Se encuentra usted aquí

Esta es la respuesta de Rock al Parque al caso Paul Gillman

A algunos usuarios de Twitter no les parece que un músico chavista participe en Rock al Parque, esta es la respuesta del festival.
Por
Redacción Shock

El venezolano Paul Gillman es una institución de heavy metal latinoamericano. Eso no tiene discusión. Tiene entre su catálogo 18 producciones discográficas oficiales y cuatro décadas de trayectoria en la música. Una carrera larga y musicalmente próspera a la que le ha sumado varias apariciones en programas de radio y televisión en su país natal.

(Vea también: El bonche que se armó por la invitación de Paul Gillman en Rock al Parque 2017)

En el marco de la celebración de sus cuarenta años como músico, fue invitado a presentarse en el primer día del Festival Rock al Parque. Varios días después del anuncio oficial, el empresario y co-creador del evento Julio Correal inicio una campaña en Twitter para que el artista fuera removido del cartel oficial. Lo hizo porque, según él, la tarima del festival no puede abrírsele a un músico que ha apoyado abiertamente al actual gobierno venezolano.

El hecho tuvo cierto revuelo entre algunos usuarios de Twitter y Rock al Parque se pronunció. Le hicimos estas preguntas a sus organizadores.

¿Un festival como Rock al Parque, o cualquier otro, debe programar o descartar a los artistas de acuerdo a sus posiciones políticas? ¿Si? ¿no? ¿por qué?

No, el Instituto Distrital de las Artes es apolítico y lo que tiene en cuenta para invitar a los artistas que participan en Rock al Parque, es que estén al nivel del festival gratuito más grande de Latinoamérica.

Cree usted que deberían prohibirse los discursos políticos sobre las tarimas de los festivales musicales. ¿Si? ¿No? ¿por qué?

Sí, los escenarios culturales de la ciudad de Bogotá no pueden tener fines políticos de ningún tipo. Los contratos realizados con los artistas invitados contienen una clausula específica en este sentido:

 

La AGRUPACIÓN debe abstenerse de hacer apología a favor o en contra de una posición, ideología, partido o tendencia política, religiosa, social y económica que pueda incitar a una alteración de orden público.

¿Desde lo netamente artístico, por qué se decidió sumar a este artista al cartel del Festival?

La programación artística en el Festival Rock al Parque cubre demandas puntuales en cuanto a contenidos artísticos. Como es tradición, el primer día del festival está dedicado al rock duro y sus variantes, que incluyen desde heavy metal clásico, hasta black metal, death metal o thrash metal. Respondiendo a esta lógica, a la petición del público, a su reconocimiento como artista legendario latinoamericano de este género específicamente y a que no ha estado en las tarimas del festival en el primer día de este, se invitó a Gillman.

Anteriormente, se han traído bandas latinoamericanas icónicas como Sepultura y Malón y en este año especialmente, se tuvo en cuenta la serie de presentaciones que Gillman ha desarrollado en el marco de sus 40 años de trayectoria artística, en la que ha lanzado 18 producciones discográficas oficiales, obteniendo el reconocimiento del público que asiste, más que todo, a la jornada de rock duro del festival.

¿Están los festivales o eventos privados exentos de este tipo de responsabilidades? Paul Gillman es parte también de la gira Tributo a Kraken, por ejemplo.

Los Festivales al Parque realizados por el Instituto Distrital de las Artes son de carácter público y se organizan con el propósito de promover la cultura en la ciudad.

¿En caso de que se des-invitara a este artista al festival? ¿esto qué implicaciones o repercusiones puede tener? Positivas y negativas.

Aplazar la participación de un artista hace parte de la dinámica propia de las programaciones culturales y está situación puede responder a la agenda de los artistas, acuerdos económicos, riesgos para el orden público entre otras.

Si se está sentando un precedente, según el cual Paul Gillman no debería estar en el festival por su postura política, ¿este mismo criterio debería aplicar para la banda nacional que entra a llenar ese espacio?

Los espacios para los artistas nacionales se tienen contemplados en bloques diferentes a los internacionales. Adicionalmente, ningún artista, nacional o internacional, puede hacer uso del escenario cultural con fines políticos.

 

Temas relacionados: