplido con sus ambiciosos objetivos, ha logrado romperla sin que sus seguidores se den cuenta.

Arcoíris - Por Mariangela Rubbini, directora Shock

¡Aplaudo que volvamos a conceptualizar discos más allá de sencillos! Disfruto muchísimo el juego vocal en esta canción, así como la forma en ella se fusionan, de manera tan natural y orgánica, desde la salsa y la electrónica, hasta el afrobeat. En esta canción es más que evidente el mundo que J Balvin ha recorrido en los años recientes, cómo ha sabido absorber la esencia de cada nuevo lugar visitado, y sumar a cada nuevo cerebro creativo que ha conocido. Ha sido muy inteligente en aprovechar cada nueva persona y cada nuevo lugar que descubre en el camino.

Junto a Negro, este es uno de los videos que mayor curiosidad me produce. Me imagino cómo logrará Colin Tilley expresar visualmente este concepto y, al mismo tiempo, hacer que ningún color le quite protagonismo a otro. Al final, Arcoíris es la canción que resume el ejercicio creativo de J Balvin para este esperado álbum, Colores

Además, el álbum cuenta solamente con dos colaboraciones. Una de ellas es su productor Sky Rompiendo; la otra es la de Mr Eazy, precisamente en esta canción. Oluwatosin Ajibade, cantante y compositor nigeriano, pionero del género que hoy se conoce como Banku, le suma al tema sonidos africanos que me hicieron dejar el computador a un lado y pararme a bailar. Es aquí donde nos damos cuenta de cómo los hilos comienzan a tejerse. Mr. Eazy está firmado con Mad Decent, el sello de Diplo, amigo personal de Balvin y con quien han creado poderosos tracks (Qué calor, Buscando huellas). Mr Eazy también fue parte del cartel de Coachella 2019, en el que J Balvin fue sin duda una de las grandes estrellas. El Arcoíris es la representación de la multicoloridad y, en este caso puntual, de cómo los sonidos ya no pertenecen a uno u otro territorio, sino que se han hecho cada vez más globales, y J Balvin sí que ha sabido romper todas las fronteras posibles. 

Sin duda alguna, Arcoíris es de mis favoritas del disco. Como debía ser, una de las más poderosas y contundentes en términos de propuesta musical. Tilley, por favor, que el video sea ¡Brutal!

Blanco - Por Alejandro Marin, director Todelar Radio

J Balvin presentó Colores con Blanco por varias razones. La primera, porque es la mejor canción del disco. Es esa canción que, como Mi gente en Vibras, captura la atención de fans y haters por igual. En eso Balvin es un experto, en atrapar tu atención. Abre con un beat enorme de Sky, una frase muy provocadora llena de cadencia y ese flow que pone a todo el mundo a bailar al frente del celular, cuando dice: “Yo te como sin beeeat, acapella”...Esa apertura tiene todo para mostrar dónde está Balvin en el juego del pop en este momento: adelante de todo el mundo. Simbólicamente Blanco abre Colores porque es el color universal, porque es el que puede pintar la acuarela mediática y artística de singles. Blanco significa el comienzo, no tiene mancha alguna, está listo para empezar. 

Que Colin Tilley, el director de los mejores videos de hip hop del mundo en esta época, incluyendo Alright de Kendrick Lamar, sea el director de ese video, conecta a Balvin con el mundo del urban estadounidense. Lo ubica en lugares de la cultura pop que ocuparon, en su momento, Marilyn Manson y Floria Sigismondi cuando hicieron The Beautiful People; o Björk y Chris Cunningham cuando se juntaron en  All is Full of Love. Todo lo hace explotando al máximo lo que ve a su alrededor. El baile, el futurismo, la ropa. Básicamente esta es la mejor canción de colores. 

 

Más contenido sobre: