Se encuentra usted aquí

Cómo sobrevivir (y disfrutar) un concierto de música clásica 

No se deje llevar por prejuicios.
Getty Images
Getty Images
Por
Redacción Shock

Desde el 17 al 20 de abril, Bogotá va a recibir la cuarta edición del Festival de música clásica. De 14 países vienen cuartetos de cuerda galardonados, orquestas compuestas por varias decenas de músicos, coros multitudinarios y solistas que han hecho presencia en los escenarios más relevantes del mundo. ¿No puede en la mañana? Hay conciertos en la noche ¿No puede en la noche? También hay en la mañana ¿No tiene plata? Hay eventos gratuitos ¿Vive lejos? Hay 12 escenarios repartidos en toda la ciudad ¿Se quedó sin excusas? Efectivamente.

Por Daniel Gómez 

Es la oportunidad perfecta para despojarse de los prejuicios y de animarse a experimentar algo único. A continuación, algunos tips para sacarle todo el jugo a un recital del género:

No se sienta intimidado

Compases de amalgama, modulaciones tonales, tesitura vocal, cadencias auténticas: Estos son algunos de los conceptos que usted NO necesita para disfrutar de la música clásica. Lo único que necesita es tener la disposición de estar ahí y prestar atención. Trátelo como una práctica meditativa: Agárrese de la primera nota y trate de no soltarse hasta el final, si se distrae, no pasa nada, vuelva a concentrarse y ya está.

Esta música tiene mucho valor

Algunas de las piezas que van a ser interpretadas tienen más de 200 años de antigüedad y todavía son vigentes. El grito de Munch, La República, de Platón, Ciudadano Kane de Welles: Esta son obras que por su calidad y su contenido trascienden su contexto y logran hacer una conexión con personas en distintos tiempos y lugares. Igual que esta música. 

No se va a aburrir

Los compositores de la antigüedad también tuvieron vidas plagadas de pasiones y desamores, lidiaron con penas y pérdidas, algunos experimentaron con drogas, adulterio, activismo político y otros excesos que harían sonrojar a Mötley Crüe. La música que compusieron tiene plasmada toda esta vorágine que fue sus vidas, y está ahí para que todos la escuchemos. 

El público es muy apreciado

No va a encontrar entradas enfangadas, no va a haber retrasos y no va a encontrar precios de boletos elevados (incluso hay eventos gratuitos y encuentra localidades de $20.000 para los conciertos más grandes). Los intérpretes y los escenarios que los reciben están encantados con su presencia y hacen todo lo posible para que usted esté cómodo. No se sienta como un extraterrestre, siéntase valorado.

Está en presencia de súper humanos

Piense que a cargo de los instrumentos están personas que han dedicado más de 10.000 horas a su oficio. Son como atletas de alto rendimiento cuya meta final es comunicarse con usted (sí, con usted) a través de sonidos. Apreciemos eso.

¿A qué concierto debería ir? Si quiere aproximarse al género y quedar impresionado, trate de ir a un concierto de gran formato: La orquesta filarmónica de Bogotá, La orquesta del festival de Dresden, La filarmónica juvenil, Orquesta sinfónica de Amberes y el Coro de cámara de la Universidad de música de Viena. Éstos son ensambles que sólo por la cantidad de gente que ponen en escena son alucinantes. La potencia sonora que ofrece un centenar de músicos tocando en conjunto es incomparable.

Como puede ver, hay un montón de posibilidades y de razones para animarse a experimentar el vasto y rico mundo de la música clásica. Sáquese las ideas preconcebidas y aproveche este tremendo festival. Toda la programación aquí

Más contenido sobre: