Se encuentra usted aquí

¿Cuál fue el concierto más memorable en Colombia?

Viene Radiohead y revivimos los actos memorables que hicieron de Colombia una plaza posible para los grandes artistas. ¿Cuál ha sido el más importante?
Foto: Alejandro Durier (Shock 1999)
Foto: Alejandro Durier (Shock 1999)
Por

Desde que el negocio de los discos perdió terreno y los shows en vivo se convirtieron en la entrada fija de billete para los músicos, Colombia empezó a aparecer con fuerza en el mapa de conciertos y festivales. Claramente, y así le duela a los defensores de la idea de que vivimos en un país sumido en el castrochavismo y gobernado por #FarcSantos, el proceso de paz también ha ayudado a que los extranjeros se sientan confiados de venir al país (esa fue una de las razones para que U2 por fin pisara suelo colombiano). A pesar de nuestras carencias económicas, y tal vez por huirle a tanta tragedia, podemos decir que somos un público que le cumple a los grandes shows. Así últimamente hayamos faltado a actos como el de Prophets of Rage, Phoenix o Paul McCartney en su segunda venida.

Otros eran los tiempos en los que tocaba pegarse un viaje a México, Argentina o Brasil, o en su defecto, conseguirse videos en VHS para ver tocar en vivo a nuestros artistas favoritos. Y ahora que Radiohead, una de las bandas más grandes del rock de todos los tiempos, viene a tocar en la tierra donde nació el ajiaco, la almojábana, el pandebono y la oblea Mick Jagger, quisimos revisar nuestro historial. ¿En qué momento se abrieron las puertas de Colombia para los músicos? ¿Cuáles fueron los empresarios y los artistas que apostaron por venir a este terruño y le abrieron paso a esta oleada feliz y casi impagable de eventos?

 

Lanzamos una encuesta en Twitter preguntado por la visita más importante que había tenido el país; excluyendo, claro, los festivales, que por traer a tantos actos en paquete, bien podrían sacar ventaja. Solo caben cuatro opciones en las encuestas de esa red social, y entre las que seleccionamos tomaron ventaja la visita de Metallica en 1999 y la de los Rolling Stones hace un par de años.

Pero en ese historial de apoteosis musical hay que irnos un poco más atrás. No tanto como en la época del festival de Ancón o el Concierto de Conciertos, pero en la época de traquetismo y narcotraficantes poderosos públicamente, Carlos Lehder intentó traer a los Stones ( Vean también: El orige del mito de Lehder y los Stones). No se dio, pero en 1992, cuando todavía era impensado tener a alguien de talla global por estos lados, vino Guns n’ Roses. El evento estuvo rodeado por una serie de eventos desafortunados que dejó como saldo un desastre en el Hotel Tequendama, un concierto con lluvia a medio hacer y a los empresarios casi en la quiebra.

 

Pasaron varios años para que otra grande del rock pisara el territorio nacional. En 1999 Metallica convocó cerca de 100 mil personas en el Parque Simón Bolívar y dio uno de los mejores conciertos que ha podido ver el país. (Vea la galería de fotos de Shock a Metallica en el 99)

Metallica fue realmente el primer precedente multitudinario y exitoso. Ulrich, Newsted, Hammett y Hetfield pudieron esparcir el rumor de que había una plaza olvidada y rockera fiel en Sudamérica. Hay que decirlo: por muchos años nos perdimos de mucha música por el estigma de una guerra que terminó solo hace unos meses. Pasaría un buen tiempo para que Bogotá (y Medellín, que recibió a Madonna, Guns n Roses y, casi a Paul McCartney, en los últimos años) se convirtiera la plaza que es hoy, a la que los artistas pueden venir sin miedo. Luego del periodo que coincidió con la presidencia de Pastrana y la era Uribe, se dio la explosión. Si hacemos una selección, es evidente que ha sido justo durante la segunda década del nuevo milenio que nos han visitado los nombres mejor parados en las listas globales.

En 2012 la reina del pop llegó a la capital antioqueña y en el mismo año vimos a Lady Gaga en Bogotá. En 2016 vino otra figura pop en la cúspide de su carrera como Justin Bieber y ya nos estamos preparando para ver a Bruno Mars en diciembre.

Pero al universo rockero le ha ido mejor. Dos nombres GIGANTES, así, con mayúscula, se tomaron el estadio El Campín en años recientes: Paul Mc Cartney en 2012 y los Stones en 2015. A eso, sumémosle que Foo Fighters y U2 también pisaron estas tierras. Los primeros en 2015 y los segundos recién hace unos meses.

Y sumemos nombres como los de Roger Waters, The Cure, Björk, Massive Attack, Coldplay, Korn, Rammstein, Queens of the Stone Age, White Stripes, Ed Sheeran, además de los que hemos visto gracias a eventos como Rock al Parque, Estéreo Picnic o el Sónar: Nine Inch Nails, Pixies, The Killers, New Order, Vampire Weekend, The XX, Alt-j, The Weeknd o Chemical Brothers; y próximamente Gorillaz.

A los empresarios, al público que se mete la plata al bolsillo y a la presencia de los Stones y Metallica, le debemos que Colombia esté en el recorrido de los grandes. La pregunta es, ¿estamos para pagarlos? ¿Se va a estallar la burbuja de buenos shows en vivo que estamos viviendo en esta década?

Hicimos una encuesta para que nos digan cuál fue el concierto decisivo en la historia musical del país. Voten acá abajo. 

Temas relacionados: