Se encuentra usted aquí

Pandillas, traición y amenazas: el caso del rapero 6ix9ine, paso a paso

Acá detallamos el paso a paso del camino de 6ix9ine hasta sus declaraciones más recientes ante una corte federal.
Foto: Gettyimages
Foto: Gettyimages
Por
Redacción Shock

A la trama del caso del rapero neoyorkino de origen mexicano 6ix9ine se le suman cada vez más giros, acusaciones y crímenes. Su carrera, encumbrada por haber patentado una particular estética gansteril y colorida en sus canciones de rap oscuro, cercano al trap o al crunkcore, se vio interrumpida por uno de los juicios de los que más se habla por estos días en Estados Unidos.

Acá detallamos el paso a paso del camino de 6ix9ine hasta sus declaraciones más recientes ante una corte federal. La historia es tremenda película, como para leer comiendo crispetas. 

¿Quién es Tekashi 6ix9ine?

Su nombre real es Daniel Hernández. Nació y creció en la ciudad de Nueva York, en Brooklyn, pero su madre es mexicana y su padre era puertorriqueño. Tiene 23 años y, si bien hoy es más conocido en el mundo por su melena multicolor, sus tatuajes en la cara y sus líos judiciales, su carrera como rapero despegó en 2017 cuando lanzó uno de sus sencillos más populares, Gummo. Su estilo, por lo general, es el rap oscuro, crunkcore gansteril y lleno de gritos, aunque en Latinoamérica es más conocido por una canción en colaboración con el reggaetonero Anuel AA, Bebé.

En el videoclip de Gummo se anticipa todo lo que hoy está en juego en la corte: la pandilla, drogas, armas e instigación. Su más reciente disco, Dummy Boy, fue estrenado justo antes de ser llevado a prisión en 2018, e incluía colaboraciones con Kanye West y Nicki Minaj.

Los primeros líos judiciales

Hernández creció en los márgenes de la pobreza en Nueva York. No conoció a su padre biológico y su padrastro fue asesinado cuando él era niño. Desde muy joven se involucró con pandillas y se dedicó a vender drogas, pero su primer proceso judicial ocurrió en 2015, cuando se declaró culpable de abuso sexual. Según su testimonio, invitó a una niña de 13 años a una fiesta con un grupo de amigos para grabar unos videos. Luego apareció, junto a ella, sin ropa, en los videos distribuidos a través de internet.

Sin embargo, cuando ocurrieron los hechos el rapero también era menor de edad, por lo que fue juzgado como tal. Solo tuvo que pasar unos meses en la prisión y quedó en libertad condicional por cuatro años. Esa condición agravaría los cargos por los que fue detenido más adelante. 

Balaceras, pandillas y robos

En 2018, mientras 6ix9ine estaba con Kanye West en una mansión alquilada para grabar un video, se conoció un video en el que el equipo de seguridad del 6ix9ine intenta dispararle. Según contó después, descubrió que miembros de su equipo estaban robándolo y tenían planeado asesinarlo si no cumplía con las fechas siguientes de su gira. 6ix9ine cambió su equipo de seguridad y todo empezó a complicarse.

Es mismo año intentaron secuestrarlo, pero logró escapar. El video se filtró recientemente.

Nine Trey Gangsta Bloods

En noviembre de 2018 6ix9ine fue arrestado de nuevo con cargos más certeros. Según informó Pitchfork en su momento, una investigación de 5 años involucraba al rapero con una pandilla conocida como los Nine Trey Bloods.

Se acusó a 6ix9ine de estar involucrado en un robo a mano armada en abril de 2018. Cuando su crew atacó a un miembro de una pandilla rival a punta de pistola, el rapero presuntamente se sentó en un vehículo cercano y filmó todo el incidente. Además, los elementos robados aparecieron en su casa.

Su manager y otros dos miembros de su equipo artístico/pandilla, fueron procesados también por cargos similares, como posesión de armas y participación en tiroteos con pandillas rivales.

Tekashi el gangster contra su pandilla

En febrero de este año se supo que 6ix9ine aceptó ocho cargos y se ofreció a cooperar con el gobierno dándole información de su pandilla, los Nine Trey Gangsta Bloods.

Tekashi aceptó que ayudó a los miembros de la pandilla a matar a un rival para “mejorar su propia posición” y también admitió que “le pagó a una persona para dispararle a un miembro de una pandilla rival” para asustarlo, se trataba del rapero Chief Keef. Además, le dijo al juez que la pandilla se involucraba en “dispararle a la gente, robar a la gente y, a veces, el tráfico de drogas”.

De ese acuerdo de cooperación, se supo recientemente, fue obtenida la información para imputarle cargos a su manager, quien recibió una condena de 15 años. El rapero tuvo que ser trasladado a una prisión de máxima seguridad, alejado de los miembros de su pandilla y de las pandillas rivales. 

En las declaraciones llegó a mencionar, incluso, a la rapera Cardi B, a quien señaló como financiadora. 

La completa colaboración de Hernández con la ley, al parecer, le significaría una enorme reducción de su condena, que estaba prevista en 47 años. Por la información otorgada podría quedar en libertad en 2020. Pero el precio de su colaboración es que su seguridad, por lo menos en Nueva York, peligra por haber traicionado a su pandilla.

¿Cuál era el rol de 6ix9ine en la pandilla?

Según una de sus declaraciones más recientes, 6ix9ine era algo así como una inversión de los Nine Trey Gangsta Bloods. Su rol en la pandilla era hacer dinero y repartírselo entre los miembros del grupo.

También declaró que se unió a la pandilla “por estética”. Según contó a la corte quería que los miembros de Nine Trey aparecieran en Gummo y su carrera quedó en deuda con ellos.

¿En qué va el caso?

La decisión que tiene que tomar ahora 6ix9ine es si se acogerá o no al programa de protección de testigos. Si lo hace, deberá abandonar su nombre, su carrera y borrarse los tatuajes. De lo contrario, tendrá que costearse su seguridad y la de su familia.

Actualización

El juez del caso de Tekashi accedió a dictar su sentencia el 18 de diciembre de 2019. Aunque el rapero se enfrenta a más de 40 años de cárcel, lo más probable es que quede libre en 2020 por el acuerdo que hizo a cambio de información. Por lo pronto, mientras está recluido, se supo que firmó un contrato discográfico por 10 millones de dólares con la disquera 10K Projects. Se comprometió a grabar dos discos en inglés y uno en español. Además de hacer una gira por Estados Unidos. 

 

Más contenido sobre: