Se encuentra usted aquí

La historia de la canción de Florence + The Machine para Game of Thrones

La canción que cantó Podrick al final del episodio dos, está relacionada con el pasado de Brienne, caballero de los siete reinos.
Por
Redacción Shock

Al final del segundo episodio de la temporada final de Game of Thrones, es momento incomodo pero feliz  en el que se reunieron Tormund, Davos, Podrick, Jaime y Tyrion Lannister a tomar vino, y en el que Brienne of Tarth fue nombrada caballero de los siete reinos, el joven e inexperto Podrick remata la escena cantando una canción. Jenny of Oldstone, se titula el tema. Y lo supimos porque justo un día después del episodio, la agrupación de la cantante británica Florence Welch, Florence + The Machine, lanzó una versión comercial de la canción, que será incluida en el álbum compilatorio For the throne.

(Vea acá más información del álbum: Rosalía, Travis Scott y The Weeknd saldrán en el soundtrack de Game of Thrones)

Desde luego, como todo en el universo de Game of Thrones, nada está puesto gratuitamente. Jenny of Oldstone fue interpretada justo en ese momento no solo por ser una historia de amor para un momento emotivo, sino también por una razón histórica relacionada con la protagonista de la escena, Brienne of Tarth.

La canción, según lo que se sabe por los libros de Canción de hielo y fuego y el enérgico fandom de internet, la compuso Rhaegar Targaryen (sí, el papá de Jon). La historia hace referencia a una tragedia que sucedió el día de su nacimiento y que terminó con la muerte del entonces rey Aegon V.

El primogénito de Aegon V se llamaba Duncan, en honor a su amigo y guardia real, Ser Duncan el alto, tatarabuelo de Brienne. El tema habla entonces de la historia de “Jenny de piedras viejas”, una plebeya que se casó con Duncan, hijo de Aegon V. Ese matrimonio terminó con la Tragedia de Refugio Estival. Luego de un intento por querer traer a la vida a los dragones, en dicha tragedia, murieron quemados Aegon V, su hijo Duncan y su amigo, Duncan el alto.

Después de la muerte de su familia, Jenny de piedras viejas quedó traumatizada y, cuenta la historia, acudía al Refugio Estival a bailar con los fantasmas.

 Jenny of Oldstone pudo ser la despedida de Brienne, además del rompimiento de la relación fraterna que alcanzaron todos los que estaban tomando vino antes de la batalla contra los muertos.

Más contenido sobre: