Se encuentra usted aquí

'Jueves', el nuevo disco del Cuarteto de nos explicado por su vocalista

Filosófico y cuestionador, como todo lo del Cuarteto.
Cortesía Sony Music.
Cortesía Sony Music.
Por
Redacción Shock

El cuarteto de nos siempre ha sido una banda difícil de definir. Es rock, es hip hop, es música latinoamericana: es todas las anteriores y al mismo tiempo ninguna. La experimentación es constante en su propuesta y les encanta sorprender y cuestionar al público.

Jueves es su más reciente producción, un experimento en el que trabajaron con cuatro destacados productores: Héctor Castillo, Eduardo Cabra (“Visitante”), Juan Campodónico y Camilo Lara. Para este álbum decidieron despojarse de la presión por crear canciones que tuvieran roles específicos en el disco (“el hit”, “la canción rara”) y prefirieron un proceso libre. “Queremos hacer algo nuevo, diferente para no aburrir al público ni aburrirnos nosotros”, nos cuenta Roberto Musso, vocalista de la banda.

En las 9 canciones de Jueves, el Cuarteto nos invita a reflexionar, muy a su estilo, sobre capitalismo, envidia, poder, polarización del mundo, entre otros temas. Aunque no pensaron en un hilo conductor para las canciones, sí tienen en común la intención de crear personajes más reales y potentes."Son canciones rarras que no son muy del estilo del Cuarteto habitual, pero van a sorprender bastante", opina Roberto.  

Así es Jueves según Roberto Musso, canción por canción.

Mario Neta

Tenía ganas de hacer un personaje que fuera representativo del hiperconsumismo que vivimos ahora y cómo somos presos de esa realidad. Me gustó el título por el juego de palabras. Es sobre un alguien que es feliz trabajando desde las 7 de la mañana, 16 horas por día para comprar lo que quiere. No le importa la parte emocional. Tiene a un personaje que lo cuestiona desde la radio: ese juego de roles me gustó mucho. La música fue idea de Eduardo Cabra a él le gustó esa bipolaridad de una cumbia peruana y un punk-rock.

Punta Cana

Fue el primer corte del disco. Una canción rara. Yo tenía el nombre desde hace varios meses, pensé que al público le iba a sorprender al imaginarse “¿Pero por qué una canción del Cuarteto se llama Punta Cana? ¿Vamos a hablar de playa, palmeras, arena? Se me ocurrió pensar en el que cuestiona al vecino con sus mismas posibilidades económicas y se da ciertos lujos que para él son inexplicables. Lo que más me gusta es la envidia universal de por qué de por qué al otro le va mejor que a mí si hacemos lo mismo. 

Anónimo

La hicimos con Héctor Castillo, tiene uno de los sonidos que más me gusta del disco. Es un hip hop con un estribillo medio pop latino. Muchos me han dicho que es sobre gente que escribe en las redes sociales desde el anonimato, pero para mí habla de alguien más real. Alguien que no anda publicitando todo en redes, sino que tiene su vida para, vivirla y disfrutarla solo. “A salir que es hora de brillar, a brillar que es hora de mentir” me pareció un buen cierre del concepto.

Hombre con alas

Otra de mis favoritas. Es sobre la envidia a alguien que se destaca en algo. Está sobrevolando por encima de todos: los demás le tiran piedras porque vuela y es el único con alas. Pero cuando cae y vuelve a ser como los otros, la gente dice "pobre, ¿Qué le habrá pasado", cuando los culpables son también ellos. Tiene muchos personajes: ese que va gritando, la turba enardecida, la voz de la conciencia. Me gusta que el único que no habla es el hombre con alas. Es una canción de rock alternativo, con un sonido muy potente.

Tiburones en el bosque

Me gustaba el título por la incógnita que genera. Quizás es la canción más melódica del disco con una letra más clara sobre salir y cómo enfrentar el peligro para crecer como ser humano. Tiene un ritmo muy latino. Tiene la producción de Eduardo Cabra que le dio un ambiente que me gusta mucho.

Que empiece el juego

Habla del mundo polarizado en el que estamos donde todo tiende a ser blanco o negro y los grises pierden fuerza. Nos habla de ese personaje que defenestra todo lo con lo que no está de acuerdo sin darle la posibilidad de diálogo. Tiene un arreglo que aunque no parece de una canción del Cuarteto, suena muy cool.

Llegó Papá

Fue mi momento de ser el personaje malo, mesiánico y megalómano. Por ahora parece un discurso, ahora en Argentina y Uruguay estamos en elecciones y van a decir que es sobre cualquier político. Lo pensé más como un líder "X" que puede ser político o religioso y se proclama como el salvador. La gente le dice, "usted nos va a traicionar" y él termina diciendo en medio de su locura algo cuestionable: “si no soy yo va a ser otro”. Es dura y tiene un arreglo con una música que te lleva a Medio Oriente, es medio árabe. 

Contrapunto para Humano y Computadora

Tenía hace tiempo ganas de algo que uniera mis 2 mundos: el de ingeniero de sistemas que soy y el de músico. Siempre tuve la idea de coincidir ambas cosas y en este disco se dio. Quería hacer una canción que fuera como un  duelo "hiphopero". En Uruguay hay un género que se llama la payada en donde unos y otros se desafían en rimas, algo como la trova colombiana. Es un género con estrofas de 10 versos que tiene una lógica de rimas diferente. Me gustó meterme en ese proyecto. Después me pregunté ¿Contra quién es mi duelo? y fue contra una computadora. Sonaba muy freak, pero me gustaba. Se los mostré a los demás, con mucho miedo, pero me dijeron “Está buena”. A la gente le gustó mucho por lo distinta. 

Fallaste Nostradamus

La canción más oscura del disco. Tenía el título hace tiempo, voy anotando frases que me gustan. Me gustó ese tal Nostradamus que simboliza al sistema, a la sociedad, a uno mismo. La canción habla de cómo le demostramos a esos Nostradamus que uno pudo ser lo que llegó a ser, independientemente del pronóstico. Me dijiste que nunca podría ser feliz, ser exitoso, enamorarme... y lo hice. Me gustó eso, como un desafío personal. La música es rítmica y oscura a la vez, un mix interesante.

 

Más contenido sobre: