Se encuentra usted aquí

El álbum de Calle 13 que obligó a hacer reggaetón de una forma diferente

Adiós al reggaetón como el mundo lo conocía.
Photo by Kevork Djansezian/Getty Images
Photo by Kevork Djansezian/Getty Images
Por
José "Pepe" Plata

Residente, Visitante y PG-13 presentaron a través de Los de atrás vienen conmigo un rompimiento artístico con la etiqueta de reguetón. Este proyecto fue merecedor de 5 premios Latin Grammy en 2009; Álbum del año, Grabación del año, Mejor Álbum Urbano, Mejor Canción Alternativa y Mejor Video musical versión corta. ¿Qué trajo este disco que rompió la forma de hacer reggaetón?

Por: José “Pepe” Plata / @Owai

En el 2008, el mundo conoció el tercer disco de Calle 13 en un tiempo en el que Myspace era la base de las relaciones entre los artistas y su audiencia y en el que Facebook aún no se había masificado. Cuando se habla y escribe de reguetón, existen ciertos conceptos que aparecen una y otra vez como lo son: cosificación de la mujer, repetición de los beats, videos ostentosos con mujeres y automóviles, hedonismo, evolución de la música de Jamaica y Panamá, letras explícitas y más.

Pero cuando se llega a algo llamado Calle 13, definitivamente hay un quiebre. Y esto porque lo que fuera una agrupación que entró a ser parte de una realidad sonora de los tempranos dos mil, poco a poco se fue desligando para dejar una huella propia en la música del siglo veintiuno y a la vez terminó siendo un medidor de la consciencia del continente.

Lo que comenzó como un juego de medio hermanos René Pérez (Residente) y Eduardo Cabra (Visitante) creando algunas pistas y liberándolas en la web hacia el 2004, alzó vuelo y se convirtió en el Calle 13 que empezó a armar ruido el año siguiente: Un primer disco homónimo que sirvió además para mostrar que mientras el mundo buscaba diversión en el reguetón, estos personajes buscaron ir más allá de él.

Y fue con su tercer disco, el momento para hacerlo. Si bien el mundo había gozado hasta la saciedad a los clásicos de personajes como Don Omar, Daddy Yankee, Tego Calderón entre otros, Calle 13 era, como dicen las abuelas, “rancho aparte”. Había firmado con la multinacional Sony cuatro discos y mostraba un gran interés en aprovechar cada viaje promocional o de presentación para estar en contacto con artistas, más que en fiestas.

Los de atrás vienen conmigo fue un disco con el que Calle 13 encontró ya un camino con otras músicas y otras personas. Así fue como llegaron a incorporar cumbia villera, música balcánica y hip hop. Y fue además el momento en el que tuvieron la participación de Juanes, Rubén de Café Tacuba y Rubén Blades.

Y tuvo tres miradas musicales tan distintas como claves porque fue grabado en Argentina, Panamá y Puerto Rico. Fue así la oportunidad de darle notoriedad a lo que ellos mismo dijeron que iba a ser Calle 13 en el futuro; algo donde no estaba la palabra límite. Concebido así como un viaje sonoro o la función de un espectáculo, este disco fue producido por Residente y Visitante, de modo tal que se armó su curva sonora como algo que ellos solo comprendieron y que sonó así:

Intro - Crónica De Un Nacimiento:
La historia de Residente, contada por él mismo. De cómo su nombre se hizo famoso y cómo opacó a René Pérez y cómo la música lo animó.

Que Lloren
Una clara muestra de cómo se hizo una diatriba contra la industria de la música; donde algunos son tan mezquinos que solo quieren quedarse con la fama y venderse.

No Hay Nadie Como Tú
Si no se recuerda la declaración de amor con el coro famoso cantado con Rubén de Café Tacuba, no se sintió este disco.

Gringo Latin Funk
Con un ritmo funky disco se tiene una comparación entre una mujer y el continente. Una manera de decir que hay cosas falsas y cosas que se quieren parecer a las de verdad.

Ven y Critícame
Una nueva colección de rimas con onda funky swing es una nueva autobiografía de René, diciendo lo bueno y lo malo de él

Esto Con Eso
Un llamado a la pista de baile, con una onda dancehall con descripción de un cuerpo voluptuoso y lujurioso.

La Perla
Con el juego de la percusión de la Chilinga y la gran voz de Rubén Blades se tiene un flow latinoamericano sin par.

Electro Movimiento
A través de unos beats que frenéticamente llaman a la pista de baile y en donde se mezclan el español y el inglés, se hace una descripción del ambiente de una pista de baile.

Intro Fiesta De Locos
Quince segundos de antelación de una canción que va a estallar.

Fiesta De Locos
Una inspiración sexual y rockera que es una fiesta sin par. Una que quien vive, no olvida.

Los De Atrás Vienen Conmigo
Una canción que rinde un homenaje a la historia; a todos aquellos que bien nutrieron la historia y la siguen nutriendo.

Tal Para Cual
Con un estribillo de una cumbia chicha y con una cadencia sin par, esta canción es una declaración de amor donde cualquiera se da cuenta que se puede amar a pesar de todo.

Interlude Irie Rasta Man
Otro de los interludios que se usan y que se dedicó a Sean Paul, burlándose de sus rimas y de lo incomprensibles que son.

Bienvenidos A Mi Mundo
La apología a la diferencia y a la locura, nuevamente con rimas sobre el amor.

John El Esquizofrénico
Con un ritmo de vals, se narra la historia de un esquizofrénico, de alguien que pide solo amor y comprensión en el mundo. Pero que, si no se cuida, lo peor es la muerte.

Outro
Ha terminado la función y se acabó el show en el que se gozó, amó, bailó y lloró. Más sería abuso.

Después de este disco, se comenzó a hablar de algo que revolucionaría el mundo musical: Una posible colaboración entre Calle 13 y Gustavo Cerati. Pero eso es otra historia.

Mientras tanto, algo que sí sucedió quedó así:

Recomendado: Residente vs. NK Profeta: la tiraera más brutal de los últimos tiempos

 

 

Temas relacionados: