Se encuentra usted aquí

.

Jessi Uribe, Paola Jara y los conciertos digitales pagos

Nos gustan los eventos en streaming, pero ¿Estamos dispuestos a pagar por ellos?
JESSI URIBE, PAOLA JARA
JESSI URIBE, PAOLA JARA
Por
Redacción Shock

Jessi Uribe y Paola Jara, 2 de los artistas de música popular más destacados del país, anunciaron que darán concierto via streaming, el próximo 20 de junio, llamado Tour La Conquista 2020. Lo que llamó la atención es que, en el mar de conciertos y festivales gratuitos que hemos visto desde el comienzo de la pandemia, este será un show pago.

5 eventos digitales que avisan del futuro de la música en vivo

El evento cuenta con tres localidades: VIP ($25.000 pesos), que incluye vista del evento, Platino ($50.000), que incluye saludo de los artistas backstage y el público podrá ver cómo se preparan para salir al escenario, y Experiencia la conquista Tour ($100.000), que incluye todo lo anterior y además camiseta y gorra autografiadas (también una botella de aguardiente para los asistentes de Bogotá y Cundinamarca). Según la descripción del evento, "se interpretarán no solo los éxitos de cada uno, sino un repertorio especialmente preparado para cantar y actuar a dúo en una narrativa divertida con tips de humor y un diálogo sobre las cosas que ocurren en pareja". 

Rafa Mejía, manager de Jessi Uribe, cuenta que más que un concierto, es “un performance pensado como un espectáculo para ver en televisión”. Mejía agrega que desde hace mucho antes de la cuarentena, plataformas de streaming y on demand ya ofrecían conciertos de primer nivel. “Así como existen Netflix, Disney, Amazon y muchas opciones más, con la música y los eventos sucede lo mismo. Todos pueden convivir y hay para todos los gustos”, dice Mejía. “Tenemos un espectáculo, se transmite via streaming, pero es un espectáculo. Hay una puesta en escena: tenemos pantalla, tarima, luces…todo lo que tendría un show normal". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Paola Jara (@paolajarapj) on

En los últimos meses, hemos visto que los shows en streaming se han multiplicado: Unión Festival Digital, One World Together at Home, entre otros, son prueba de el público está interesado en estos espacios. También fue emblemático el evento de Travis Scott en el videojuego Fortnite, en el que se conectaron más de 12 millones de personas.

Es claro que nos gustan los conciertos via streaming, la pregunta es: ¿Estamos dispuestos a pagar por ellos? En 2009 surgió la plataforma Concert Window, con un modelo similar al de Netflix: por 8.99 dólares, ofrecía la opción de ver los conciertos que quisiéramos de distintos venues, y por 3 dólares por show específico. Concert Window cerró en 2019, pero es un antecedente importante del modelo de conciertos digitales pagos. 

La reconocida cantante Erykah Badu ha hecho una serie de shows llamados Quarantine Concert Series: Apocalypse, Live from Badubotron, con precios entre 1 y 3 dólares. "Como artista, esta es mi terapia, esto es lo que hago. Quería generar otra fuente de ingresos y ustedes me están ayudando porque esto es un experimento. No hay nadie entre yo y ese dólar", dijo la artista a Forbes. "No subestimes la capacidad de la gente de entender tu visión". 

Una opción similar es StageIt, una plataforma que permite a los artistas ofrecer conciertos desde la comodidad de sus casas y ganar dinero con ellos. También brinda la posibilidad de interactuar virtualmente con los fans a través de chat. Algunos artistas y bandas que han hecho presentaciones allí son Korn, Bon Jovi, Tom Morello, Jasom Mraz, Lisa Loeb y Common. En las primeras semanas de abril, cerca de 5.000 artristas crearon o ractivaron su cuenta. "Hemos tenido más de 25.000 artistas registrándose, pero muchos no han usado el servicio", dijo Evan Lowenstein a Vanity Fair. En 2 semanas, la plataforma reunió 884.000 dólares. En todo 2019 hicieron 500.000. 

Facebook también anunció hace poco que estudia la opción de que los artistas puedan cobrar por sus conciertos a través de la red social. La idea es que en un par de semanas se pueda empezar a hacer cobros a los usuarios que quieran ver las transmisiones digitales de sus personalidades favoritas y así pagar por ver e interactuar. Se espera que en esas transmisiones también exista un botón que le dé ganancias adicionales a los transmisores.

Solo hasta el 20 de junio sabremos si el público está dispuesto a pagar hasta 100.000 pesos por el formato que proponen Paola Jara y Jessi Uribe de música con "tips de humor". Lo cierto es que los conciertos virtuales son ya una realidad y lo seguirán siendo por muchos meses más: los artistas seguirán inventando experiencias creativas y seremos nosotros los que elijamos qué es lo que vale la pena pagar.