Se encuentra usted aquí

Fernando Milagros amarrando el cordón andino de la música

Una charla con un maestro del rock chileno
Por

‘Milagros’ su nuevo disco salió el 19 de mayo y con el arrancó un viaje musical por la cordillera andina, hablamos con Fernando Milagros en vísperas de su visita a Bogotá.

Por: Alfred Lord // @AlfredLord

Fotos: David Schwarz // @davidmschwarz

Fernando Milagros es un gran referente de la música alternativa chilena de la última generación. Su música mezcla sonidos populares folclóricos ligado a bases del pop y el rock. Un sonido universal que le ha permitido armar tejido musical con otras bandas latinoamericanas en un viaje que él ha denominado cordón andino. Con cinco discos editados ha completado un poco su aprendizaje en Milagros su más reciente álbum que lo tiene de gira actualmente.

Su primer álbum Vacaciones en el patio de mi casa, literalmente lo hizo en el patío de su casa en el 2007, Por su atención gracias en el 2009, San Sebastián en el 2011 y Nuevo Sol en el 2014

Con Fernando nos sentamos a hablar de rock latinoamericano, de su proyecto de recorrer los andes de norte a sur y de los nuevos herederos del rock chileno.

¿De qué se trata el cordón andino?

Hace unos años me invitaron a hacer una pequeña gira por Ecuador, la primera ciudad que visitamos fue Quito, yo esperaba encontrarme con una ciudad calurosa, húmeda y nada que ver estaba en la cordillera, el clima era muy parecido.  Recuerdo que lo primero que dije antes de empezar a tocar era que me sentía en casa, sentía que no había tantas diferencias. La verdad es que desde la época cuando estudias en el colegio te enseñan que hay muchas diferencias en cada país y en realidad no es así, desde esa época me quede con la idea de armar un circuito que uniera musicalmente este corredor andino y que uniera los países que compartan esta cordillera, el idioma y este continente.

Los chilenos siempre tendemos a mirar a Estados Unidos a México como posibles mercado o Europa y es mucho más fácil comunicarse con los países hermanos. Ya lo estamos concretando y ojalá estas bandas con las que estamos tocando puedan ir a Chile y generar esta comunicación.

Por eso la gira se llama Cordón Andino, la idea es comenzar a dibujar la cordillera de los andes de norte a sur el primer punto fue Bogotá con tres fechas, sigue Quito y Lima.

¿Con qué herramientas cuenta para dibujar la unión de la cordillera andina?

La tecnología ha democratizado un montón la forma de hacer y compartir la música y es mucho más honesto los grupos pueden sobrevivir de manera independiente si trabajan y llevan adelante los proyectos. En este disco por ejemplo hablando de esa unión tengo colaboraciones como la de Juan Galeano de Diamante Eléctrico, Kanaku y el Tigre y The Chamanas, en este viaje uno va encontrando gente real que está en la misma situación o trabaja con su proyecto independiente es super gratificante, y creo que cada día a las bandas les cuesta mentir o la mentira se nota.

fernando2.jpg

¿Cómo ve la situación actual del rock latinoamericano?

Vengo trabajando hace algunos años y siento que la movida es difícil, pero si fuera fácil no tendría el mismo gusto, se aprende mucho de todo el proceso y la producción, creo que sin duda hay música que está saliendo todo el tiempo en Chile, me ha tocado producir algunos discos de un par de bandas ahora es fácil meterse en las redes sociales y el internet y meterse a bucear buscando la música que está saliendo, hay bastantes cosas interesantes.

 ¿Qué aplicó de todo este aprendizaje en su nuevo disco? 

Por primera vez no tengo miedo de mostrar quien soy realmente, eso tiene que ver con que asumí las riendas de la producción y estoy tomando muchos riesgos, probando cosas, creo que es un disco bien honesto, soy yo en todo sentido, composición, música es bien claro y como que estoy afinando un poco el objetivo. En Milagros. las canciones hablan de estar orgulloso de la precariedad, de asumir los errores y levantarse ante las cosas difíciles. Es fácil escucharlo.

Lo que pasa con el último disco es que refleja mucho lo que siento hoy y como he resumido el sonido que estaba buscando y la energía que quiero que tengan algunas canciones para poder elevar los shows y hacer un viaje entre cosas intimas y oscuras.

¿Cómo es esa relación musical Chile – Colombia?

Pasan cosas parecidas en la relación artista -  público, siempre va a llamar mucho la atención un artista que vienen de afuera que uno local, eso pasa en todo lado. Lo que me gusta de Colombia es que la gente ha sido súper receptiva con mi música y en general es un país muy educado, es fácil comunicarse.

_dms6794.jpg

¿Quedó satisfecho con el featuring que hizo con Juan Galeano?

Uno siempre apuesta un poco antes de la colaboración y claro piensa y si sale mal como le digo que no va, porque estaba dispuesto a decirle si no funcionaba en mi disco, pero tuve la suerte que todo fluyo muy bien, la mayoría de veces que sigo mi instinto no me falla. Nos conocimos hace un par de años y hubo muy buena onda Juan es muy positivo, receptivo y sensible y también me reflejo en él porque es un trabajador de la música incansable y está en el lugar que tiene porque trabaja como un perro y eso se nota. Los que estamos en el medio lo notamos siempre quien trabaja y quien no. El talento es importante, pero si a eso no le sumas trabajo no sirve de nada.

¿Cuál cree que es lo más importante de cantar con otros?

Yo creo que son pequeños aliños que tiene el disco, me parece interesante como auditor ver ciertos cruces independiente de los estilos es interesante que el riesgo que están corriendo los artistas, eso por consecuencia trae un efecto de marketing comercial porque abona público.

Pero lo que me importa más es el experimento artístico el juntar uno voz con otra y me ha pasado mucho y he tenido la suerte que ha funcionado. En el 2011 hice mi primera colaboración con Christina Rosenvinge y fue natural, en un show en Chile nos conocimos y hubo una cosa muy orgánica y siempre han sido así las colaboraciones y es la ventaja de ser independiente, siempre ha nacido del artista juntarse guitarrear y pasarla bien.

¿Cómo fue nacer musicalmente en la época del MySpace?

Mi música empezó a crecer a través de las redes sociales desde el comienzo, y eso que ni siquiera existía feacebook una época en la que My Space era la red donde conocí gente que estaba aprendiendo las mismas cosas que yo; internet se convirtió en una gran escuela musical, me di cuenta que la gente a punta de tutoriales aprendía a hacer las cosas. De hecho, ahora algunas disqueras buscan a los independientes para ver cuál es la estrategia que están usando y que los está llevando al éxito.

Estamos en la era del poder de la música en español ¿Cómo lo percibe en cada viaje?

Hay una energía que está concentrada en los países y la música que la gente lo está sintiendo y se están dando cuenta que hay un mundo hispanoparlante que es mucho más grande y eso es una gran herramienta ya no tienes que cambiar tu producción a otro idioma o hacer las cosas más forzado.

Hace muchos años el rock chileno nos heredó bandas icónicas ¿Cómo está la movida hoy en día?

Sin duda hay mucho material importante en términos de rock chileno de las primeras bandas. Hoy hay cosas que están pasando con un sinfín de colegas Gepe, Astro, Alex Anwandter. Arrancamos igual, cada uno en su estilo nos ponían a todos en el mismo saco, pero por suerte encontramos el camino que queríamos y ahora por suerte cada uno logró su color.  Hay proyectos que están madurando tuve la suerte de participar en un par de discos de una banda que desafortunadamente ya no existe, Niño Cohete y Los tristes es un grupo bastante especial bien melancólico, nos arriesgamos un poco, fue una experiencia muy buena.

De los nuevos por destacar Diego Lorenzini, Chini and The Technicians, Columpios al suelo, Patio Solar, Hay un grupo de bandas que espero que la movida se ponga buena, puedan crecer y queden un par al menos.