Se encuentra usted aquí

El título original de 'El santo cachón' y otras curiosidades

"Me dijeron, que te vieron, te pillaron..."
YouTube
YouTube
Por
Redacción Shock

El santo cachón es un himno emblemático del vallenato. Creado en 1994, fue el que les dio a Los embajadores vallenatos fama internacional. El videoclip de la canción también llamó la atención y se convirtió en objeto de culto. 

¿Por qué 'El santo cachón' es el mejor videoclip colombiano?

Hoy, 24 años después, surgió una nueva versión de este clásico de la mano de Silvestre Dangond que ya está en las plataformas de streaming. La idea surgió por Harold Jiménez, director y realizador, quien le sugirió a Silvestre que volviera a grabarla, pero el artista nacido en Urumita, La Guajira, inmediatamente se negó y dijo: “Tú estás loco. Esa canción es un éxito mundial. ¿Para qué la voy a grabar?”.


“A mí me gustó la idea. Él siempre me ha caído muy bien, yo soy amigo del papá hace muchos años. Él está bien puesto, es muy perfeccionista y eso me gustó mucho de él”, cuenta sobre Silvestre Robinson Damian, miembro original de Los embajadores vallenatos quien también participó en esta nueva versión. 

Hablamos con Robinson y nos contó algunas cosas que tal vez no sabía de la canción y su video. 

- La inspiración para El santo cachón surgió hace años, pues nos dijeron que había un parque en Barranquilla que se llama el Sagrado Corazón y tenía un santo arriba. Muchas parejas iban allí a hacer “de todo”. Una vez el parque se quedó sin luz. Por eso, al santo de arriba lo bautizaron “El santo cachón". Eso nos dijo Romualdo Brito, compositor. 

- El santo cachón se la habían ofrecido inicialmente al maestro Jorge Oñate años antes, pero la rechazó. 

- La canción la recibimos con el nombre Ajuiciate mama, pero como la letra mencionaba la frase "el santo cachón", decidimos dejarla así. Llamó más la atención. 

- El video original fue grabado en una hacienda de Sopetrán, Antioquia. Fue pura risa. El caballito de palo que tenían los niños antes causó risa y le pusieron cachos hasta al perro. Fue una recocha, pero quedó muy bien.  

- El taxista que llevaba al grupo a todos lados es quien interpretaba al “llanero solitario”. 

- Llevo más de 24 años cantando esta canción en 19 países distintos y quienes más la disfrutan son los jóvenes. Alguna vez tuvimos una gira durante 2 semanas en Europa cantando El santo cachón. En Estados Unidos llegábamos a las 11 de la noche y a las 4.00 a.m. ya estábamos haciendo radio y televisión promocionándola.  

- Cuando empezamos los embajadores decían que hacíamos música “bohemia”. Menos mal empezaron a llegarnos estas canciones jocosas. A mí se me hizo fácil interpretarlas. 

- Una de las monjas del video era quien me maquillaba. Gracias a Dios para la nueva versión hubo 30 extras. 

- No sabemos qué tiene la canción para que sea tan exitosa. Debe tener algo. Ojalá que sea algo bueno.