Se encuentra usted aquí

Atom, el padrino de la electrónica, llega a Colombia

Atom™ echa abajo las paredes de la electrónica y sobre las ruinas construye su propio concepto de lo pop.
Foto - Revista Shock
Foto - Revista Shock
Por
Chucky García

Afincado en Chile y alemán de origen, Atom es el músico de avanzada más completo del continente. Aunque su obra se mueve en distintas direcciones, no hay lugar para una opinión dividida sobre sus alcances: su pop en HD hace que la electrónica deje de ser un ponqué y se convierta, de nuevo, en algo desafiante. En cuanto a fondo y forma, un disco brillante, con canciones para enmarcar como Empty y Stop (Imperialist Pop), robóticas y poderosas diatribas contra las maquinarias de la industria del entretenimiento.

Por: @chuckygarcia

Su álbum número 210 acaba de salir, se llama Wagner - Zwei Abhandlungen y es un vinilo (de descarga gratuita en Bandcamp) donde celebra, junto a Jacek Sienkiewicz (un productor y figura proveniente de la escena musical electrónica de Europa Oriental de los años noventa), los 200 años del nacimiento del extraordinario compositor Richard Wagner. Atom, cuyo nombre es Uwe Schmidt) tiene una trayectoria tan disciplinada como cambiante, tan emocional como científica, tan experimental como concreta; al punto que sumando su intelecto, listado de proyectos, los sellos con los que ha trabajado y las participaciones en muestras internacionales de música de avanzada hacen de él un referente incuestionable y único.

El festival Sónar de Barcelona lo incluyó en el cartel de lujo de su reciente vigésima edición (junto a Kraftwerk, Pet Shop Boys, Skrillex, Bat For Lashes, Nicolas Jaar y Sébastien Tellier, entre otros), y en mayo Chanel usó una de las composiciones de uno de sus proyectos, Los Sampler’s, en el desfile de lanzamiento de colección en Singapur. Atom es el humano detrás de los maquinales mambos de Los Sampler’s que el mundo de la moda ahora baila, pero sobretodo de Señor Coconut y Su Conjunto: un proyecto que a partir del año 2000 fue sensación con el disco El baile alemán y que convirtió las canciones más famosas de Kraftwerk (una de las propuestas vanguardistas y electrónicas más influyentes de los últimos 50 años) en merengues, cumbias y danzones.

Schmidt (oriundo de Frankfurt), conserva en su casa en Santiago de Chile uno de los órganos Korg que hicieron parte de los famosos estudios Kling Klang de sus paisanos Kraftwerk en Düsseldorf, Alemania. En el 2012 pasó por Colombia como Atom en el Festival Centro y luego con Surtek Collective en Rock al Parque. Dos caras distintas de una misma moneda que gira más rápido que las etiquetas. “Prefiero ponerme mi propia clasificación”, dice Atom, “porque me gusta la idea de que el ser humano se puede liberar de eso y transformarse en un ser libre de verdad. Aunque todos estos vínculos (con Alemania tanto como con Chile y Latinoamérica) existen, debo confesar que el único camino que persigo es dejar todo esto atrás, de alguna manera. Me gusta la idea de ser un extraterrestre, de no ser parte de este mundo; ser alguien que absorbe, digiere y expulsa información”. Y lo ha conseguido. Su álbum de larga duración de 2013, HD, toca territorios, culturas y códigos específicos, y a la vez es inconforme con los contenidos a los que estamos acostumbrados dentro de lo que se considera “electrónica”.“Por muchos años la definición ‘música electrónica’ no me gustó mucho y preferí no usarla”, agrega. De julio a noviembre girará por España, Estados Unidos, Francia, Japón, Rusia y más.

“Durante los años noventa y la primera década del 2000 la música electrónica se transformó en algo muy aburrido, pretencioso y un poco patético, pero en los últimos años pasaron cosas que me hicieron volver a enamorarme de su concepto inicial: ser ‘original’ (en el sentido de que no ‘emula’) y estar hecho de electricidad. Se puede liberar la música electrónica de este vestido rosado que le han puesto y seguir con su verdadero desarrollo. Me gusta la idea del restart y quiero que HD sea parte del inicio de algo nuevo”.

¿Cómo llegó la canción Mambo brillante al desfile de Chanel?

¡La verdad es que no sé! Hace muchos años, la tienda Colette en París hizo una compilación en CD cuya selección la hizo Karl Lagerfeld. Licenciaron un tema de Señor Coconut para esta compilación y creo que ese fue el vínculo que conectó mi música al mundo Chanel. En el Sónar compartió cartel con Kraftwerk y su show en 3D.

¿Cómo los ve?

Me da un poco de pena lo que están haciendo ahora. No me gusta mucho su reinterpretación de su propia obra y su idea de hacerla sonar más “moderna”. Es un error grave rebajar su música al nivel de lo contemporáneo: este plan de “enchular” su historia es penoso. Prefiero las versiones originales, que son menos asépticas.

¿Habló con ellos?

No. De hecho, ni fui a ver su concierto porque el 3D me da dolor de cabeza.

Si quiere ver el lugar y la hora donde este artista estará en Bogotá, ingrese aquí.