Se encuentra usted aquí

El Gran Varón de Willie Colón y la incomodidad que generaba entre algunos gais

Este 2019 la canción cumple 30 años de haber sido publicada. ¿Su mensaje afectó o benefició a la comunidad LGBTI?
Fotos: Daniel Álvarez
Fotos: Daniel Álvarez
Por
Sebastián Peña

Hay canciones de canciones, unas que se disfrutan por unas semanas y otras que quedan en la memoria de las personas por el gran impacto que causaron. En 1989 el boricua Willie Colón incluyó en su álbum Top Secrets la canción El gran varón compuesta por el panameño Omar Alfanno en la que se habló por primera vez del VIH en América Latina.

Por: Sebastián Peña - @SebasNews // Fotos: Daniel Álvarez - @Daniel.Alvarez9

De entrada hay que entender que El gran varón fue escrita y lanzada en una época extremadamente difícil para la comunidad LGBTI y sus derechos.
Por eso la comprensión de la canción será muy diferente para un homosexual o transexual / travesti / trangénero que sabe y entiende lo que esta canción significa para su historia de vida. La canción nace de una historia real y el Simón del que se habla fue un compañero de colegio del compositor al que le hacían matoneo por ser homosexual y que se fue de su país para sentirse libre de las miradas prejuiciosas de la sociedad conservadora y homofóbica. La canción, por su extraordinaria riqueza sonora y salsera, fue elegida como uno de los sencillos radiales del álbum, pero no la tuvo para nada fácil; varias emisoras la prohibieron y algunos activistas gais aseguraron que la letra estigmatizaba a toda la comunidad LGBTI.

Lo que sí es claro es que la canción, a pesar de que cuenta la historia de un hombre gay infectado por el virus que se adquiere por vía sexual, expuso a una comunidad que en su momento era ignorada por la sociedad. De paso, les mostró a algunos que las mujeres trans existen y envió un mensaje a las familias latinas de que “si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada”; es decir, aceptar a las personas tal cual son y más si esa persona es su hijo. Una de las líneas más importantes de la canción dice “no se puede corregir a la naturaleza, palo que nace doblado jamás su tronco endereza”, y es el momento en que muchos sienten alivio porque esa frase queda en la memoria de las personas. El mensaje es claro: las personas son como son y hay que aceptarlas en la forma en que ellos quieren ser. Ahora, en pleno 2019, deberíamos tener vallas gigantes para recordarles a muchos la importancia de tolerar al prójimo.

_dea4501.jpg

Los personajes de la canción son dos: Simón, el hijo gay que se convierte en mujer trans cuando viaja al extranjero y Andrés, un padre que estaba orgulloso de tener un varón en casa y que lo educó con mano dura y severidad para que fuera un “macho” como él.

Más allá de ser un género insigne fiestero, la salsa se encargó de tratar temas espinosos que eran tabú en su momento. Juan Albañil, de Cheo Feliciano, habla de la desigualdad de clases sociales; la mítica Pedro Navaja del militante Rubén Blades cuenta la historia de la muerte de un proxeneta hampón y una prostituta; y Juanito Alimañana de Héctor Lavoe recrea la vida de un ladrón, por mencionar solo a algunas canciones.

Varios homosexuales pueden recordar cómo El Gran Varón los ponía a sudar cuando la escuchaban en reuniones familiares porque cada línea de la canción hace que de alguna forma la historia de Simón se conecte con la suya. Otros pueden recordar que en el colegio les decían “esta es su canción” cuando sonaba por ahí y por último muchas mujeres trans tienen como himno este tema que las acompaña en su vida como si fuera un tercer apellido.

_dea4620.jpg

La canción cumple 30 años en 2019 y en Colombia ha estado presente en todas las familias porque aún suena constantemente en las emisoras de salsa. Hablamos con 5 hombres gais y una chica trans que nos contaron su experiencia con este sencillo, considerado por la Revista Billboard como uno de los más importantes de la música latina.

Alejandro Marín – 33 años

"Tengo una historia con esa canción porque cuando estaba en el colegio me hacían bullying con ella. Crecí en un pueblo y yo era la única 'loquita' que se veía por ahí porque se me notaba lo afeminado. Había un grupo en especial de un grado superior en el colegio y ellos me la cantaban, me decían cosas y desde ahí le cogí fastidio a la canción. Esa gente me decía que yo era ese 'gran varón' del que se habla y eso me hacía llorar porque yo estaba en ese proceso de aceptación. Luego dejó de importarme, pero siempre tuve miedo de que me pasara lo que dice la canción y pensé que todos los gais querían convertirse en mujer. Afortunadamente ahora es diferente y ya soy más seguro con lo que soy, pero en ese momento era muy difícil escuchar esa canción y no sentirme mal."

Anónimo – 19 años

"Yo siempre supe que era gay, desde que tenía 6 años me sentía atraído por un compañerito y ahí me di cuenta de que no era como el resto, pero igual en ese momento uno actúa natural sin saber que la sociedad está lista para criticarte por tus gustos. El primer recuerdo lo tengo en mi casa a eso de los 9 años, seguramente antes había escuchado la canción, pero sólo ahí le puse cuidado a la canción. A esa edad ya era el nuevo milenio y los gais tenían mayor visibilidad, pero seguía siendo un tema de burla en la casa. La canción dura como 6 minutos y medio, pero cuando sonaba en la radio parecía que su duración fuese de 20 minutos. Yo me ponía nervioso, sudaba y pensaba que si mi papá la escuchaba podía empezar a ver que yo podía ser como ese Simón. Recuerdo que mis tías decían que mi papá era muy machista y que ojalá yo fuera igual a él. Es una canción muy incómoda de principio a fin. Siempre que suena por ahí la quito, le bajo el volumen o me voy para no tener que escucharla nunca más. Le dio mucho pie a que los heterosexuales tuvieran más peso para hacerle burla a los gais."

Danna Sultana

"La canción es histórica en el género de la salsa y recuerdo que estaba muy niña cuando se escuchaba por todo lado. Cada vez que sonaba salía corriendo del lugar porque siempre era el momento perfecto para que la gente me la cantara en doble sentido haciendo bullying, pero al escuchar “árbol que nace doblado que jamás su tronco endereza “ me identificaba con esa frase. Era algo rarísimo porque no me dejaba de gustar Willie Colón."

_dea4648.jpg

Daniel Rodriguez – 25 años

L"a canción me parece buena en el sentido del ritmo que tiene, sin embargo, creo que en sus letras estigmatiza muchísimo a los homosexuales y el hecho de que el personaje por ser gay haya fallecido a causa de una 'extraña enfermedad' la cual se sobre entiende que es el VIH/Sida me parece muy grave. Al escuchar la canción frente a mí familia, me sentía normal, mis padres no saben que soy gay y no tenía por qué demostrar una reacción al escucharla, sin embargo, por dentro me invadía un sentimiento de culpa al no haberles dicho a ellos acerca de mí orientación sexual. Creo que El gran varón tiene cosas pro gay y cosas anti gay; si bien se nos estigmatiza, también es cierto que en la canción dice que "el que esté libre de pecado que tire la primera piedra", lo veo como algo a favor, nadie es perfecto. Recuerdo que cuando la escuchaba hace algunos años imaginaba la situación al momento de salir del closet con mi familia."

Marco Vergara – 23 años

"Si bien nos encanta bailar esta canción, es una canción que entra en un debate social muy delicado que es generalizar a la comunidad. Ellos no generalizan en la canción, pero el hecho de que una persona de un pueblo le diga a su abuelo: 'soy gay' va a crear algo de conflicto porque seguramente la única referencia que esa persona tiene de un homosexual es la historia de Simón. Muchas veces nos educamos con las canciones, por ejemplo, escuchamos Arroz con leche y vemos que es una canción machista, lo mismo ocurre acá porque se refiere a la comunidad de los gais como esas personas que se contagian de VIH alimentando ese estereotipo como si los heterosexuales no pudieran adquirir el virus. Ahora nosotros tenemos que luchar porque los padres no piensen que todos los gais son como Simón."

_dea4674.jpg

Esteban Hernández – 26 años

"Es una muy buena canción. Ideal para Navidades en familia donde uno es el primo diverso. Recuerdo que al escucharla me sentía raro. Estaba muy niño y veía que la canción generaba cierta picardía en la gente, pero no entendía bien la historia de Simón. En la adolescencia fui entendiendo el tema mejor. Creo que es una canción completamente pro gay y transgresora. Todos los padres con hijos LGBTI deberían oírla para no repetir el comportamiento del papá de Simón y luego sufrir por los errores. El Gran Varón es un retrato colorido y duro sobre lo que era ser gay a finales de siglo. Usar prendas femeninas y ser atacados o morir de ‘extrañas enfermedades’ eran solo una muestra de lo duro que era ser gay en ese entonces. Y aún sigue siendo complejo. También recuerdo mucho a una tía que la oía un montón. Creo que le recordaba a un primo que ‘al extranjero se fue y lejos de casa se le olvidó el sermón’."

El debate sigue abierto. Muchos ven aún la canción como un himno a favor de los gais, pero otra parte de la comunidad siente que afectó aún más la imagen estereotipada del gay de la época y alimentó la transfobia de muchas personas en la sociedad. El gran varón hace parte del repertorio de Willie Colón y es una de las canciones que más corean las personas en los conciertos del salsero boricua.

 

 

Temas relacionados: