Se encuentra usted aquí

.

One Hit Wonders: ¿Estamos ante el fin del fenómeno?

El fenómeno del "One Hit Wonder" fue exitoso en los 90. ¿Por qué no volvimos a saber de él?
YouTube - Captura de pantalla.
YouTube - Captura de pantalla.
Por
Redacción Shock

La expresión “One Hit Wonder” surge para referirse a esos artistas a los que solo “les pegó” una canción. Ganaron reconocimiento internacional con un sencillo exitoso, pero luego sus demás lanzamientos no logaron tener la misma popularidad, o desaparecieron totalmente de la escena musical.

Gran parte de los ejemplos que llegan a nuestra mente cuando escuchamos el término “One Hit Wonder” son de canciones pegajosas de los 80 y 90, como La Macarena, Tainted Love, Come on Eileen, Mambo No.5, Who Let The Dogs Out, entre muchas otras.

Si bien en el último siglo y en la última década han existido artistas que no han superado el reconocimiento de su sencillo más exitoso, el fenómeno de “One Hit Wonder” parece cada vez más obsoleto. De acuerdo con un estudio publicado en Priceconomics, entre 2005 y 2010, el número de canciones creadas por artistas que no volvieron al top 40 fue más bajo que nunca. 

El estudio lo atribuye a la confianza de la industria en los artistas de renombre. "Así como la industria cinematográfica se apoya en secuelas y reboots, la industria musical se esfuerza más en promover a artistas consagrados".

Esto implica que cada vez suenan menos canciones en radio, y que aquellas que sí lo hacen, son de figuras más reconocidas. Las canciones que sí suenan permanecen mucho más tiempo en las listas: por eso es que la canción promedio de Katy Perry permanece en los listados 3 veces más que la canción promedio de The Beatles. 

Los cambios de la industria musical en las últimas décadas han contribuido a la desaparición de los "One Hit Wonders". En los 80 y 90, los artistas tenían que esperar a ser descubiertos por las disqueras y eran ellas quienes controlaban cada uno de sus movimientos.

Muchos artistas no lograron que su carrera despegara, simplemente porque sus disqueras no quisieron hacer nada con ellos. Es el caso de la banda Splendora, responsable de You’re Standing on My Neck, famosa por convertirse en el intro de la serie Daria.

Hoy, los artistas ya no tienen que esperar a que una disquera los encuentre. Cualquier persona o banda puede publicar su música y darse a conocer a través de Internet. Igualmente, las redes sociales les permiten tener el control de su imagen, e igualmente, interactuar con sus fans y mantenerlos al día sobre sus lanzamientos.

Hoy, a un clic de distancia tenemos toda la información disponible sobre los artistas que nos gustan y qué están haciendo, algo que hace años no podíamos hacer con Las Ketchup o Chubawamba.

Trivia: ¿Qué tanto saben de "One Hit Wonders" de los 90?

Así como Internet y las redes sociales hicieron que los artistas pudieran retomar el control de su imagen, también les permitieron diversificar sus públicos. Una banda puede seguir haciendo música para un selecto grupo de fans, aun cuando no esté sonando en la radio comercial. Esto hace que la definición de One Hit Wonder se haga cada vez más subjetiva. 

Aunque es una buena noticia que los artistas tengan más control sobre su música y su imagen, es claro que el fenómeno también es una muestra de una industria musical cada vez menos arriesgada a las nuevas propuestas. Lo cierto es que aunque cada vez haya One Hit Wonders, los ochenteros y noventeros nunca dejarán nuestras playlists. 

 

Más contenido sobre: