Se encuentra usted aquí

.

La canción que se ha vuelto himno para los recuperados de coronavirus

No pierde vigencia después de casi 4 décadas.
Journey en 1979. Foto: Michael Putland // Getty Images
Journey en 1979. Foto: Michael Putland // Getty Images
Por
Redacción Shock

Don't Stop Believin, el clásico ochentero de Journey, se ha convertido en un himno para los pacientes recuperados del coronavirus. En algunos hospitales de Estados Unidos, esta canción suena cada vez que un paciente es dado de alta. 

Steve Perry, exvocalista de la banda, se manifestó en su cuenta de Twitter a propósito del éxito reciente de la canción en los centros de salud. "Todos estamos juntos en esto y todos saldremos de esto", dijo el músico. 

"La canción es un símbolo de esperanza, un recordatorio a los pacientes para que nunca se rindan y unas gracias motivadoras al cansado personal de salud de nuestro equipo", dice en un comunicado Veronica Hall, presidente del Hospital Henry Ford en Detroit, ciudad en la que Don't Stop Believin ha sonado en varios hospitales y es mencionada en la canción. Según Hall, "los días pueden ser largos y difíciles y vienen con mucho estrés y pérdidas inesperadas". Entre el 13 de marzo y el 13 de abril, de este hospital fueron dados de alta 1151 pacientes. 

Don't Stop Believin nació en 1981 y es uno de las canciones más vendidas en la historia de iTunes (en Spotify supera los 700 millones de reproducciones). Pertenece al álbum Escape, con el que el grupo alcanzó su mayor éxito. Incluyendo ventas físicas y digitales, esta canción ha vendido más de 6.5 millones de copias, lo que la convierte en una de las más exitosas de la música. Su aparición en series como Glee, Scrubs, South Park, Family Guy o The Sopranos han permitido que se mantenga vigente tras casi 4 décadas 

 

Más contenido sobre: