Se encuentra usted aquí

Rage Against the Machine ¿Por qué es tan importante?

Pocas bandas son tan relevantes para la música.
Kevin Winter // Getty Images
Kevin Winter // Getty Images
Por
Redacción Shock

Después de muchos años de especulación, Rage Against the Machine (RATM) por fin confirmó que tendrá una reunión y parece que la cita será en Coachella 2020. La noticia generó revuelo en redes: era el momento que miles de fans estaban esperando. RATM es una de las bandas más importantes de los 90, vendió más de 16 millones de discos en el mundo y ganó 2 Premios Grammy y 6 nominaciones. Pero su importancia va mucho más allá. ¿Por qué es tan importante su reunión? ¿Por qué Rage Against the Machine fue tan determinante? Aquí las razones por las que Zack de la Rocha y su parche cambiaron para siempre la historia del rock. 

Su fusión de géneros

Formada en 1991, RATM se destacó por su unión de rock con rap, algo que no era muy común en ese momento. Aunque lo vimos en los 80 con RUN DMC y Aerosmith, no pasaba mucho en la (hasta entonces) inesperada mezcla de ambos géneros. Esto hasta que llegó RATM, que, gracias al poder de la guitarra de Tom Morello y el talento de Zack de la Rocha para rapear y componer, creó una mezcla explosiva que gustó a fans de todo el mundo. La influencia de RATM se replicó durante varios años después en lo que se llamó el nu metal, representado en bandas como Korn y Limp Bizkit. 

Su mensaje

A comienzos de los 90, la llamada Generación X fue estigmatizada: se les consideraba apáticos, cínicos y egocéntricos. RATM le dio una bofetada a eso, con letras que invitaban a no quedarse callado, y cuestionar el abuso de autoridad, la injusticia social y las políticas externas de Estados Unidos. En un momento en el que reinaba el introspectivo grunge, RATM demostró que la música puede ser un gran acto político y que su generación estaba lista para hacerse escuchar y luchar contra todo lo que estaba (o está) mal. 

Rage Against the Machine q

La rebeldía no se acaba, solo se transforma: 25 años de RATM

En 1992, en plena ola del llamado Rock Alternativo, el mundo recibió un disco que definitivamente dejó una huella única en el espectro musical.

Su activismo

El compromiso político de RATM no se evidenciaba solamente en sus canciones. Fuera de los escenarios, los integrantes de la banda se convirtieron en símbolos de varias causas. Todo el grupo, en especial Zach de la Rocha, apoyó al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que surgió en los 90 a favor de los derechos de las comunidades indígenas en México.

En 1997, la banda organizó el concierto Radio Free L.A, con presentaciones de ellos mismos, Beck, Cypress Hill y Flea. Entre los shows había entrevistas con personajes como Michael Moore, Noam Chomsky y el Subcomandante Marcos. El evento fue una respuesta a la reelección de Clinton en 1996.

“Estas elecciones tuvieron una de las menores asistencias de votantes en la historia del país, luego de que muchos estadounidenses descubrieron que el gobierno no estaba en sus manos, sino en las de los grandes negocios. Radio Free L.A ofreció un punto de encuentro musical y político para la mayoría de estadounidenses, especialmente la gente joven, que correctamente se sintieron excluidos del proceso democrático”, escribió en aquel momento la banda en su página web.

Tal vez uno de sus statements más recordados fue en 2000, cuando la banda grabó su video Sleep Now in The Fire en plena entrada de la Bolsa de Valores de Nueva York. Sus integrantes posteriormente intentaron ingresar por la fuerza a manera de protesta por el depredador sistema económico estadounidense. 

Sus letras siguen vigentes porque esas problemáticas que ellos mismos denunciaron siguen afectando a miles de personas. Seguimos siendo víctimas del abuso policial, del implacable capitalismo y de la voluntad de las grandes corporaciones. El mundo les dio la razón (incluso predijeron la presidencia de Donald Trump) y por eso sus canciones siguen siendo certeras.  

 

Más contenido sobre: