Se encuentra usted aquí

Malviaje de Bestiärio: 14 nuevos cañonazos de amor y odio

Un baile delicioso entre el punk y el folk.
Alejandro Gómez Niño
Alejandro Gómez Niño
Por
Johana Arroyave

Aplaudamos porque Bestiärio volvió a llenarnos los oídos de punk-folk y de frases para reflexionar nuestro mundo. Después de casi cinco años de carrera estos rolos siguen marcando historia. Ingresaron con fuerza a la escena punk con su primer disco Este infierno, presentándose como los irreverentes, mezclando folk y punk, usando instrumentos inusuales para su entorno: acordeón, mandolina, contrabajo, banjo y el washboard.

Por: Johana Arroyave @JohanaArroyave / Fotos: Alejandro Gómez Niño @Lupas91

Malviaje, el álbum con el que regresaron oficialmente, son 40 minutos de folk agresivo y visceral. Aunque los sonidos no cambian, ni experimentaron una mezcla nueva, este álbum reúne todo el trabajo que han hecho durante estos años. Los sonidos de cada instrumento se sienten más maduros y se nota que cada uno logró enamorarse y apropiarse de él. Las letras huyen del lugar común del punk para buscar críticas directas, con nombres propios. A excepción de sus entregas anteriores la sátira ya no es solo política, sino que se habla de relaciones personales, de la vida y de cómo actuamos en este mundo de interacción inmediata y efímera.  Los 35 mejores discos colombianos de 2018

Para lograr entender muy bien el momento en el que se encuentran y lo que significó este álbum para ellos nos sentamos a tener una de esas conversaciones trascendentales sobre conceptos, política y mucha música.

bestiario_-_shock_-_alejandro_gomez_4.jpg

bestiario_-_shock_-_alejandro_gomez_26.jpg

bestiario_-_shock_-_alejandro_gomez_30.jpg

bestiario_-_shock_-_alejandro_gomez_32.jpg

Hablemos del concepto de Malviaje

La distancia entre el mundo que llevamos en nuestros corazones y la realidad es muy grande. Estamos condenados a vivir así nuestros días; con la resaca permanente de un vacío que no se puede llenar. Ese, es nuestro Malviaje...

¿Cómo fue el proceso de creación?

Tardamos un poco más de 2 años componiendo las canciones. Lo hicimos en medio de nuestras giras al interior de Colombia, Ecuador y México. Posteriormente, a finales del 2017, nos encerramos en La Coneja Ciega (por invitación de las 1280 Almas) y sacamos adelante el proyecto.

¿Qué quisieron entregar al mundo con este disco?

14 nuevos cañonazos de amor y odio.

¿Qué ha sido lo más fácil y que fue lo más difícil de Malviaje?

No hay nada fácil en hacer contracultura en el tercer mundo.

¿Qué mensaje querían dejar con las letras?

Todas nuestras letras reflejan inconformidad con el entorno y muchas veces con nosotros mismos y nuestras actitudes repudiablemente “humanas”.

¿Cuál es la canción que más les gusta tocar (de Malviaje) y por qué?

Quizás Avispa/Oso, porque tiene una gran acogida del público. Heridas también nos gusta tocarla, es una canción que tiene mucha energía de por sí y nos obliga (con el mayor de los gustos) a entregarlo todo en esa canción.

¿Cómo escogieron los mensajes de cada canción?

Somos como una bestia de seis cabezas. Insistimos en lo que nos une y en todo aquello que nos hace gritar.

¿Cómo ha sido la convivencia entre ustedes los últimos años?

Somos asquerosamente humanos, al pasar tanto tiempo juntos, inevitablemente empezamos a odiarnos entre nosotros es apenas normal. Esas cosas pasan cuando vives malviajado… Pero al final siempre nos reímos de todo.

¿Qué ha sido lo más fácil y lo más difícil de la carrera con la banda?

Para nosotros no hay una “carrera” como tal, no estamos interesados en competir, tal vez contra el tiempo, no sabemos cuándo todo esto vaya a explotar. Simplemente somos almas libres y sencillas que sueñan con viajar y si nuestra música es el vehículo para hacerlo, bienvenido sea. Como lo dijimos arriba: no hay nada fácil en hacer contracultura.

¿Cómo ven la escena ahora?

¡Etérea! Hay personas creando bandas, proyectos musicales, sellos y colectivos. Hay iniciativas, pero cada día se reducen los espacios (salas culturales y de conciertos). Además, la industria cultural y el poder hacen de las suyas. Por eso la gente le está apostando al D.I.Y (Hazlo tú mismo) para gestionar sus propias alternativas. Falta articularnos y más bien ser movimiento

¿Cómo ven el momento actual de Colombia?

Hay que decirlo sin eufemismos: ¡mal!

  • Políticamente: le dijimos “no” a la paz, “sí” a la corrupción y elegimos “al que dijo Uribe”. Económicamente: somos el tercer país más desigual del mundo y la reforma tributaria del que dijo Uribe favorece la concentración de riqueza y a los grandes empresarios.
  • Socialmente: la reconciliación parece estar lejana, siguen matando líderes sociales.
  • Ambientalmente: el gobierno dio vía libre al fracking.  (La fracturación hidráulica, fractura hidráulica​ o estimulación hidráulica es una técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo)
  • Culturalmente: se premia el machismo y la misoginia condecorando a Maluma.

Así vemos Colombia: todo un despropósito. 

Si escribieran una canción sobre la situación actual colombiana ¿Cómo le pondrían?

Ya existe una canción sobre la situación actual colombiana y está en el Malviaje (2018), es el séptimo corte del LP, una mini carranga llamada Antipatria.

¿Cuál sería el line up del festival de sus vidas?

Days N' Daze, Blackbird Raum, We The Heathens y The Goddamn Gallows, referentes del Folk Punk.

Escojan 5 canciones que no pueden faltar en una playlist antitodo

1. Days N Daze - Little Blue Pills Pt. 2

2. Tragedy - The Ending Fight

3. Fugazi - I’m So Tired

4. Lupus - Crematorio

5. Leonardo Favio - Mi Tristeza Es Mía y Nada Más

Vea también: Odio a Botero: el regreso y la celebración del punk-no-tan-punk muy punk

Temas relacionados: