Se encuentra usted aquí

Daniela Spalla, la guía del pop rock para enfrentar la vida adulta

Las canciones y la historia de Daniela Spalla son como una guía para enfrentarse a la adultez.
Daniela Spalla. Fotos: Javier Quintana
Daniela Spalla. Fotos: Javier Quintana
Por
Redacción Shock

Hace seis años la argentina Daniela Spalla se mudó a México y allí, en la tierra de las novelas y del despecho, dio las puntadas más precisas en una carrera que la ha convertido en una de las voces más entrañables de la nueva ola de cantautoras latinoamericanas.

Con aires de pop rock y hasta toques de jazz ha sabido hilar, con mano quirúrgica y con sencillez, letras emocionalmente cargadas. Sus canciones y su carrera son como un tejido minuciosamente cuidado. No pecan de excesos, ni de prisa, ni de la gratuidad de arreglos extravagantes.

En medio de la mudanza para construir su proyecto, en el viaje, desde luego, han pasado muchas cosas. Se independizó, se entusó, grabó y empezó a ponerle menos peros al sentimentalismo.

Su búsqueda musical es el tipo de historia que trata de encontrarle una vuelta a los problemas de cualquier adulto joven. La soledad, el cambio, la ruptura y la búsqueda de nuevas experiencias.

Durante su más reciente visita a Colombia nos contó su historia, la cruzamos con sus canciones y el resultado fue una guía para afrontar la vida adulta.

Sobre cómo enfrentar la soledad

"Mi primer disco habla mucho de la soledad. Era un poco más existencial. Ahora vienen por nosotros se refería a todas las cosas que, en esos momentos de soledad, venían a ponerme a prueba. El disco habla mucho de eso.

Estaba en Buenos Aires y ya hacía música. Tenía algunos EP, tocaba y hacía locuciones para VH1, pero cuando llegué a México empecé a profesionalizarme. Llegué a vivir con una chica, una hija de una amiga de mi mamá, o algo así. Y ese año pasaron muchas cosas buenas, sobre todo a nivel personal. Tenía miedo de sentirme sola, pero la pasé muy bien.

La primera vez que fui a México había sentido el recibimiento de la gente. Por más de que no me conocieran, o no conocieran mi música, sí hay algo allá que hace que reciban al que viene de afuera con los brazos abiertos. Se me abrieron muchas puertas también a nivel profesional. Cosas que en Argentina todavía no estaban pasando. De ese primer viaje a México me devolví con una propuesta completa de hacer un disco. Lo hice en Argentina y ya cuando estuvo terminado me fui a vivir allá, en 2013.

Al segundo año de vivir allá salió el disco, en 2014. De hecho, vine a Bogotá a tocar en el festival SOMA ese año. Así me fui armando."

Sobre volverse independiente

"Dejé de trabajar con la gente que me llevó a México y empecé a trabajar sola. Esa etapa como independiente me hizo crecer y me enseñó mucho. Formé las bases de mi carrera de una manera más sólida. Me di cuenta que no se trataba tanto de cosas de suerte que pasaran, o en salir en tal o cual medio. Se trataba de hacer un trabajo día a día, ir a tocar a lugares y, por más de que el público al principio fuera chiquito, tenía que volver y así iba creciendo. Esos pasos más simples pero certeros fueron dando resultados más sólidos.

En México, de entrada, en los shows ya había más gente que en Argentina. La gente abre el oído desde un principio. En Argentina hay que hacer mucho más mérito para que te escuchen, por eso tardan más las carreras en Argentina.

La gente es más receptiva y está más acostumbrada al intercambio. México es un lugar geográficamente muy central, entonces la gente está acostumbrada a que lleguen propuestas todo el tiempo. En cambio, Argentina está al fondo. No llegan tantas cosas. A una banda extranjera llegar a Argentina le cuesta más, por eso tiene una escena nacional tan fuerte y tan importante. Como argentinos, tenemos ese legado de rock nacional muy importante y somos muy respetuosos de ese legado. Cualquiera que quiera acercarse tiene que demostrar que puede hacerlo. Hay más exigencia en ese sentido."

Cómo superar la tusa: Camas Separadas

"Camas separadas [el segundo álbum] tiene influencias de la música que fui conociendo en México y a la vez tiene influencias de la música que empecé a extrañar. De repente escuchaba cosas argentinas de las que no era tan fan, pero me recordaban a fiestas o reuniones que movían cosas muy especiales adentro mío. La música de Sandro, de Leo Dan, Babasónicos. Camas separadas tiene el encuentro de esos mundos."

Sobre aceptar las emociones

"En Argentina el público disfrutaba más de ver a bandas que ver a solistas. Y yo estaba empezando a cantar cosas más sentimentales, pero no había mucha respuesta para eso. Ahora allá la presencia femenina es mucho más fuerte. Y, de hecho, las cantantes están teniendo una posición muy pública sobre la importancia de la presencia y la unión femenina en la escena. Pero cuando yo estaba todavía no pasaba eso. En México encontré un lugar para hacer esa música más sentimental, cantada por mujeres. La gente en México no tiene miedo de mostrar ese sentimiento, esa vulnerabilidad. En Argentina somos un poco más fríos.

Fue también aceptar esa parte mía y disfrutarla. Justo coincidió con que yo pasaba de un momento personal así. Venía de una ruptura amorosa y a veces escribía porque necesitaba sacar cosas de adentro. Y si venían palabras o frases románticas o muy dramáticas ya no me lo cuestionaba, hasta me daba risa. Pensaba, ¿por qué no? Salieron canciones y frases bastante dramáticas."

Sobre buscar nuevas experiencias

"Ahora que estoy escribiendo para un disco nuevo me encuentro en ese lugar donde ya me cansé de lo que venía escribiendo. Antes de Camas separadas conocí a Carlos Sadness en México, empecé a escuchar sus letras, quedamos en contacto y cada tanto nos mandábamos canciones. Él estaba escribiendo para su disco y yo para el mío. Él a veces opinaba de mis letras y fue como un desafío, porque nunca había tenido quien opinara de ello.

A raíz de Carlos empecé a escuchar a Leiva, que es otro cantautor español que es muy amigo y también tiene grandes letras. Los españoles tienen otra escuela de composición, de escritura de texto. Y ahora espero descubrir otra cosa porque estoy medio estancada.

daniela_spalla_5.jpg

Estoy tratando de ver películas, de que mis amigos me pasen cosas para encontrar otras historias, de juntarme con amigos para escribir. El otro día me junte con Adán Jodorowsky que es el productor del disco, quien vino a mi casa, tocó unos acordes y me dijo: te dejo esto para acá. Es también un ejercicio de empezar desde otros lugares.

Lo que rige la industria musical es lo urbano, pero sigue habiendo espacio y oídos para esta música que habla desde otro lado. Los que hacemos esto sabemos que el sentimiento o estas historias, siempre van a conectar. Puede que alguien se pase la noche bailando reggaetón, de repente le rompen el corazón y cuando vuelva en el taxi estará escuchando una canción de desamor."

 

Temas relacionados: