Se encuentra usted aquí

¡Paren todo! Primus tocará en Colombia

El ABC de una de las bandas de rock más innovadoras de la historia
Cortesía Flora Music
Cortesía Flora Music
Por
Álvaro Castellanos

Está confirmado. Primus, los autodenominados pioneros de la polka psicodélica, vienen a Bogotá el 22 de enero de 2019. Tocarán en el teatro Royal Center y acá le explicamos las razones por las que hay que ir a verlos. 

Por Álvaro Castellanos | @alvaro_caste

El Rock ‘n Roll que California le entregó al mundo en los noventas tiene una característica que sobresale: siempre, o casi siempre, fue difícil de clasificar. Primus, liderados por el prodigio del bajo Les Claypool, tal vez sea la banda más inclasificable de su tiempo, gracias a su paquete sonoro fusionado que sobresalió en la última década del siglo XX al juntar funk, rock alternativo, rock progresivo y metal, y que tal vez tuvo su máximo momento de difusión cuando fueron los elegidos para musicalizar la entrada de la serie South Park. Sin embargo, más allá de aportar la banda sonora de uno de los dibujos animados más trasgresores que existen, desde su surgimiento a mediados de los ochentas, Primus abarca un estilo tan indescifrable que llegó a volverse inconfundible, sobre todo por el protagonismo máximo del bajo de Claypool en el sonido de la banda. Bien podríamos decir que en Primus el bajo suplanta en importancia a la guitarra.

Nueve álbumes de estudio marcan la línea del tiempo de Primus. Del Freezer Fry de 1990 al Desaturating Seven de 2017, la banda (llamada “Primate” en sus orígenes) posicionó a comienzos de los noventas sus dos primeros éxitos radiales: John The Fisherman Too many puppies, que los impulsó a fichar por Interscope Records, una disquera popular de bandas alternativas y que con los años fue sacando a Primus de su origen underground. Ya con Interscope, en 1991 lanzaron un segundo trabajo llamado Sailing The Seas Of Cheese, con varios hits comerciales incluidos como Tommy The Cat Jerry Was a Race Car Driver, los cuales les sirvieron para entrar en la rotación de MTV. Con sólo dos discos encima, Primus ya estaba expandiendo las fronteras y posibilidades del Rock ‘N Roll, sólo que ellos probablemente no lo sabían.

La consolidación del sonido de bandas tan desafiantes en términos de expansión musical como Tool o Faith No More tienen mucho que ver con los precedentes musicales sentados por Primus. Las fusiones de metal que llegarían en años siguientes, directa o indirectamente, también tienen que ver con la banda de Les Claypool y Todd Huth, la otra pieza clave del grupo, que se hizo más popular al acompañar giras de grupos tan poderosos como Rush, U2, Public Enemy y Anthrax. Lollapalooza ‘93 y Woodstock ’94 lideran el recuerdo de festivales importantes con el nombre Primus en sus carteles, mientras la banda presentaba en sociedad su tercer disco, el Pork Soda: una producción, acaso más oscura y densa, que se apartó un poco de su sonido fundacional, pero que los llevó a ocupar el top-10 de las listas Billboard. DMV My Name is Mud sobresalieron en esta grabación exploratoria, casi siempre necesaria en el viaje de una banda que todavía no llega a su punto más alto.

Su puesta en escena colorida y su sonido diferencial los hicieron figurar en ámbitos más masivos, en shows de televisión como los de David Letterman y Conan O’Brien, y a imponerse sobre decenas de actos notorios del rock alternativo de la época.

Con su creatividad musical a tope, en 1995 Primus lanzó un cuarto álbum de estudio llamado Tales from the Puncbowl, que contiene la canción más popular en la historia de la banda. Wyanona’s Big Brown Beaver les dio fama internacional, un videoclip inolvidable de esos que definieron a los noventas (con su power-trio tocando en un establo disfrazados de vaqueros) y una nominación a los Premios Grammy. Sin embargo, también marcó la salida del baterista Tim Herb Alexander, quien luego volvería en 2013 para mantenerse hasta el presente.

Dos discos más llegarían para Primus en cuestión de cuatro años: el Brown Album de 1997 y el Antipop de 1999, célebre por las colaboraciones de Tom Morello de Rage Against the Machine, James Hetfield de Metallica, Jim Martin de Faith No More y Fred Durst de Limp Bizkit.

De repente, seis discos en una década iban a frenar en seco el prolífico camino musical de Primus. La banda se declaró on-hiatus durante tres años en los que se embarcaron en proyectos alternativos; y aunque volvieron a seguir activos a partir de 2003, tocando y reeditando material anterior, ocho años más los separarían del lanzamiento de su séptimo trabajo oficial: el Green Naugahyde de 2011. Elevados al estatus de banda de culto, Primus prevaleció sobre el posicionamiento de nuevas tendencias del rock y siguió vigente con una chapa superior a la de otros actos que apenas suenan nostálgicos al volverlos a oír en la actualidad.

Con el regreso de Herb Alexander a las baquetas, la banda se embarcó en la adaptación del soundtrack de la película Willy Wonka y la fábrica de chocolates (1971), la favorita de Claypool junto con Tiburón de Spielberg, y que terminaría convirtiéndose en su octavo álbum oficial, divulgado en 2014 bajo el nombre Primus & the Chocolate Factory with the Fungi Ensemble. El disco tuvo tracks salientes como Candy Man Pure Imagination; y alcanzó la cuarta posición en los charts rock de Billboard de 2014.

En 2017, Primus ratificó su vigencia al lanzar una novena grabación de estudio: The Desaturating Seven, con un arte y música inspirados en el oscuro libro infantil de los años setenta The Rainbow Goblins. 

Su más reciente disco los llevó por un tour en EE.UU. con acompañantes del nivel de Mastodon. Para Primus, 2018 ha sido tan frenético como la forma en que recibieron el año: tocando Holiday in Cambodia con Danny Carey de Tool.

Siendo una de esas bandas que, por asuntos de escena y paso del tiempo nunca pensamos que veríamos en Colombia, la visita de Les Claypool y Primus en nuestro país termina siendo mucho más que una grata sorpresa por todo lo que representa ver en vivo a una de las bandas más creativas, teatrales y revolucionarias que los retorcidos dioses del Rock ‘N Roll moderno nos han brindado.

 

 

 

Temas relacionados: