Se encuentra usted aquí

Nos fuimos al carajo con The Neighbourhood en Bogotá

¡Tremenda farra!
Katerin Fresneda
Katerin Fresneda
Por
Johana Arroyave

Alucinante, frenético y explosivo.  Bajo todo pronóstico The Neighbourhood elevó al nivel más alto el Royal Center de Bogotá y dejó completamente claro que no son la banda taciturna de la que muchos hablan. Mezclaron el poder de su nuevo álbum, el romanticismo de sus primeras canciones y el rock puro y duro con el que encontraron su camino musical.

O por lo menos así nos lo dejó claro Jesse Rutherford cuando nos habló de cerca sobre Hard To Imagine The Neighbourhood Ever Changing, su último álbum y nos explicó por qué ese lanzamiento les había marcado su futuro en la música y así lo demostraron en tarima. (Lea la entrevista completa aquí:  The Neighbourhood, la historia del álbum que los hizo madurar )

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_12.jpeg

No hubo tiempo para respirar, lo entregaron todo… sí, hasta la ropa. Las prendas del vocalista iban cayendo de a una a medida que las canciones pasaban.

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_25.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_4.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_7.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_9.jpeg

Los gritos se desataron cuando todos los asistentes se unieron en un solo coro cantando “Fuck you, anyway...”, mientras que Jesse se colgaba de un micrófono flotante y hacía su mejor performance de Spiderman.

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_3_0.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_12_0.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_23.jpeg

A pesar de los problemas de sonido en el lugar, de las veces que se fue el audio y solo quedó de fondo el redoblante de la batería, más la mirada irritable de Jesse Rutherford y su aleteo de manos hacía los técnicos pidiendo que solucionaran rápidamente todos los inconvenientes, el show de la banda fue impecable, los fans omitieron los errores del Royal Center y dejaron todo en la pista. Y aquí viene un jalón de orejas para los técnicos están viniendo artistas de niveles altísimos al país, shows que no creíamos que ibamos a ver "porque no había escena", todo está creciendo musicalmente a nuestro alrededor y nosotros nosestamos quedando años atrás en sonido para conciertos ¿hasta cuándo? 

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_10.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_21.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_14.jpeg

the_neighbourhood_-_shock_-_katerin_fresneda_33.jpeg

The Neighbourhood demostró su madurez musical, nos dejaron claro que la primera vez que vinieron al país solo fue una muestra gratis. Celebraron los casi 10 años que llevan como banda y aplaudieron hasta con pandereta el momento y los gritos de fondo. Sin lugar a dudas un show tremendo, de esos que uno no quiere que se acabe.

Pero no podemos terminar esta nota sin destacar el papel de Lika Nova, la banda de rock bogotana que abrió el show de The Neighbourhood y quienes hicieron a la perfección su papel de teloneros, se encargaron de encender al público, de ponerlos a bailar, a aplaudir, a gritar, de dejarlos listos para el acto principal. Una presentación bellísima que nos demuestra una vez más que el rock local está surgiendo fuerte, que le estamos parando bolas a nuestras bandas nacionales y que lo que se viene es poder. (recordemos que estos artistas son una de nuestras apuestas Shock 2019 y tenemos claro por qué)  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lika Nova (@likanovaoficial) on

Vea también: ¡Gimme the Power! El rock como resistencia en Latinoamérica

Temas relacionados: