Se encuentra usted aquí

Latinoamérica canta: nueva música del continente

Hagámosle la venia a los lanzamientos en español que no dejan de sorprendernos.
Por
Redacción Shock

La escena latinoamericana está hirviendo y el resultado de eso son los nuevos y diversos álbumes que se vienen estrenando y ganándose la atención del público local y del otro lado del charco. Pongamosle play a estos estrenos que se mueven entre México, Venezuela, Puerto Rico, Chile con un bonus colombiano. ¡Salud! 

Por: Chucky García (CG), José Plata (JP)

“Que No” de Café Tacvba


Café Tacvba es como uno de esos malos choferes, que no usan las direccionales, que se cruzan de un carril a otro y son impredecibles porque nunca se sabe para dónde van a voltear en los próximos metros. Eso los hace aún más buenos y maravillosos. Los mexicanos vienen lanzando tema por tema de su nuevo álbum de estudio, a finales de enero presentaron un tema llamado “Futuro” y ahora estrenan “Que No”. A grandes rasgos, “Futuro” es como una cumbia futurista rebajada, y “Que No” es una balada con guitarra acústica y letra despechada. Luego se va transformando en otra canción, sin perder el hilo, hasta terminar siendo casi una rotunda celebración de la libertad. Más que nada del negarse a estar con alguien porque sí. Cosas y canciones que solo se permite una banda con una capacidad de composición única, que 25 años de carrera después sigue sorprendiendo y yendo hacia donde le place. (CG)
 

“Despierto” de Fernando Milagros (ft. Diamante Eléctrico)


La música del chileno Fernando Milagros evoca y confronta, tiene esa magia del folclor bastardo que es capaz de verse cara a cara con otros géneros como el rock y el pop y -sin dejar de pisar el suelo al que pertenece- medir sus fuerzas y hacernos ver que no todo está dicho en materia de música. Esta es sin duda una de las mejores canciones latinoamericanas que han salido este año, y Milagros lo logra en compañía de los colombianos Diamante Eléctrico. El clásico golpe de tambor de la música raizal se mezcla con la distorsión del rock, y a dos voces y un solo mensaje (el de alzar la voz) se hace sentir con la ayuda adicional de un videoclip que nos muestra una parte del mundo donde el mar se une con el desierto, donde el frío y el sol anidan al tiempo y águilas y perros corren de un mismo lado. Muy recomendada. (CG)

Arca: Arca


El venezolano Alejandro Ghersi se ha convertido en poco tiempo en una de las referencias claves en cuanto a sonoridades electrónicas y también posturas estéticas. Por un lado es conocido su trabajo como “beatmaker” para artistas como Kanye West, Kelela, Frank Ocean, y claro, la islandesa Björk. Justo el trabajo con ella le ha dado un respaldo que no se logra desde tan temprano. En esta tercera placa, Ghersi se muestra como uno de los creadores sonoros más intrigantes de la actualidad. Su propuesta electrónica tiene tanto de dramático como de íntimo. A través de sus trece piezas, tenemos un desafío musical que nos presenta a este artista como alguien que está haciendo de la música un camino de emociones y expresiones para todo un nuevo público. Una música que siendo electrónica, tiene un carácter orgánico especial: la sentida voz de Ghersi, que cante sobre el amor y las sensaciones actuales. Es también un nuevo comienzo para él, porque pasó de tener dos producciones en el sello Mute a formar parte de XL Recordings; la casa de Radiohead, M.I.A. Adele, Basement Jaxx y más artistas.(JP)
 

Residente: Residente


Quienes pensaron que este puertorriqueño se quedaría inmerso en un mundo de referencias al reguetón, no se dieron cuenta lo que lograría con su viaje humano y musical. Este primer disco recoge las experiencias que lo hicieron empaparse de Asia, África y América durante una travesía que realizó entre 2014 y 2015. Un disco que equivale a un recuento de sus experiencias con personas y músicos con los que se nutrió en estos lugares. Entre la diversidad y el deseo de dejar en claro sus posturas humanas y políticas, en las que hay espacio para la crítica, el amor y el humor, este disco tiene además un as bajo la manga: las colaboraciones. Residente, el que conocimos con Calle 13, acá es el visitante que lejos de tomar el asunto como el turista que toma selfis y fotos para subir a sus redes, tuvo que inmiscuirse para que esto saliera bien. Atención con las colaboraciones con músicos del Tíbet y la francesa Soko. (JP)


 

Publicidad