Se encuentra usted aquí

El libro que prueba que estamos en 'la época del rap de acá'

Un texto que recopila entrevistas con algunas figuras destacadas del rap colombiano.
Foto: Jorge Moreno Blanco.
Foto: Jorge Moreno Blanco.
Por
Redacción Shock

No cabe duda de que el rap está en un gran momento en Colombia y Latinoamérica. Las propuestas cada vez son más numerosas y sólidas y se han sueprado estereotipos sobre él para llegar a públicos cada vez más amplios. Una escena independiente y fuerte está recogiendo los frutos que lleva varias décadas sembrando. Es ahora que surge La época del rap de acá, libro de Santiago Cembrano que reúne entrevistas y perfiles con algunos de los artistas más destacados del rap en Colombia hoy.

Santiago lleva un buen tiempo haciendo una investigación juiciosa de este género en Colombia. La época del rap de acá es resultado de varios meses de reportería como colaborador de distintos medios en los que habló con algunas de las figuras más llamativas del rap colombiano hoy. “Sentía que el trabajo que había hecho hasta entonces era valioso y quería darle más relevancia, sacar mis artículos y entrevistas de la inmediatez de internet, un campo en lo que pasó hace una semana ya es viejo. Obvio, es una herramienta valiosa para la difusión, pero poner mis contenidos en un libro físico le da otro tipo de importancia”, cuenta Santiago. “Me parecía que mis artículos, y más aún los artistas abordados en ellos, merecían una pieza física, bien hecha, que diera cuenta del impacto que habían tenido en mí, en muchas personas y en el rap colombiano. No podía quedarse todo en internet, sería como un rapero que sacó sencillos pero nunca sacó un disco: para mí mi libro es como mi disco”, agrega.

Imagen

(Portada: Iconblast). 

Los artistas elegidos para el libro fueron Zof Ziro, No Rules Clan, Ruzto, Alcolirykoz, N. Hardem, Luis7Lunes & Vic Deal, Ali A.k.a. Mind, Lianna, Granuja y Rapiphero, propuestas que, para Santiago, son representativas del momento que vive el rap colombiano hoy. “La elección de lospersonajes se dio por la coyuntura, por los álbumes que habían sido publicados en esos años que venía cubriendo el rap nacional y, obvio, por mis gustos personales”. Aclara que no se trataba de hacer una enciclopedia de rap, sino de mencionar a aquellos nombres que, para él, eran clave para la época que vive hoy el género en en el país.

Fotos: Katherine Fresneda.

10 artistas de rap colombiano que no pueden faltar en su biblioteca

Rimas y beats de avanzada, y a la colombiana: desde lo discotequero y fiestero hasta lo callejero e introspectivo.

Si bien en algún momento en el rap había un afán por demostrar quien era el que tenía "más calle", hoy priman la autenticidad y las formas de hacer llamativa la cotidianidad. "Mientras que antes se privilegiaban las historias crudas y las vivencias en las calles, hoy se premia la honestidad y ser genuino: eso es ser real para mí. No es necesario crecer en un ghetto para rapear como un hijueputa, hay que saber contar la vida de uno, elegir buenos beats, tener ingenio y ponches, etc. Creo que hoy hay una preocupación estética importante que aprecio mucho, que apunta a cuidar el cómo y no solo el qué. Es como el cine, hay películas que cuentan una historia que en sí es brutal, una guerra digamos, pero no la cuentan bien, y hay cintas de una conversación casual, como Coffee and Cigarettes de Jarmusch, que me encantan por ese ingenio que tienen para hacer resaltar lo cotidiano como espectacular, para hacernos fijarnos en cosas del día a día de otra forma". 

Para Santiago, Luis7Lunes & Vic Deal son un gran ejemplo de hacer llamativa la cotidianidad con sus últimos trabajos. "Esta tendencia creo que se puede rastrear también al 2007 cuando Alcolirykoz publicó En Letras Mayúsculas, que se preocupó por ese ingenio, por hacer que la manera en que contaban las cosas fuera entretenida y llamara la atención. Y la propuesta de AZ es tan ganadora porque además de ese cómo también tienen el qué. Para mí es el equilibrio perfecto entre historias de lo que pasa en las calles y en el barrio de ellos, Aranjuez, con una forma muy chimba de narrar y de rapear. El rap colombiano le debe mucho a Alcolirykoz, sin duda". 

25 discos fundamentales de hip hop colombiano

Los 25 álbumes definitivos del hip hop colombiano

Un reconocimiento a una de las músicas con mayor ascenso en Colombia: el hip hop.

Esta serie de conversaciones son también una forma de dar al rap el espacio que merece (y que usualmente no ha tenido) en los medios tradicionales. “Se necesita un cubrimiento constante y más a fondo, hecho también, aunque no únicamente, por gente que sepa de rap a profundidad, no solo de "música" y que tenga habilidades de escritura y expresión. Hacen falta más reseñas que critiquen, es decir, que evalúen, álbumes para generar una discusión pública desde distintas posiciones”, opina Santiago. Después de todo, el rap es una gran manera de contar una historia. "Intrínsecamente, el rap reivindica la importancia de la historia de cada uno: todo es rapeable mientras haya ingenio y estilo para contarlo. Las anécdotas de cada barrio, la jerga de cada ciudad, la mentalidad de cada generación, además de temas culturales como películas, ropa, etc, hacen que el rap sea muy rico en subtexto, lo que permite conocer más a fondo cómo es cada persona que rapea y en qué contexto lo hace". 

Hace falta crear más memoria alrededor del rap y en eso está de acuerdo Gambeta, de Alcolirykoz, autor del prólogo del libro. “Necesitamos dolientes, la historia del rap la debe contar alguien a quien le importa de verdad, una persona que, más allá de que sea amigo nuestro, cuente las cosas como son”, dice Gambeta.  Santiago invita a que haya más contenidos alrededor del rap colombiano y agrega: “(el libro) es mi forma de decir bueno, ¿dónde están los demás qué van a registrar lo que está pasando en el rap, en otras músicas, o en el rap de otras ciudades a las que no llego? Ojalá sea mi primer libro de varios que escriba, pero, más importante que eso, ojalá se escriban más libros sobre rap colombiano y se registre más y mejor todo lo que está pasando”.

 

Más contenido sobre: