Se encuentra usted aquí

La música nacional vs. la situación política colombiana; así va la lucha

Algunos músicos no se quedan callados, ¡denuncian!
SHOCK - NOTICIAS CARACOL
SHOCK - NOTICIAS CARACOL
Por
Jenny Cifuentes

Ante la violencia, la desigualdad perpetua, el desplazamiento, la corrupción y muchos males que azotan el país, la música se sigue pronunciando con material rabioso y potente. Facciones de realidad a ras de suelo, discursos punzantes buscan hacer hervir la sangre del público. Golpes raperos, experimentales, metaleros, hardcoreros, salseros, vallenatos, quieren taladrar mentes y abofetear adormilados. Música de estos últimos tiempos, cronista, que denuncia para abolir la apatía, protesta y agita por el cambio.

Por: Jenny Cifuentes // @Jenny_Cifu

Por estos días mucha gente marchó a favor de la JEP para exigir al Congreso no tramitar las objeciones que el presidente Iván Duque le hizo a la ley estatutaria. También hubo movilizaciones en el Cauca impulsadas por la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, la Asociación de Institutores del Cauca (organismos que sostienen que el gobierno no ha cumplido los acuerdos suscritos en pasadas administraciones), y las comunidades indígenas. Y no paran las protestas por el exterminio de líderes sociales. Entre este gran etcétera, una tanda de canciones sigue gritando “¡esto es Colombia!” desde la época de elecciones presidenciales hasta hoy.

LÍDERES SOCIALES: LOS SIGUEN MATANDO

En 2018 fueron 164 los líderes sociales asesinados, y este 2019 el exterminio sigue en aumento. Según un informe del que hicieron parte once organizaciones, coordinado por Camilo Bonilla (Coordinador del Área de Investigación de la Comisión Colombiana de Juristas), los homicidios son metódicos y selectivos y existe estigmatización. No son pocos los ejemplos citados: están las declaraciones de los ministros de Defensa cuando afirman respecto a crímenes contra estos líderes que se debieron a “líos de faldas”, “problemas de drogas” o “disputas de linderos”, cuando dicen que “la protesta social es financiada por el narcotráfico”, o en las ocasiones en las que autoridades intentan vincular a las víctimas con grupos criminales. A pesar de la implementación del Plan de Acción Oportuna (PAO) para la protección de líderes, que firmó el Gobierno en noviembre del año pasado, y a los llamados de alerta de organizaciones internacionales, a los líderes sociales los siguen matando. Artistas de diferentes géneros se manifiestan.

Los hiphoperos caleños Kndelabro feat. Pascó, bajo Escala Records, grabaron la canción Líderes Sociales.

A golpe de salsa y son, entre cueros, vientos y lamento de las cuerdas de un tres, desde el Cauca llega una composición de Harold Mosquera, interpretada y arreglada por Luis Felipe Hernández y producida por de Gustavo Díaz. El video despliega nombres de líderes asesinados y frases como: “su sangre tiñe de rojo los ríos y las quebradas, que lloran por el despojo, y tantas vidas cegadas.  ‘Basta ya’, grita mi pueblo, que cesen los homicidios”. Los músicos, indignados por la impunidad, alientan para que cambie la historia, para que paren las masacres y los horrores.

Artistas amplifican sus posturas con música en diferentes encuentros en las regiones. Durante el evento en homenaje a los líderes sociales Velatón Cúcuta realizado en el Parque Santander, se dio la aparición del cantante caucano Víctor Hugo Rodríguez (quien hace unos años participó en el trabajo publicado por el Centro Nacional de Memoria Histórica, Tocó Cantar. Travesía contra el olvido), con un corte que alude, entre otros, a “lo verde muriendo y al comercio de armas”. Video de Saúl Sandoval.

El cantautor bogotano Masilva, autodenominado “electrotrovador”, cerebro de canciones bailables y espaciales, presentó hace unos días su canción Joya, en la que con un lyric video y “a ritmo de cumbia Landeriana”, expone las tripas de la realidad del campo colombiano, la matanza de líderes sociales y defensores del medio ambiente.

En pasados días, la rapera Diana Avella y Yoky Barrios anunciaron que juntos grabarán la canción Dignos: una composición “urgente” dado el exterminio de líderes y defensores de Derechos Humanos, y que saldrá a la luz un video hecho por Ojo Al Sancocho.

HERIDAS ETERNAS

Motivados por el oscuro panorama nacional, la corrupción reinante, y las ganas de guerra de muchos, Ekhymosis acaba de lanzar su sencillo Heridas Eternas. Pone el dedo en la llaga y canta sobre un “futuro imposible donde solo hay crisis”. “La venganza no es justicia, ¿para qué sirve derramar tanta sangre?”, recalca entre desaforadas guitarras.

Momentos que oscurecen el país continúan inspirando melodías. El pasado 17 de enero el ELN explotó un carro bomba en la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá, dejando 20 muertos y más de 60 heridos. El hiphopero MC Flako de Medellín, quien regularmente publica videos opinando sobre actualidad, sumó en esa oportunidad una protesta rapeada: Mambrú se fue a la guerra.

 

Comunidad HHC Con ustedes MC FLAKO Mambrú se fue a la guerra... Aquí doy mi opinión acerca del atentado a los policías en Bogotá, paz en sus tumbas. ¿Tu qué opinas?

Posted by Hip Hop Colombia on Wednesday, January 23, 2019

Iniciando marzo se conoció que combates continuos entre bandas criminales que se disputan el control de Tumaco obligaron el desplazamiento forzado de alrededor de 150 personas.  La mayoría tuvo que cruzar la frontera hacia Ecuador para salvar su vida.  En Tumaco la gente ya está cansada de violencia y muchos buscan pasar la página, que no se les vea como un pueblo víctima sino un pueblo luchador. Un combo que se armó en la Fundación Afrocolombiana Casa Tumac se bautizó con nombre de comida (el Plu con Pla es plumada, un pescado, y plátano), y se estrenó con un EP titulado No más velorio.  Puro fuego gestado con ritmos del Pacífico como currulao, bunde, juga o levanta polvo, aliados con reggae, hip hop y electrónica. El grupo, en el sencillo que da título al trabajo, toma el coro de una canción tradicional que reza: “Quisiera, pero no puedo hacer mi casa en el aire, sin hacerle daño a nadie” y ligado al reggae, alza la voz para recalcar: “¡No queremos más velorio, no queremos más muertos!”.

El paro estudiantil nacional que afrontó el gobierno en los últimos meses del 2018, con la exigencia de más dinero para la financiación de la educación superior pública, que finalizó el 14 de diciembre también agitó artistas y logró que bandas y dj participaran en los plantones. Luego de dos meses de manifestaciones quedó un acuerdo con el movimiento estudiantil para aumentar el presupuesto en 4.5 billones de pesos entre 2019 y 2022.  Los estudiantes por su parte adaptaron canciones de reconocidas figuras. En un concierto callejero en el centro de Bogotá hicieron una versión sinfónica del tema El baile de los que sobran de la agrupación chilena Los Prisioneros, con un coro de más de 70 estudiantes. La presentación fue hecha con la intención de narrar la problemática de la educación y tratar de quitar la etiqueta de “tira piedras”, que muchos dieron a quienes marchaban. 

El Taki Taki de DJ Snake con Selena Gomez, Ozuna y Cardi B fue usado y rebautizado en redes como el Taki Taki #Porlaeducación, interpretado entre otros por Andrés Pabón y Lina Benavides. 

Desde mayo de 2018 empezaron las emergencias en Hidroituango, un proyecto hidroeléctrico ubicado sobre el río Cauca. Ahora reina la incertidumbre y preocupación a raíz del histórico bajo nivel al que llegó el caudal del río Cauca como consecuencia del cierre de una de las compuertas de este proyecto eléctrico, a cargo de Empresas Públicas de Medellín. Afectación a la fauna y flora, impacto socio ambiental, pérdida de empleos, disminución de la productividad, son algunos de los problemas que sufre por ello la región del bajo Cauca antioqueño. El miedo a que colapse Hidroituango tiene hundidos a los campesinos que se han desplazado a lugares aledaños. Con vallenato, el cantautor Diego Oliveros narra lo ocurrido y los temores en el disco La Avalancha: “Dios mío bendito y ahora qué vamos a hacer / con tanto miedo ya no podemos dormir / si suena un pito nos abrimo´ es a correr / el miedo es grande y nadie se quiere morir.”

El noticiero de años atrás y el de hoy parece que fuera el mismo: drogas, muertos, secuestrados, atentados, mutilados, desaparición de testigos, falsos positivos, casas de pique, fosas comunes, La Escombrera, Operación Orión, Jaime Garzón, el patrón de su finca, desaparición de testigos, carros bomba, el hambre en La Guajira, y políticos corruptos. Todo este cóctel está presente en la letra y video de la canción Niño Bomba de La Doble A de Medellín, con dos décadas de rock en su expediente.

Exponiendo que en el conflicto armado los grupos ilegales escogieron ríos para ocultar la evidencia de sus asesinatos y atemorizar a las comunidades, desde el Carmen de Viboral (Antioquia) la agrupación Vitam et Mortem, publicará este 2019 el disco El río de la muerte: puro metal corrosivo y un tráfico latente de ideas. Esta obra conceptual que busca narrar la historia de la violencia y el conflicto en Colombia desde la mirada de las víctimas, ofrece como anticipo el corte Los Cuerpos en el Río que, como cuentan los músicos, “es una simbiosis entre el río Magdalena en época de la violencia y el río Aqueronte de los griegos”. Afirman además que “el paso de los muertos al Hades también es el paso de los muertos sin nombre silenciados por los grupos armados y condenados a transitar el Magdalena”.

El power dúo Gil de Gils (el dúo del guitarrista y cantante Sebastián Villanueva, –Phonoclórica– y la baterista Camila Moreno –Odio a Botero, Papaya Republik–) puso a rodar en noviembre del 2018 un tributo a las víctimas. En el video citan las masacres que ha sufrido la nación desde 1958, los casos de violencia sexual, las víctimas de las minas anti persona, los falsos positivos, entre otros. “Mi tiempo terminó, todo fue una actuación, morimos sin razón, fue culpa del ‘dotor’. Nos usan sin piedad, la carne de cañón, y sus bolsillos ya, de muertos llenos son”, vociferan. 

 

SU MADRE PATRIA

Remontándonos a las Elecciones presidenciales del 2018 que determinaron el espectro político y social que hoy vive Colombia, muchos músicos comprometidos y dispuestos a poner de frente sus opiniones, salieron a la palestra. El santandereano Edson Velandia, siempre frentero y con enjundia social en sus canciones, desde su agrupación Cabuya o con Velandia y La Tigra, publicó Iván y sus Bang Bang, para los que “les gusta más la guerra que el pan”.  

En diciembre Velandia volvió a calar de forma profunda en la vena de muchos, desatando un contagioso torbellino en redes con un corte de navidad: Su Madre Patria. En él aparecen políticos y personajes nacionales, y habla de la problemática de la educación; del desfalco a la Refinería de Cartagena (Reficar) por el que la Fiscalía General imputó cargos a sus ex directivos; o de Odebrecht y el millonario y cada vez más macabro escándalo de corrupción de la constructora brasilera que habría pagado millonarios sobornos a sonados políticos nacionales a cambio de contratos de infraestructura en Colombia. “Dele coima al enemigo / cianuro dele al testigo / y dele cuota al paraco”, suena entre carranga la voz de Velandia, al lado de la cantante Adriana Lizcano quien además es defensora de derechos humanos, y una de las gestoras del Festival de La Tigra en Piedecuesta.

El resultado de la contienda electoral y terribles noticias como la compra de votos de personajes del partido del presidente Duque, o actos para la embolatar la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz), volvieron a despertar a Gil de Gils, quienes en su tema Idiosincrasia vociferaron: “nos seguimos lamentado del pasado en el presente”.

En Pereira, la Orquesta Son de Cuba, nueva sangre de la salsa, cantó en su álbum Asunto Social (2018) sobre la desigualdad, la desgracia, el delito y le apostó en sus letras al cambio de mentalidad para que la película sea diferente. La época de elecciones ilustra la carátula de su vinilo. Que la historia quede tatuada en la pista, se baile y se narre vía tornamesa.

Compadres Recerdos pusieron a tronar la canción Colombia, que anunciaron como Compadres Recerdos Feat. URIBESTIA 666 y El propio Mod, diciendo: “nueva canción interpretada por una constelación de invitados de primer nivel: Bad Porky, El Finao, Dos dedos y medio, Ardila el Líder, Sarmiento el Culo, Juanma el Santo, DJ Volvo, Garavito el Bambino, y LA URIBESTIA 666”. ¡Cuidado! Material inflamable.

La banda bogotana del “caribbean rock”, Los Pedros y el Llanero Bolchevique, pregona con guitarrazos y sabor en su disco Arrabalerian Vol. 1. En su canción Alvarito el Paraguayo le dieron el protagónico de su composición a un personaje de nombre Alvarito. En el video de la canción muestran una pantalla que dice “loading… selecciona your dictator” mientras Alvarito va acumulando puntos y calaveras. En el siguiente nivel se pueden escoger para el personaje “la bota para el paraguayo todo terreno, o la croc, suave calzado para discernir en el Senado”. Y al final el juego indica: “selecciona your marioneta, selecciona your chuzada”. ¿Quién ganará? ¿Alvarito será? Game Over.

“ES UNA COIMA, MARICA”

A comienzos de 2019 ciudadanos y grupos políticos protestaron contra el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, exigiendo la renuncia a su cargo por su presunta relación con el caso Odebrecht. La indignación de la gente tomó fuerza a partir de las revelaciones del fallecido Jorge Enrique Pizano, en las que se da a entender que el Fiscal sabía sobre irregularidades en las licitaciones de la Ruta del Sol II.  La información y los audios de conversaciones entre Pizano y Martínez que dio a conocer Noticias Uno se propagaron por las redes. En noviembre de 2018 el Fiscal fue citado a una plenaria en el Senado para rendir cuentas sobre los señalamientos en su contra: ocultar información sobre el caso Odebrecht. En esa ocasión, Martínez afirmó que solo hasta 2017 pudo estar seguro de que lo hallado por Pizano estaba relacionado con coimas pagadas por Odebrecht. Y aseguró que había una persecución en su contra y dijo que no renunciaría.  Las noticias sobre el caso siguieron, cada vez con hechos más escandalosos, tanto que suscitaron toda una manifestación ciudadana.

La agrupación Río Abajo hizo esta grabación punk guachafita y la puso a rodar en sus redes: Tumbemos al Fiscal.  

Sobre este escándalo hubo todo tipo de manifestaciones populares, entre ellas la de los humoristas Leo y Germán de Medellín, quienes acompañados de cuerdas usaron parte de los audios para sumarse a los hashtag de esos días, #RenuncieFiscal o #ChaoFiscal,  cantando: “es una coima marica”.  

APAGÓN CARIBEÑO

Las luminarias de la música tropical colombiana también protestan y con sabrosura cantan que la vaina está fregada. Aníbal Velásquez lo hace contra el servicio de Electricaribe (Empresa de distribución y comercialización de energía eléctrica del Caribe Colombiano) contando con acordeón, y a punta de vela porque se le va la luz a cada rato, que “andaba varado, le fiaron un bocachico que le salió bien caro. El pescado se le dañó por un apagón, lo tuvo que botar y le tocó almorzar, solo con un patacón”.  Una composición del investigador vallenato Julio Oñate.

#LaMúsicaNosUne