Se encuentra usted aquí

.

Oh’Laville estrenó álbum en vivo de colección

‘Soles negros en vivo’ no solo tiene versiones especiales, sino una selección de lo mejor de su discografía.
Foto An Hueso Cortesía Oh'Laville
Foto An Hueso Cortesía Oh'Laville
Por
Redacción Shock

La banda bogotana aprovechó el cierre de su gira Soles negros para dejar registrado uno de los momentos más memorables de sus casi diez años de trayectoria. El 17 de julio presentaron la primera parte del álbum Soles negros en vivo, que tendrá dos entregas más. Son 19 tracks, hora y media de música y versiones especiales creadas especialmente para este show que presenciaron los capitalinos el 18 de diciembre del 2019 en el Teatro Libre de Chapinero.

Oh’Laville está conformada por Luis Lizarralde, Andrés Sierra, Andrés Toro, y Mateo Paris. Han publicado tres álbumes de estudio, Pedazos de Papel, Anaranjado y Soles Negros. Su paso por las tarimas de varios festivales ha comprobado su potente interpretación en el escenario. Hablamos con Andrés Toro acerca de este show de cierre en Bogotá y lo que implicó hacer un álbum en vivo.

¿Cómo planearon el cierre de la gira ‘Soles negros’?

Este show lo teníamos súper planillado desde 2018. Nos demoramos un resto para encontrar el lugar, queríamos un teatro, duramos varios meses hasta finales de 2018. En febrero de 2019 nos convencimos de que era el Teatro Libre, lo fuimos a visitar y nos encontramos con la historia y la magia del teatro y nos recibieron tan bien, que para ellos era igualmente importante que hiciéramos ese concierto ahí.

olv_teatro_libre_2020_an_hueso_6.jpgFoto An Hueso Cortesía Oh'Laville

¿Qué elementos hacen que sea un show diferente?

Nos imaginábamos cómo sería ese show, que tenía que tener, cuando fijamos el lugar, lo primero que hicimos fue construir el setlist. La mecánica de la gira se adapta a cada ciudad, se maneja la narrativa y la introducción parecida, pero el cierre en Bogotá es el final de todo el proceso entonces decidimos hacer un setlist más largo, donde recorrimos prácticamente toda la discografía.

¿Cuánto duró la preparación?

Empezamos los ensayos en mayo de 2019, casi todo un semestre. Los arreglos musicales, las partes instrumentales diferentes, la introducción con la voz de Alina era un tema especial y único. Fue una época dura, porque tuvimos muchos conciertos en el segundo semestre de ese año, estábamos en medio de la gira, entonces preparar el show y abrir espacio para el show de cierre fue difícil, avanzar en la parte técnica con el teatro, queríamos tener el crew completo, las luces y todo lo necesario para una puesta en escena super poderosa.

¿Cuántas canciones conforman este álbum?

Son 19 tracks, un par quedaron como tracks del disco, pero no son canciones, una es un pedazo musical del bajo al final del show y otro es una canción que terminó cantando el público y que va a salir en la parte dos del disco. Estábamos en un intermedio entre dos canciones, porque había un cambio de formato, en ese momento estábamos en pleno paro nacional, de hecho, el concierto inicialmente iba a ser en noviembre 27, pero ese día fue una fecha importante del paro, entonces lo movimos para diciembre y en medio de las canciones la gente empezó a cantar la arenga ¡Viva el paro nacional! y nos pareció lindo dejarlo como una canción del disco, eso fue bonito. Se llama Acapella. Escogimos las canciones más significativas de la banda tanto para nosotros como para el público.

¿Qué significa para ustedes hacer un álbum en vivo?

Siempre existe una inmersión de la banda en estudio y la banda en vivo, hemos sido conscientes de que en el momento que grabamos la música todavía están en una etapa de maduración, pero lo que pasa después de que una canción se publica hace parte de la historia de la canción, que se sigue construyendo en vivo y cuando una persona conoce a la banda en vivo, nos dice: yo los había escuchado en los discos, pero en vivo qué potencia. Yo creo que poder grabar unas canciones que ya fueron publicadas es registrar esa maduración de las canciones y esa emotividad de lo que pasa en vivo es super valioso. Aparte del hecho de que pensar en un concierto hoy en día es una locura, pero poder recordar la movida nocturna cuando salíamos a disfrutar, a uno le llena el corazón.

¿Qué lección han aprendido en esta pandemia?

Ha sido una montaña rusa para todo el mundo, sin lugar a dudas. El hecho de que todo esté inactivo nos pone a pensar si es el momento de sacar música nueva o simplemente ponernos fuertemente a componer, entrar a estudio y cuando se reactive todo, tener música para el próximo año.

¿Vamos a tener música nueva?

Oh’laville es una banda en vivo, una banda de ensayo y todo lo que ha pasado de ensamble pasa en el ensayadero. Hemos estado alejados de la tecnología en cuanto a la preproducción y composición, pero ahora sí tocó que cada uno armara su estudio con su micrófono, interfaz, computador. Empezar a trabajar la música, un poco más, entre comillas moderna, eso nos ha parecido buenísimo y teníamos claro que el sonido que venía de la banda iba a tener unos elementos más electrónicos o una búsqueda de textura con los sintetizadores y los teclados, salir un poco del esquema rocanrolero que ha caracterizado a Soles negros y Anaranjado. En este momento hemos escrito y montado nueve canciones super distintas, super frescas, y eso nos tiene emocionados.