Se encuentra usted aquí

¿Cumbia villera o reggaetón? La otra final entre River y Boca

Boca y River tienen dos referentes con la pelota que también han debutado en la música: Carlos Tévez y Juan Fernando Quintero
Fotos: Gettyimages
Fotos: Gettyimages
Por
Redacción Shock

Que se hayan encontrado en la final de la Copa Libertadores River y Boca es sin duda uno de los momentos más significativos para la historia del fútbol latinoamericano. Gane quien gane, en las estadísticas va a quedar que los juegos definitivos, la ida en la Bombonera y la vuelta en el Monumental, los disputaron varios colombianos: Villa, Barrios y Cardona por Boca; Santos Borré y Juan Fernando Quintero por River. Pero más allá del resultado y de las preferencias futbolísticas por uno u otro club, acá nos preocupa algo importante: ¿qué música va a sonar en la fiesta de celebración del partido más importante en la historia de los dos equipos?

Una mirada rápida a la plantilla de cada equipo nos hace apuntar a dos nombres claves que pueden ser definitivos para responder. Así, fácil. Si gana Boca, Carlitos Tévez arma la lista de reproducción de la fiesta: gana la cumbia. Si gana River, triunfa el perreo: Juanfer le da play a sus propias canciones, las que grabó en el estudio de Kevin y Chan, Los Rudeboys, sus amigos productores en Envigado, los mismos que producen a otro de sus amigos, Maluma.

Acá analizamos la relación con la música de cada uno de estos dos jugadores, que, aunque no son titulares indiscutidos, son referentes. Tévez, a la hora de marcar, de poner huevos y de poner a sonar la cumbia. Juanfer, para clarificar el juego, filtrar pases, abrir el juego, cantar reggaetón y convocar a Maluma a la fiesta.

Juan Fernando Quintero

La carrera de Juanfer en el reggaetón es bien conocida. Cuando estaba en las inferiores del Envigado, y cuando el reggaetón paisa todavía no había cogido vuelo, Quintero compartía con otro volante conocido, pero en la música, Maluma.

Hoy los conecta su pasado y una amistad que también llevó a Juanfer a la música. Ese lado B de su carrera salió a la luz cuando colaboró en la canción Cibernauta, un remix con Landa Freak y Element Black;  y No te enamores, grabada junto a un puertorriqueño que le dicen “el boquisucio” Luigi 21 Plus. Pero hay más. Hace un par de años, cuando volvió a Colombia para jugar en Medellín, nos reunimos con él en el estudio de Kevin y Chan y nos mostró otras de sus canciones, grabadas con sus amigos en sus ratos libres. Entre ellas aparecía, incluso, una colaboración con Jackson Martínez.

(Lea acá la historia completa de nuestra visita a Medellín: Juan Fernando Quintero: la oscilación del 10 entre el reggaetón y las canchas)

Carlos Tévez  

Carlitos Tévez es ídolo, crack y figura del xeneize porque, cuando estaba en la cima de su carrera, cambió la plata por el barrio y volvió el equipo de sus amores. Luego se fue a China, pero la Boca lo llamó de nuevo.

Que Tévez sea el jugador que más quieren en las villas (que es la forma como llaman a las invasiones en Argentina) y en los barrios bonaerenses no es solo porque es el que más le mete huevas a los partidos. Originario de Fuerte Apache, Carlitos tuvo que pasar una vida complicada. Cuentan que uno de sus vecinos y compañeros de equipo cuando niño, el Guacho Cabañas, le ganó una prueba profesional en Vélez.

Pero al poco tiempo el Guacho fue acusado de robar los bolsos de sus compañeros y fue expulsado del club. Se supo también que llevaba años siendo parte de una banda de asaltantes conocida como los Backstreet Boys, una organización de la cual 20 de sus 24 miembros están muertos y que tenía como sitio de reunión el bloque en el que vivía Tévez.

Con su éxito en el fútbol Tévez se convirtió en un personaje icónico para los jóvenes villeros. De donde se baila y se canta la cumbia villera. Es por eso que el grupo Piola Vago (integrado por uno de sus hermanos) le dedicó a Carlitos una canción: El Apache pibe de oro.

 

Acá aparece Tévez como invitado en el escenario cantando con Piola Vago

 

Temas relacionados: