Se encuentra usted aquí

Ramona, sonidos románticos, psicodélicos y pegajosos. De México para el mundo

Pop-rock a lo siglo XXI
Ramona, cortesía @ramonaoficial - Foto por Bryan Ruelas
Ramona, cortesía @ramonaoficial - Foto por Bryan Ruelas
Por
Redacción Shock

Si se trata de sentir la música, las canciones de Ramona son el arma perfecta. Un pop-rock compuesto por sintetizadores, cajas de ritmo, guitarras suaves y una voz que baila en medio de voces dulces, coros volátiles, melodías psicodélicas y un poco de folk, sonidos que lo pueden elevar y hacer llegar a un estado de clímax perfecto. Sus letras le hablan al amor, a la conquista y por supuesto a la tusa.

Son oriundos de Tijuana, están juntos desde el 2012 y crearon su propia familia musical conformada por  Jesús Guerrero (voz, guitarra, trompeta, sintetizador), Joel Dennis (guitarra), Omar Córdoba (batería y percusiones) y Edgar Moreno (bajo). Hace poco dejaron su casa y volaron hasta Ciudad de México para terminar de cumplir el sueño de ser músicos, una decisión que los ha llevado a recorrer gran parte de México, abrirle y compartir tarima con músicos de la talla de Natalia Lafourcade, Hello Seahorse, Enjambre, Kinky, Unknown Mortal Orchestra y Blonde Redhead y seguir llevando sus letras a lugares como Argentina y Canadá.


Ya tienen dos discos editados, La segunda luz del día en 2015, Cérès, en octubre del 2017 y ahora aprovechan el 2019 para lanzar su nuevo proyecto, Desenfoqué. Un sencillo que en realidad es una apología a la belleza femenina con una letra inspirada en ese justo momento en el que te estás enamorando a primera vista.


“Es una letra muy especial porque nos lleva a ese instante en el que conoces a una persona que te atrae y roba toda tu atención, ese momento en el que tu mente se desplaza a otra dimensión y empiezas a fantasear, pero realmente no ha pasado nada y tal vez no pase…” Jesús Guerrero


Desenfoqué es el primer tema totalmente producido por la banda; la grabación y mezcla estuvieron a cargo del baterista Omar Córdoba y la masterización por Mike Nolte. Pero tal vez lo más valioso es que este producto musical vino a cortar con la intranquilidad de Jesús, pues desde la composición hasta el desarrollo de este tema lo obligaron a ser paciente y dejar que las cosas fluyeran.


“Yo siempre quiero que las cosas salgan a la perfección, estoy muy al tanto de cada cosa, con esta canción solo deje que todo se diera, me tranquilicé. Además la compuse a las 4 de la mañana, tocando la guitarra con volumen bajo, sin presiones, todo fue muy íntimo. Creo que componer de esa manera hizo que la canción tenga un toque sigilosamente misterioso”. Jesús Guerrero


Luego de hacer la melodía y presentarla a la banda Omar, el baterista se encargó de darle el ritmo con la batería, Edgar las líneas de bajo y por último el trabajo de los sintetizadores y camas de sonido lo tuvo Sergio.
“Se nos ocurrió que la canción también tuviera un momento más psicodélico que son los solos de guitarra, la primera parte la grabé yo y la segunda parte la grabó Guicho, después finalizamos con la interpretación de la voz, queríamos crear una sensación como si te estuvieran cantando al oído”. Jesús

Aunque odian etiquetar su música y decir que tienen un sonido determinado o una fórmula para sus creaciones, tienen claro que cada día aprenden algo más y están experimentando para pulir la manera en la que suenan como banda. La salida de este sencillo viene de la mano un videoclip musical y de la firma con AMUSE, su nuevo sello del país nórdico Suecia, con el que actualmente se preparan para lanzar 2 temas durante el último trimestre del año.

Más contenido sobre: