Se encuentra usted aquí

Maná celebra 20 años de ‘Rayando el Sol’

Una nueva versión de este himno del rock latinoamericano se refresca con la colaboración de Pablo Alborán.
Por
Redacción Shock

Además de ser uno de sus sencillos más exitosos, Rayando el sol también es el nombre de una gira que los tiene moviéndose por escenarios de Estados Unidos y México. Para ellos, esta canción es la más significativa en su carrera, fue la que los dio a conocer en muchas partes del mundo y la que hizo explotar el fenómeno llamado Maná.

Pero tal vez lo que nadie sabe es que esa canción salió en una noche entera de composición. Después de una reunión en una disquera donde les dijeron que no pasaría nada con su música, Fher y Alexb (tercos y con muchas ilusiones) llegaron a la casa de su amigo Jaime García de Alba, y entre cervezas y conversaciones acompañados solo por un bajo, guitarra acústica y caja de ritmos empezaron a improvisar. Fher se quedó toda la noche desarrollando una historia que tenía metida en la cabeza. 

En la mañana, ya tenía la letra y el título de la canción. Literalmente rayaba el sol, cuando Fher terminó de darle los últimos toques. Cuando despertó Alex se la presentó y oficialmente tenían una canción que en ese momento no imaginaron que les iba a traer el éxito y reconocimiento mundial.  Los mexicanos están celebrando un nuevo proyecto musical que los lleva por el mundo con versiones especiales de algunos de sus grandes éxitos. Para ellos es una sorpresa el hecho de que su música haya pasado por varias generaciones de padres a hijos.

Maná: Photo by Daniel Knighton/Getty Images // Archivo Shock

Piso 21, Monsieur Periné y Yatra homenajean a Maná en los Latin Grammy

Una gala especial para resaltar el legado musical de la banda mexicana

Pablo Alborán fue el primer artista que recibió a Maná, y, a diferencia de su composición, en esta cita tardaron dos días para tener lista esta versión especial de Rayando el sol. Sin duda las emociones de estos dos artistas se funden y le imprimen a este clásico un gran sentimiento.

El video fue grabado en Madrid donde se evidencian lugares icónicos de la ciudad española La Latina, el teatro El Principito, el bar Libertad 8, el restaurante Sobrino del botín, todo quedó documentado en un material que registró perfectamente el encuentro de dos generaciones de la música.