Se encuentra usted aquí

Diez canciones sobre pagar impuestos que varios políticos deberían escuchar

No solo de amor hablan las canciones.
Getty images Creative
Getty images Creative
Por
Redacción Shock

La semana en Colombia empezó convulsionada. No sabemos si es por Mercurio Retrogrado, o porque las discusiones políticas en el país cada vez están más calientes. Esta vez la polémica gira en torno a las declaraciones de renta de algunos políticos. Según la Ley 2013, sancionada el pasado 31 de diciembre, los servidores públicos electos mediante voto popular deben hacer pública su información tributaria para conocimiento de todo el país.

Algunos funcionarios públicos compartieron esta información a través de redes sociales y otros simplemente se encargaron de notificarla a los sectores correspondientes, pero como estos documentos ahora son de dominio público se filtraron varias de las declaraciones de renta y, como era de esperarse, los usuarios de redes sociales saltaron al ver que varios congresistas y funcionarios públicos, a pesar de ganar altísimas sumas de dinero, estaban exentos de entregar dinero a la DIAN.

Las explicaciones que se han dado sobre el por qué está en ceros el papel son, “que es por saldos adelantados”, otras que “porque no se declara sobre patrimonio”, y algunas más “que, porque por retención en la fuente ya se hicieron todos los descuentos”. Válido o no, lo cierto es que en este país muchos funcionarios públicos se han dedicado a lucrarse con el dinero que los ciudadanos pagamos como impuestos. Y para recordarles que las leyes son para todos hicimos un recuento de todas esa canciones en las que artistas decidieron echarles la madre por corruptos.

Iniciemos con la Pestilencia, la banda paisa que con una letra tajante nos recordó que en temas de dinero y política todo es muy frustrante, “tantos esfuerzos y al final lo que hace la nación es escupirnos. Por eso tanta desigualdad social e inconformismo”

Siguiendo por Medellín, llega La Peste Mutantex, nos recordaron por qué el dinero solo nos trae problemas.

Volando a Bogotá nos estrellamos con dos temas de Aguas Ardientes que le darían una bofetada a cualquier funcionario público, uno es el de las altas sumas de dinero que se mueven en campañas políticas y patrocinadores ¿Esas no se declaran en la renta?

Y la otra es esa canción que nos define a los que sí pagamos renta anualmente.

Siguiendo la línea de impuestos viajamos a Reino Unido, con Taxman, The Beatles, quienes hicieron un manifiesto bien detallado sobre los impuestos tan altos que nos obligan a pagar.

Y parece que los británicos la tienen clara con impuestos y dinero, ahora es el turno de Pink Floyd y su canción Money, una crítica profunda a la desigualdad en la que vivimos.

Ahora saltamos a The Who, quienes nos recordaron que no hay plata para citas amorosas porque la mitad del dinero hay que dárselo, en nuestro caso, a la DIAN

Y en últimas por si no tiene con qué pagarle a la DIAN y para ponerse a llorar de paso.

Finalizamos con I Paid My Income Tax Today de Irving Berlin quien nos recordó que después de pagar impuestos es necesario revisar el bolsillo de los políticos, sí, como lo estamos haciendo ahora, en teoría, al menos.

La ñapa, porque en estos casos tributarios, no sabemos si reír o llorar…

Vea también: Canciones para hacerle pistola a la corrupción de nuestros políticos (Vol. II)

Más contenido sobre: