Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Natalia Lafourcade: metamorfosis de la emblemática cantautora mexicana

Empezó 'En el 2000' como una cantante rebelde que se quejaba de las actitudes bobas de la juventud del nuevo milenio, ahora es dueña de uno de los proyectos más respetados de la música latinoamericana.

Natalia-Lafourcade-Mexican-Icon.jpg
Natalia Lafourcade en los Premios ´Óscar luego de cantar 'Recuérdame'
// Foto de Matt Sayles para Getty Images

Muchas veces se discute sobre quién es la cantante más famosa de la historia reciente de México, una batalla en la que siempre se tiene en cuenta a Thalia o Paulina Rubio, pero basta con tomar un vistazo al impacto que Natalia Lafourcade y su arte han tenido en este siglo para saber que ese mérito se lo gana de lejos la veracruzana.

Para leer | ‘Miss Colombia’, la nueva declaración de Lido Pimienta a su país

Natalia es hija del músico académico chileno Gastón Lafourcade y de la pianista mexicana María del Carmen Silva. Desde pequeña estuvo rodeada de arte en su casa por lo que la inscribían en diferentes cursos para desarrollar sus habilidades.

Su primer acercamiento a la música como proyecto profesional la tuvo después de la secundaria cuando ingresó a la academia de música Fermatta. Allí compartió clases con Ximena Sariñana y también con Alonso Cortes, futuro bajista de su primera banda de pop.

El debut
Producida por Aureo Baqueiro, Natalia publicó su primer disco como solista bajo el sello Sony Music México. Este álbum tiene 12 canciones, todas escritas por ella, donde se muestra una visión adolescente, pero madura y crítica de las cosas que rodeaban a una mujer mexicana como ella.

El disco tuvo el apoyo el apoyo absoluto de su casa discográfica, principalmente cuando empezaron a ver que Lafourcade tenía una repercusión gigante entre la juventud centroamericana.

Publicidad

Gracias al sencillo En el 2000, estrenado en el año 2002, la artista se volvió un ícono naciente de la cultura pop. La canción se enfoca en criticar a una generación que gasta su energía en adorar íconos de la farándula para luego juzgar a los oprimidos.

Esa fue la canción que catapultó a una joven Lafourcade como un nuevo ícono pop, con una actitud rebelde y contestataria, pero que le competía fuerte a las divas y grupos top del momento.

El estilo de Natalia se acomodaba a lo que la radio latinoamericana estaba pidiendo, pero su forma de hacer música se iba más hacia lo alternativo que a lo mainstream. Luego de exprimir al máximo En El 2000, se convirtió en una figura que tenía la atención de las revistas y los programas de televisión. Fue en ese momento que decidió dejar de mostrarse como cantante solista para vender su proyecto como banda bajo el nombre Natalia y La Forquetina.

Ya como una banda presentan en 2005 el disco Casa, que tiene la mano y dirección musical de Emmanuel del Real de Café Tacvba. La banda anunció ese mismo año su separación, pero el álbum tuvo un impacto grande en la creación de una nueva rama del pop en México. Además, el proyecto ganó el Latin Grammy a Mejor Álbum de Rock.

Natalia ya era un ícono juvenil mexicano, pero su voz y estilo la llevaron a ser la líder de un sonido que conquistó a un nicho significativo de los amantes de la música alternativa. Ese boom ayudó a la consolidación de proyectos como Carla Morrison o Ximena Sariñana. Para ese tiempo la veracruzana compartió créditos con proyectos como Reik, Kalima, Control Machete o Liquits.

A lo largo de la década del 2000, Natalia le demostró a la industria que no era una niña caprichosa que cantaba bonito. Por el contrario, empezó a dar a conocer una parte más artística de su carrera embarcándose en proyectos donde brillaba su genialidad musical.

Publicidad

Inspirada en las estaciones climáticas, publicó un EP conceptual titulado Las 4 Estaciones Del Amor, un proyecto instrumental donde trabajó codo a codo con el productor Eduardo Bergallo y que cuenta con la colaboración de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Veracruz.

En 2008 sorprendió como uno de los músicos del Mtv Unplugged de Julieta Venegas. En ese proyecto hizo coros y tocó los instrumentos vibráfono, bajo, timple, serrucho, cavaquinho, glockenspiel y clavinet.

Con una relación laboral conocida, Natalia invitó a Venegas a ser parte de su tercer disco titulado Hu Hu Hu. Este proyecto tuvo dos caminos, el de promoción independiente y el de apoyo de la disquera. Al final del día, muestra una vez más la genialidad y evolución de Lafourcade que la ayudaban a consolidar su nombre en diferentes círculos artísticos de México.

Continuando con su aporte a un sonido alternativo, pero comercial del pop hispano, colaboró con varios proyectos a inicios de la década del 2010. Contigo de El Canto Del Loco, Quisiera Saber de Los Daniels, Pájaros de Barro de Manolo García, son algunas de las canciones en las que participó.

En octubre de 2010 se estrenó el EP Mientras tu dormías … de Carla Morrison, un proyecto discográfico producido por Natalia Lafourcade que, además, contiene una única colaboración entre las dos mexicanas titulada Pajarito del amor.

Desde 2012 se ha encargado de estudiar las raíces de la música mexicana. Ese año presentó con éxito varios boleros oaxaqueños en la Plaza de la Danza de esa ciudad mexicana, considerada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Publicidad

MUJER DIVINA
Para 2014 sorprendió con su primer disco homenaje, un proyecto en el que adaptó a su estilo 13 canciones de la leyenda Agustín Lara, conocido como El Flaco De Oro. Para esa época Natalia declaró que el escuchar a profundidad la obra del mexicano la hizo entender un nuevo significado como mujer.

El proyecto nombrado Mujer Bonita, apoyado por Sony Music y RCA Records, contó con la participación de varias estrellas de la música como León Larregui, Miguel Bosé, Vicentico, Jorge Drexler, entre otros. La ambición principal de la mexicana era que las nuevas generaciones entendieran la importancia de las composiciones de Lara para la cultura mexicana.

Hasta La Raíz
Luego del disco homenaje se puso como meta sacar a flote un álbum cantautor que reflejara fielmente su exploración musical y forma de composición. El disco Hasta La Raíz logró consolidar a Natalia como una cantautora de élite, además de una intérprete magistral.

La visceralidad de los temas deja ver a una artista desnuda y sensible que se apoya en el arte para sanar. El nombre del álbum es una invitación a sentirse orgulloso de las raíces que nos llevan a ser lo que somos como latinoamericanos, o en su caso como mexicanos.

El disco tuvo varios hits radiales como Lo que construimos o Nunca es suficiente, este último tiene una versión regional mexicana en la que colaboran Los Ángeles Azules.

Es uno de los proyectos femeninos más aclamados de la música en español y también de los más premiados. Ganó cuatro Latin Grammys y un Grammy Award.

Publicidad

Exploración Folclórica
Acompañada de Los Macorinos, colaboradores musicales de antaño que trabajaron para Chavela Vargas, presentó dos discos titulados Musas. En diferentes entrevistas declaró que era una evolución de Hasta La Raíz, disco que se enfoca en los orígenes de la música mexicana, pero que no tenía una exploración tan profunda en los sonidos del pasado.

Ambos proyectos son una declaración de amor a la música latinoamericana, que se alimenta de instrumentos que marcaron la historia del arte en el continente. El álbum tiene canciones inéditas, pero también hace reversiones de clásicos como el tema tradicional La Llorona.

Luego de que su entendimiento de las raíces de la música mexicana se hiciera popular, Disney la invitó a asesorar, componer e interpretar música de la película animada Coco en la que se homenajea la tradición mexicana del Día de los muertos.

Fue así como se convirtió en la primera cantante en cantar en español en los Premios Óscar. Allí interpretó Remember Me junto a Miguel.

Luego de un receso donde se alejó de los medios y las redes sociales, Natalia hizo público su deseo de ayudar a la reconstrucción del Centro De Documentación Del Son Jarocho,​ ubicado en la ciudad de Jáltipan de Morelos, Veracruz, el cual fue afectado luego del Terremoto de Puebla de 2017.

Inicialmente el proyecto era un concierto benéfico, pero después evolucionó en el disco Un Canto Por México. El álbum contó con la colaboración musical de Los Auténticos Decadentes, Leonel García, Jorge Drexler, Los Cojolites y Carlos Rivera.

Publicidad

Una Vida fue el sencillo principal, una composición de Lafourcade que celebra la vida, las enseñanzas del dolor y el amor por disfrutar el aquí y el ahora.

Con este proyecto Natalia hizo historia. Ganó cuatro Grammy Latinos y coronó la categoría Álbum del Año, convirtiéndose así en la tercera mujer en lograrlo. Además, en marzo de 2021 recibió el Grammy a Mejor Álbum de Música Regional Mexicana que la llevaron a ser la vocalista latina más condecorada por la academia que entrega esos galardones.

La evolución de Natalia Lafourcade nos lleva a darnos cuenta de la importancia de apostarle a lo tradicional, a explorar el pasado para alimentar el presente que eventualmente hará que en el futuro no se olvide las raíces de aquellas cosas que nos hace realmente únicos.

Para ver | GRAMMYs 2021: 11 músicos que han criticado fuertemente a la academia estadounidense

¡La música nos une!

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO