Se encuentra usted aquí

Desde Cali Sr. Ortegón: puro voltaje pa que muevan los pies

Por
Redacción Shock

Por: Jenny Cifuenes @Jenny_Cifu

El músico y productor caleño Sr. Ortegón presenta material inflamable en su nuevo disco The Latin Beat. Un álbum con cortes que ponen a bailar hasta al más tieso ligando salsa, boogaloo, hiphop, break beat, salsa choke, timba etc. Desplegando  la magia del cuero, el poder de los vientos, el repique de campanas, el viaje de teclados, cuidadosas guitarras  y el magnetismo de los beats, Sr. Ortegón, a lo caliche, manda en su nuevo trabajo puro voltaje pa que muevan los pies.

Con una nominación en los Grammy Latino, dos en Premios Shock en diferentes ediciones, un cargamento de maxi singles, canciones para bandas sonoras y tres álbumes anteriores: Chik N Nats (2003) I'm Gettin' Loco (2012) y BoogaFlow (2013),  las  maniobras sónicas de Sr. Ortegón brillan enmarcadas en el presente la música latina. 

Esto fue lo que nos dijo:

“Empecé a producir en 2001.  Estudiaba música en Paris, tocaba en la orquesta de La Sorbona  y alguien me llamó para que hiciera un  jingle que llegó a sonar en los olímpicos de Atenas.  Hace como siete años también grababa entre otros con Dj Shungu y Buxxi. Más adelante hice música medio electro con latino en un proyecto al lado de Pana Black, que se llamaba Palma Coco - igual que mi sello disquero-, realizábamos una mezcla de boogaloo con hip hop y electrónica  y nos nominaron a los Grammy Latino en 2013 en la categoría de Mejor Álbum Fusión Tropical con el disco Boogaflow.

En la nueva producción, The Latin Beat,  aparecen como invitados Héctor Viveros, de los primeros cantantes del Grupo Niche,  y  Alirio Zapata uno de los trombonistas más relevantes del Valle del Cauca.  Estuve en la tarea de buscar en Cali músicos que le dieran ese sabor, ese tumbao caleño.  Me encargué de la parte musical, las composiciones son de Stan Galouo, Pana Black y mías,  y las cosas de ingeniería las hicimos Stan y yo, en la parte de vientos además tuvimos un músico llamado Kadillac. El proceso del álbum duró dos años.  Estuve grabando en Miami, Las Vegas, en el D. F. y Bogotá. 

Lo titulé The Latin Beat, porque fuera del mundo latino, hablo de Estados Unidos, Europa, etc.  latino es todo lo afro cubano  o chucu chucu, lo que tiene salsa o lo que tiene una conga por ejemplo.  Es más fácil decir que el álbum es música latina que decir que  es boogaloo- hiphop-salsa-chucu chucu y que también hay break beat, salsa choke y timba. En el trabajo hay programación, sonidos sintetizados, percusiones orgánicas, beats electrónicos etc. y obviamente está muy marcado por mi escuela que es el llamado French Touch. 

El primer single fue A lo Caliche que se lanzó hace meses y estuvo compitiendo en el disco de la Feria de Cali, ahora estamos promocionando el sencillo es Eh Mamá. La forma como se mueve mi material es a través de internet y con los disc-jockeys  de discotecas  que programan y son los que ponen a bailar a la gente. 

Nuestro formato en  vivo  es un sound system. Mezclo con teclado, hay violín, campana, cantante,  un percusionista y un saxofonista o flautista invitado.  Así funciona mejor porque es complicado mover una orquesta grande, en este contexto de la música urbana se presta más y es más fácil mover 4 personas que 20”. 

Temas relacionados: