Se encuentra usted aquí

Def Jamaica: la resistencia en Soacha por la supervivencia de 'otras' músicas

La discoteca se ha convertido en un espacio cultural que celebra el arte, la música en vivo y las propuestas alternativas
ATERCIOPELADOS EN DEF JAMAICA
ATERCIOPELADOS EN DEF JAMAICA
Por
Sebastián Peña

Al sur de Bogotá, en el densamente habitado municipio de Soacha, hay un lugar que se ha convertido en un espacio cultural y un escenario obligatorio para las propuestas musicales alternativas. Allí, durante 13 años, se le ha abierto la puerta a la diversión en torno a la música en vivo y es un club nocturno que ha ayudado a darle una buena cara a la zona rosa de ese importante sector de Cundinamarca. Hoy Def Jamaica goza de gran popularidad, pero para llegar a ese punto ha tenido que arriesgarse a navegar en contra de la corriente, siempre tomando decisiones “por amor al arte”.

Por: Sebas Peña - @SebasNews // Fotos: Cortesía Def Jamaica

De Soacha se dicen muchas cosas, usualmente los medios (e incluso cierto alcalde) han estigmatizado al municipio, siempre resaltando las cosas malas como la inseguridad o el deplorable servicio de transporte, solo por mencionar dos problemas. Pero pocas veces se habla de lo bueno y, mucho menos, se le da visibilidad. Ahí es cuando aparece Def Jamaica, un proyecto que surgió en esa zona del departamento y que, con trabajo constante, persistencia y una propuesta de rumba diferente han ayudado a que más personas se den cuenta que Soacha no es como la pintan.

def_1.jpg

Miguel Ángel Pinzón, mejor conocido como Dj Mike, es uno de los integrantes de El Freaky, no solo considerado un referente local de sonidos como dancehall, afrofusión o moombathon, sino que también es un ejemplo de autogestión y apertura de espacios. Antes de llegar a ese colectivo, Mike se aventuró a ser empresario y le metió toda su energía a ofrecerle a su Soacha natal un lugar en el que lo más importante fuera la música no comercial, esa a la que nunca se le daba la oportunidad en radio.

Los inicios de Def se remontan a encuentros clandestinos, fiestas que se ofrecían en bares o salones comunales a las que llegaban vecinos del sector y amigos que le hacían bulla a los eventos. Para hacerle ruido a sus fiestas, Mike y su combo recorrían Soacha repartiendo volantes y pegando posters en los postes con información de la farra. Así se fue haciendo conocida la rumba en la que el reggae y el dancehall eran protagonistas, música curada por Dj alternativos que les mostraban a sus asistentes nuevos sonidos alejados de lo que proponía la radio y en una era en que la única red social existente eran las salas de chat con extraños y el chat de Windows Live Messenger.

def_soachaaa_fila.jpg

De acuerdo con Mike, la gente de Soacha, una zona habitada por más de un millón personas, solía irse de rumba a diferentes zonas de Bogotá; la 85, Chapinero, Restrepo, Centro o la Primera de Mayo. Por eso surgió en él y en su hermana Magda la necesidad de crear un espacio musical y de rumba propio; de soachunos para soachuanos. Ahí los dos integrantes de la familia Pinzón, estudiantes, curiosos musicales y trabajadores, decidieron unir fuerzas y asociarse para abrir un espacio con capacidad para 120 personas en el centro del municipio. En un principio el lugar quedó ubicado en una esquina de la desaparecida Calle del Pecado, zona en la que se vendía y consumía droga sin Dios ni ley. Empezar ahí no fue fácil y ganarse el respeto de sus compañeros de calle mucho menos, pero con el paso del tiempo la propuesta fue tan llamativa que lograron ser acreedores de la aceptación de los vecinos.

[[nid:109584]] El lugar le debe su nombre a que Mike siempre estuvo relacionado con la palabra Def: “le pusimos así porque en 2003 la disquera Def Jam Records sacó un disco con los mejores artistas de hip hop gringo y los de reggae/dancehall jamaiquino. Ese fue el CD que yo más escuchaba porque unía dos culturas y sonidos diferentes. También mis hermanos, que son más rockeros, escuchaban Deftones. El Def me perseguía, era un término relacionado a la música que también significa ‘diversión en familia’, porque nosotros, todos los que vamos al club, somos una familia”, asegura. Grafiteros, skaters, raperos, punkeros, estudiantes y hasta padres llegaban (y siguen llegando) a Def porque el espacio empezó a tener una muy buena fama al sur de la capital del país y la curiosidad hacía que muchos se desplazaran hasta Soacha por conocer el lugar.

def_art.jpg

Sin pretenderlo, Def Jamaica empezó a ser la puerta de la música de San Andrés y Cartagena en el interior. El bar fue el primer lugar que le dio visibilidad a artistas nuevos como Jiggy Drama, Hety And Zambo, Lil Silvio y Buxxi con canciones que no sonaban en su momento en ninguna emisora de Bogotá y que empezaron a tener repercusión gracias a que fueron reproducidas en vivo en Soacha. Mike asegura que la bandera de Def es que la música comercial no suena en su discoteca, porque para este tipo de géneros musicales existen miles de clubes nocturnos. La idea de Def es ser un lugar en el que el 60 o 70% de la música que se programe sea de artistas colombianos inscritos en géneros familiares al hip hop, reggae, dancehall y hasta rock. El 20 y 30% restante es para propuestas internacionales que tengan una conexión especial con la cultura musical que profesan los asistentes.

Def evolucionó, cambió de lugar y se instauró en el segundo piso de una de las zonas más concurridas de Soacha. Desde ese momento, el lugar ha tenido renovaciones para que los asistentes puedan tener una experiencia para recordar. Para la muestra este video de Kafu Bantón llevando la playa a la ciudad.

Actualmente Def tiene dos espacios, el primero ubicado en un segundo piso, donde se realizan los conciertos y el segundo es una terraza en el tercer piso con un bar de 360° adecuado para poder charlar antes de entregarse al dios del sandungueo. A lo largo de estos 13 años, Mike y su equipo de trabajo han creado una familia y él lo define así porque más allá de colaboradores o empleados, ha encontrado en su personal un respaldo en los momentos difíciles y también en los de evolución. La buena vibra del sitio empieza por la calidad humana en la atención, después en el poder de la música y, por último, en el baile.

Por Def han pasado más de 800 artistas nacionales e internacionales y le han hecho saber a sus dueños que es un espacio con una magia especial. Por lo general, después de cada show, los músicos que prendieron la tarima se quedan para seguir la rumba, compartir con la gente y tomarse unos tragos sabiendo que el trabajo ya fue hecho. El lugar ha sido referente de la rumba alternativa en Bogotá y en Colombia, por eso, muchos extranjeros se desplazan hasta el lugar para sollarse el ambiente que allí se respira. De hecho, Def hace parte del circuito que muchas agrupaciones internacionales agendan para presentar su música en vivo y primero tienen en mente presentarse en esa tarima que en alguna de Bogotá. Para Mike ha sido importante darle valor a la música en vivo, ese que con el paso del tiempo se ha ido perdiendo en varios establecimientos de la zona urbana donde no se le da el protagonismo que merece. El escenario en Def es íntimo, acobija a casi mil personas, pero los recitales se sienten personales y privados.

Cada aniversario Def se esmera por tener un cartel de lujo y por darle a Soacha toque de primer nivel con artistas top. Superlitio, LosPetitFellas, Ali Aka Mind, La Pestilencia, La 33, Vicente García, Systema Solar, Jiggy Drama, entre otros, pueden dar fe de la fiesta que se vive en el municipio gracias a Def. De hecho, el lugar se ha convertido en un espacio cultural que ha hecho que muchos bogotanos se quiten de la cabeza muchos estigmas que hay en torno a Soacha.

foto_6_1.jpg
foto_1_1.jpg
foto_9_0.jpg

Llegar a Def desde Bogotá no es difícil. Se puede ir en algún bus que pase por la Avenida Boyacá o por la 68 con destino a Soacha o se puede hacer uso del Transmilenio, llegar a la estación de San Mateo y de ahí tomar un carro hasta la discoteca. Para el regreso a Bogotá hay algunos buses disponibles, pero también está la opción de tomar taxi.

Def es más que una discoteca; es un espacio cultural, un lugar donde la música es protagonista pero que tiene la hermandad como bandera principal. Allí no se discrimina, nadie es más que nadie y ofrece el espacio y ambiente para liberar por medio del baile las malas vibras. Cada uno tiene la oportunidad de adueñarse de la pista de baile o de observar cómo otros se apoderan del espacio con sus movimientos. Hasta ahora solo existe un Def, Def Soacha, pero en un futuro podría convertirse en una marca que esté presente en otras ciudades y que le siga ofreciendo tarima a proyectos alternativos e independientes que le meten la ficha a la música en vivo y poco convencional, esa que es difícil de escuchar en otras discotecas o en las emisoras populares.

soacha.jpg

¿Qué está esperando para pegarse un viaje a Def? #XuachaConPuestos

Recomendado: 50 años del Show de Las Estrellas: parte de la historia de la música colombiana

#LaMúsicaNosUne

 

 

 

 

Temas relacionados: