Se encuentra usted aquí

.

Fértil Miseria: punk contra el machismo, la injusticia y la autoridad

“Este mundo ya va a explotar. Estamos en una sociedad podrida y asquerosa, merecemos que nos pase un meteorito”.
Portada álbum Desplazados.
Portada álbum Desplazados.
Por
Redacción Shock

Medellín fue durante mucho tiempo epicentro del rock pesado en Colombia. De la capital antioqueña nació Fértil miseria, una de las primeras bandas del género con mujeres entre sus integrantes. Es un grupo que representa toda la esencia del punk: es altanero, desafiante, desvergonzado y hecho “con las uñas”, sin permiso de nadie.

Por Paula Ricciulli // @ricciup

Aunque en buena parte de los géneros musicales colombianos la presencia femenina es mucho menor a la masculina, en el rock y en el punk hemos tenido grandes referentes como Polikarpa y sus viciosas o I.R.A., dos bandas emblema de nuestra música que han tenido reconocimiento internacional (I.R.A, por ejemplo, tocó en el recordado club CBGB, uno de los más importantes en el punk). Ambas son bandas integradas por mujeres que desafiaron las convenciones machistas de su época y hoy siguen siendo clave en el rock nacional. Fértil Miseria también fue una banda determinante a comienzos de los noventa para el punk y el hardcore en Medellín, que además tiene el mérito de habérsele parado a los machistas que pensaban que las mujeres no hacían buen rock.

Fértil Miseria nació en 1990. Sus fundadoras, Vicky y Piedad Castro junto a la fallecida Yolanda Molina, buscaban crear una banda netamente femenina y por eso decidieron unirse. Les faltaba una guitarrista mujer y, mientras la conseguían, llamaron a Juan Carlos Londoño, quien ya cumplió casi 30 años en el grupo. “Yo ya las conocía y era muy amigo de Yolanda. Con frecuencia iba a los ensayos de Fértil. Me atrajo la fuerza y crudeza de la música y me identifiqué con las letras, porque eran muy similares a lo que yo escribía. Desde ese momento comencé a escribir y componer muchas de las canciones para la banda”, cuenta Juan Carlos.

Piedad, bajista de la banda, cuenta que los comienzos no fueron fáciles. Es famosa su frase “éramos 2 mujeres y 50 peludos” para describir la escena cuando empezaron. “Había mucho machismo, no había una banda femenina. Realmente, la primera banda femenina que hubo fue Crimen impune, con 2 músicos de Caldas, en la que también cantaba Vicky. Pero no había muchas mujeres, las pocas que había eran consideradas un adorno y no había muchas que integraran las bandas. Muchos esperaban que al tocar nos fuéramos a descachar y pensaban “vamos a ver tocar a estas bobas”. Ver a una mujer llena de taches con una pinta totalmente desafiante era difícil. Nos fuimos en contra de nuestra familia, porque ser rockeras era una vergüenza para ellos. Sin embargo, no les importaban mucho los comentarios. “No nos sentíamos obligadas a demostrarle nada a nadie”. Más que cualquier cosa, el público percibía sus ganas de hacer música con el corazón.

Además del machismo, la escena y la industria musical eran mucho más precarias que hoy. Muy fieles al espíritu del punk, hicieron todo “con las uñas”. “La batería era con papeles de radiografía, teníamos un bajo hecho a mano y amplificadores de cubos. Los conciertos eran en garajes. Tocamos hasta con micrófonos de Fisher Price”, dice en broma Piedad.

La discografía de Fértil Miseria no es muy extensa. Cuenta con 3 álbumes: Reacción (1992), Cadenas (1994), Desplazados (2005) y algunos EP. Pero no han tenido que hacer más para lograr su lugar en la música, gracias a su discurso rabioso y contundente contra la inequidad social que ha resonado en el mundo (sus temas se han incluido en decenas de compilados internacionales de punk). Fértil Miseria es un compilado de canciones viscerales que cuentan mucho de la historia reciente de Colombia: corrupción, desplazamiento forzado, injusticia social, abuso policial son algunas de sus temáticas más fuertes. “La propuesta se describe en pocas palabras: humildad, igualdad y respeto. Hablamos sin tapujos y sin adornos”, opina Juan Carlos.

La canción Desplazados habla de un desplazamiento de los paramilitares en Triganá, Chocó. Los generales y ¿Qué te queda, soldado? son críticas a los abusos de las Fuerzas Militares. Visiones de la muerte habla de la injusticia de los asesinatos en Colombia y la impotencia que causan. “Hablamos mucho de la muerte porque es lo único real que hay. También hablamos de las injusticias, de los políticos ladrones y de este mundo que está al revés”, dice Piedad. Esa furia que tanto han criticado a las mujeres a lo largo de la historia se ha convertido en su mejor herramienta para denunciar todo lo que está mal en este mundo “podrido.

Sin una discografía extensa también han podido viajar por el mundo. En 2012 visitaron 35 ciudades de 9 países de Europa. “Nosotros mandamos música a Japón, allí nos empezaron a comprar varias cadenas y así empezamos a darnos a conocer. Fuimos a Europa gracias a un man que escuchó Fértil y le encantó la propuesta, las reflexiones, y nos llevó a tocar”.  Piedad añade que los han invitado a destinos como África o Singapur, pero por no tener ni la mitad del pasaje, no pudieron asistir. Hoy, reconocen que gracias a Internet y festivales como Rock al parque (se presentaron en la edición de 2010) se han dado a conocer en más espacios.

El compromiso y la denuncia social de Fértil no se quedan en la música. Piedad y Vicky tienen un almacén en el que venden ropa, accesorios y álbumes de bandas locales. Aquí reúnen, con frecuencia, ayudas para desplazados y personas de escasos recursos de varios barrios de Medellín. Independientemente de lo que pase con la banda, para ellas, es prioridad apoyar a quienes más lo necesitan,

Fértil Miseria sigue activa y con motivo de su aniversario 30, la banda ya tiene compuestas varias canciones. Sin embargo, según cuenta Piedad, no ha sido fácil grabar por las obligaciones de cada uno de los integrantes.  “Fértil miseria sigue siendo el mismo. Seguimos siendo un hardcore muy pesado porque antes grabábamos con lugares con poco dinero, era algo más underground. Me encanta el sonido underground, pero la tecnología nos permite hacer sonidos más camellados y más claros. Seguimos siendo un Fértil miseria muy contestatario, incluso más pesadito”.

Fin del mundo es uno de los temas de su próximo álbum, en el que reflejan una visión pesimista del futuro del mundo. “Sentimos que este mundo ya va a explotar. Falta poco para mandar todo a la puta mierda. Estamos en una sociedad podrida y asquerosa, merecemos que nos pase un meteorito”.

En 30 años de carrera, Fértil Miseria ha sabido posicionarse en la escena colombiana y mundial. Pioneras en su género, demostraron la fuerza de las mujeres en un país machista y violento. Su existencia, en tiempos de hits efímeros y cifras infladas de reproducciones en redes sociales, nos recuerda que sí existen y se mantienen proyectos independientes hechos con esfuerzo y amor a la música. Como lo dice Piedad, “Seguiremos con la música, hasta que este cuerpo miserable lo permita”.

Más contenido sobre: