Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Kris Floyd: un portazo a la nueva generación del reggaetón

El artista puertorriqueño Kris Floyd nos cuenta de dónde viene y hacia dónde se dirige su carrera de la mano del sello de Tainy y Lex Borrero NEON16.

Kris Floyd
Kris Floyd
// Cortesía artista

Desde los 12 años, a escondidas, Kris Floyd supo que le gustaba no solo escuchar música, sino también hacerla. Encerrado en su cuarto en Bayamón (la ciudad en la que nació, ubicada en la cuna del reggaetón: Puerto Rico) se puso a crear sin que nadie se enterara. Años más tarde, conocería al productor Jota Rosa, la cara invisible detrás de muchos de los hits de Bad Bunny, Zion y Lennox y Tainy. Y ahí estalló todo.

Por Daniela Trujillo

Después de mudarse a Miami Kris Floyd conoció de cerca a los artistas de la plana mayor del perreo. A la vieja y a la nueva guardia. A sus 27 años, terminó llamando la atención de NEON16, el sello en el que Tainy y Lex Borrero acunaron los nuevos talentos de la escena.

Kris ve al “género urbano” (una categoría que parece más bien interpuesta por la prensa y los premios) no como un término contraproducente para su trabajo como artistas, sino, por el contrario, como un lugar en el cual el reggaetón puede encontrar puntos comunes con otros géneros, aunque añade que antes le consideraba como el lugar a donde llegaba la música pop.

Kris no se considera a sí mismo como un reggaetonero. Se ve como un artista que puede disfrutar y tomar de diversas músicas elementos para llegar más lejos:

No estoy tratando de ser nadie, o hacer algo que ya se hizo y ese es un buen lugar donde empezar, hacer lo que se quiere hacer sin pensar en cuál es el molde. Yo me muevo por diferentes lugares, con el tiempo aparecerán nuevas búsquedas y sonidos.
Kris Floyd
Kris Floyd
// Cortesía artista

Publicidad

La existencia de artistas con públicos enormes, dentro del panorama globalizado y en un género que parece un monstruo del mercado, por su tamaño y alcance, no parece preocuparle.

Kris Floyd se monta al ruedo con un cuidado musical extrapolado hacia la identidad visual. Su gusto por las películas lo ha llevado a interesarse e inmiscuirse a fondo en la producción audiovisual que acompaña sus canciones.

Esta preocupación por seguirle el paso a lo tecnológico lo llevó a concluir que la música de su tierra, Puerto Rico, se ha transformado para bien gracias al internet, pues le ayudó no solo a conocer artistas de otros lugares en las discotecas, cosa que antes no pasaba, sino también a sacar del país la música que se hacía, llegando a más puertas y lugares.

Ahora se acerca al lanzamiento de su nuevo EP, con dos sencillos Siempre Tarde y Zion, donde habla de situaciones que ha vivido en el pasado, respecto a su vida amorosa y también a su statement como cantante.

Publicidad

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.